Cargando...
Usted está acá:  Inicio  >  Locales  >  Articulo actual

Café y gatos al final de Gorlero

Por:   /  14 febrero, 2018  /  Sin comentarios

    Imprimir       Email

 

Adriana Olaza es la dueña y creadora del primer Art Cat Café del país que se instaló hace poco tiempo en la Avenida Gorlero 535. Después de un tiempo de tener la idea en la cabeza, ayudando como hogar transitorio y en la búsqueda de hogares para animales en situación de calle, Adriana decidió comenzar este emprendimiento junto a su pareja empujada por su amor a los animales, ‘’es la forma de nosotros sentir satisfacción ayudando a los animales.’’
Ubicado en una vieja galería de arte, el Art Cat Café nuclea gastronomía, pinturas, conciencia animal y adopción responsable. Una puerta de vidrio que deja ver a los felinos separa a la cafetería en dos. En la entrada, distintas obras de arte, que están a la venta, se exhiben cerca de las mesas.‘’Tenemos este espacio de cafetería porque hay gente que admira lo que hacemos pero no le gusta compartir con los gatos, aquí pueden comer algo y ver los cuadros’’. Detrás de la gran puerta de vidrio un espacio más amplio le da la bienvenida a aquellos que quieran compartir con los amigos gatunos. Cada cliente tiene un tiempo estimado de entre 15 y 30 minutos para estar con los gatos, pues el movimiento constante de gente puede resultarles extraño o estresante. La capacidad máxima de gatos en la cafetería es de 12.

Reglas gatunas
La entrada al espacio donde están los felinos se hace únicamente con consumición y tiene un reglamento que los locales llaman ‘’Reglas Gatunas’’. Usar alcohol en gel antes de entrar y al salir. Mantener la puerta siempre cerrada. Tratar a los felinos delicadamente sin tirarles de la cola ni acariciando su panza. No alimentar a los gatos. Sacar fotos sin flash. No molestar a los gatos mientras duermen. Mantener la limpieza del lugar y no hacer ruidos fuertes que puedan perturbar a los gatos.
Además, es imprescindible que los niños entren con un adulto responsable y está prohibido que los pequeños levanten o persigan a los felinos, por la seguridad de ambos.
Adriana comenta que es importante respetar las reglas del lugar por la salud de los gatos. ‘’Ellos ven muchas personas al día y se estresan, y cuando el gato se estresa se enferma. Esta es su casa transitoriamente y es importante que se les respeten sus espacios.’’
Todos los gatos residentes en el lugar tienen tratamiento veterinario. Antes del ingreso a la cafetería todos pasan por una cuarentena y una serie de estudios.
En un espacio sobre la cafetería se encuentran aquellos gatos en cuarentena, aquellos que están por parir o son recien nacidos o los recien llegados al lugar, allí una veterinaria se encarga de hacer exámenes de vih y leucemia, desparasitar, castrar y ver el estado anímico de los animales. Si los exámenes de vih y leucemia dan negativo, los gatos pueden entrar a la cafetería y compartir el espacio con los clientes y demás gatos, si los exámenes dan positivos se busca un hogar de adopción que no tenga animales y pueda acoger a ese gato.

Conciencia animal y adopción responsable
El Art Cat Café trabaja en conjunto con organizaciones protectoras de los animales como son Buraqueras (Montevideo) y Por los animales (Maldonado). Todos los meses una cantidad de dinero de las ventas de la cafetería es destinado a la ayuda de estas organizaciones, de donde vienen mayoritariamente los gatos que pasan por el café.
Los gatos que se encuentran en la cafetería pueden ser adoptados, para eso es necesario que los interesados llenen un formulario de adopción con sus datos personales. Ese formulario, que se puede encontrar en la pestaña ‘’contactenos’’ del Facebook del lugar, es extenso y requiere información personal de los futuros adoptantes. La información requerida ayudará a futuro a realizar el seguimiento de todos los gatos dados en adopción. ‘’Es parte del acuerdo que los gatos sean animales indoors, además si son menores de tres meses deben ser vacunados y castrados. Hacemos un seguimiento inicial pidiendo fotos del animal y luego pedimos el carnet médico. Si no se cumplen las normas para que la adopción se realice responsablemente el gato debe volver a la cafetería.’’
Actualmente hay en el Art Cat Café aproximadamente 25 gatos, 11 de ellos se encuentran en la cafetería y rotan su estadía con los demás. El espacio gatuno cuenta con camas, juguetes, y lugares aptos para que los felinos se sientan a gusto ya sea acompañados o solos. La limpieza del espacio animal se mantiene fumigando una vez a la semana la alfombra y limpiando siempre las mesas con productos desinfectantes.
Por las noches los únicos que duermen en la cafetería son los gatos pequeños, los adultos duermen en la zona veterinaria junto con los demás.

En busca de una cultura de adopción y tenencia responsable de los animales Adriana comenta que funcionan como nexo entre aquellas personas que quieren adoptar y organizaciones que tienen gatos necesitados de un hogar, ‘’muchas veces vienen turistas, de Montevideo o de otros lados y quieren adoptar, nosotros les pedimos la zona en la que viven y buscamos organizaciones que estén cerca. Muchas veces hacemos excepciones si vemos que alguien se encariña con un mismo animal, pero impulsamos que la gente adopte en su ciudad porque queremos que no solo ayuden acá sino que se pueda hacer en otros lados también”.

Foto: Facebook Art Cat Café

    Imprimir       Email

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *