puglia

Por el Cr. Ricardo Puglia

Dentro de pocos días comenzará el segundo año del mandato del presidente Vázquez. Su antecesor fue un cabal ejemplo de como el anarquismo socialista y marxista a que pertenecen ambos puede destruir un país que recibió recursos públicos como nunca en la historia y fueron pésimamente gastados e invertidos algunos.

Si contabilizamos los resultados obtenidos por esta fauna marxista sólo obtenemos pérdidas para todos los uruguayos que estamos pagando con más impuestos, mayores tarifas públicas, más inflación, mayor desempleo, mayor endeudamiento interno y externo, mayor carga de intereses, menos exportaciones, menos educación, menos seguridad, menos salud, menos inversión, la fiesta de estas facciones perimidas reunidas bajo el lema Frente Amplio (FA).

Como somos demócratas y respetuosos de nuestra Constitución y leyes debemos esperar al próximo acto eleccionario para cambiar nuestra suerte, que por cierto llevará varias generaciones para alcanzar ciertamente un país de primera de verdad.

El Ancapgate con pérdidas acumuladas por más de 800 millones de dólares es un gran buraco para los uruguayos, sin responsables políticos, penales y civiles a la vista. El Sr. Sendic viaja a los países que piensan en forma totalitaria, sea Cuba (oráculo de Delfos), sea Venezuela, sea Irán para recibir instrucciones de cómo gobernar perpetuamente.

El Directorio que presidió quebró a una empresa monopólica del Estado; Pluna fue quebrada por las decisiones del gobierno de Vázquez en el primer período, tomadas como peludo de regalo por su sucesor, quienes con su socio estratégico López Mena armaron el teatro de un remate público que hasta el escribano actuante terminó procesado y ratificado por la Suprema Corte de Justicia. Sin embargo, las autoridades de Pluna Ente salieron impunes con otra pérdida para los uruguayos de más de 500 millones de dólares.

Las fabulosas pérdidas del Banco Central (BCU) por aplicación de una maléfica política monetaria y una defensa de la moneda uruguaya que cada día pierde más su valor por la propia inflación pública a que nos someten para pagar sus fantasías, se agrega como una perla más al irracional mundo socialista donde el Estado todo lo puede siempre que el rebaño continúe pagando más impuestos.

La aventura de las exportaciones a Venezuela, impagas por cierto, son una mezcla de manija oficial para vender y de una imprevisión crediticia de los exportadores que ahora, Juan Pueblo a través del Banco República financiará a tasa cero para evitar la quiebra de alguna de ellas. Ya con Fripur, la construcción de las Torres en el Buceo y tantos otros pufos en los activos del BROU, veremos no muy lejano en el tiempo que habrá que hacer un nuevo fideicomiso de la cartera incobrable no siendo nadie responsable.

Y así es el mundo socialista administrado por el genio astorista y su equipo, a pura pérdidas. AFE, Asse, Casinos, Déficit Fiscal, Correos, OSE, Alur, Agolán, y probablemente la cooperativa Alas Uruguay quien junto a otras entraron en el mundo del Fondes. Y como dice el tango, “dale que va, dale que va, haya en el horno nos vamos encontrar”.

Los trabajadores tendrán un año muy difícil, veremos una ola de conflictos que no le dará paz al presidente para pescar a pesar de integrar su gobierno a través del Pit-Cnt. Hasta los planes de vivienda de estos han caído sobre un manto de pérdidas y perjuicios y una presunción de delitos. Pero estos, al decir del Senador Agazzi no son ilicitudes, gente honesta!!!

El productor agropecuario está despertando por sus mayores costos y la falta de rentabilidad con paros que en otros tiempos no efectuaba. La credibilidad que es muy costosa ganarla se está perdiendo por un manejo inapropiado de toda la mala gestión pública. La poca industria que nos queda también sufre la falta de apoyo gubernamental que unida a una baja pronunciada del comercio y servicios pronto se unirán en una cadena de protestas. De exportaciones no hablamos, siguen pensando si el tratado del Pacífico es bueno o no, del TLC con EEUU ni pensar.

Los socios políticos del socialismo latinoamericano por su ineficacia, corrupción y falta de apoyo a sus pueblos van cayendo de a uno y se esperan más.

Contenido publicitario