Cargando...
Usted está acá:  Inicio  >  Locales  >  Articulo actual

En el gobierno de Antía la primera víctima “es la transparencia”, aseguró legislador del FA

Por:   /  11 abril, 2018  /  Sin comentarios

    Imprimir       Email

 

Hablando este martes en la sesión de la Junta Departamental “acerca de ese asunto de la transparencia de la gestión pública”, el edil frenteamplista Fermín de los Santos aseguró que la gestión de la Intendencia de Maldonado carece de cristalinidad. A su juicio, la administración Antía ha obrado de manera absolutamente inéditas hasta el presente y siempre ha dejado en evidencia su escasa propensión a difundir sus decisiones. “Hay una frase muy conocida que dice que en la guerra la primera víctima es la verdad. Y parafraseando dicha frase, que sin duda es cierta, podemos decir sin temor a equivocarnos, que con la llegada del Partido Nacional y el Ingeniero Antía al gobierno departamental de Maldonado, la primer víctima es la transparencia. Y que cuando decíamos allá por mayo del 2015 que si ganaba el Ing Antía estaríamos ante una emergencia moral y ética, tampoco nos equivocábamos. Lamentablemente no nos equivocamos”, señaló.
“Quienes están acá, quienes están escuchando estas palabras, quienes nos han escuchado en otros momentos, saben que si hay algo que no hacemos es mentir. Podrá compartirse o no lo que decimos. Pero nada es mentira. El intendente de Maldonado inició su gobierno dispuesto a cerrar su gestión a cal y canto. Para eso designó a la Dra Adriana Graziuso al frente de la Dirección Gral de Asuntos Legales quien tendría a su cargo la elaboración de las teorías jurídicas más disparatadas que se han leído en años.
En la misma línea, la mayoría del Partido Nacional de esta Junta estuvo de acuerdo y votó en consecuencia, para que buena parte de las decisiones del Intendente no pasen por este cuerpo y sean resorte solo del Ing Antia”, afimó.

Designación directa
Según de los Santos, “el Partido Nacional, con sus votos, determinó que esta Junta resignara parte de sus potestades y aprobó que el intendente pueda designar personal directamente y en claro favor de sus adeptos y seguidores, por fuera de los cargos de confianza que sí, legítimamente, puede designar. El Partido Nacional, con sus votos, determinó que esta Junta resignara parte es sus potestades constitucionales y legales cuando le autorizó al intendente a tomar decisiones no habilitadas por la Constitución y la Ley, todo lo que fue observado por el Tribunal de Cuentas y discutido en esta Junta en ocasión de la votación del Presupuesto Quinquenal”, arguyó.
“Y siguiendo esa línea de acción, esto es, de gobernar como si esta Junta no existiera, el intendente resolvió no contestar ninguno de los innumerables pedidos de informes formulados al amparo de la Constitución de la República que pretendían saber que se había hecho en muy diversos temas: finanzas, nombramientos, ascensos, contrataciones, etc, etc. Todos temas relacionados directamente con la gestión de la administración. Cerrado el camino de los pedidos de informes, comenzó el de la ley l8 381 de Acceso a la Información presentándonos ante la Intendencia con las solicitudes correspondientes. Y si hay algo que reconocerle a la Sra Directora de Jurídica es su creatividad para amparar el secreto de la gestión”, dijo.
“Porque es ahí que nos enteramos, a contrapelo de toda la doctrina nacional e internacional, que aunque la ley dice que cualquier ciudadano puede solicitar información, que la misma no se le puede negar salvo en los casos que la propia ley establece y que el derecho a solicitarla es un derecho humano fundamental…. A pesar de todo esto, la Dra Graziuso crea la teoría de que por ser ediles tienen vedado el camino de la ley”, afirmó.

Derecho fundamental
“Reiteramos: el derecho a acceder a la información de las actividades y decisiones de los organismos públicos ha sido definido como un derecho humano fundamental y se vincula con otros muchos derechos: a la libertad de expresión, a la transparencia, a la buena administración, a la corrupción y a la democracia. El catedrático Carlos Delpiazzo (que está muy lejos de cualquier posición de izquierda) señala: ‘cuando se habla de transparencia de la gestión administrativa, se quiere dar un paso más respecto de la publicidad…como que la publicidad implica mostrar pero la transparencia implica algo más que mostrar, implica dejar ver; simplemente que el actuar de la Administración se deje ver como a través de un cristal. Más allá de la publicidad, la transparencia refiere a la diafanidad del obrar público, permitiendo ver con claridad el actuar de la Administración en la disposición y uso de los fondos públicos y en el obrar de sus funcionarios.’ Mas claro imposible”, señaló.
“Sin embargo, y una vez culminada la etapa administrativa marcada por la negativa de la Intendencia de contestar lo preguntado, se inicia el proceso judicial que la misma ley establece, y nos encontramos nuevamente con la creatividad y la soberbia de la Dirección Gral de Asuntos Legales que: a) ratifica su teoría de que los ediles tienen vedado el uso de la ley 18 381 de Acceso a la Información Pública. b) que la información que se solicita no puede brindarse porque “está en juego al vida humana”
c) la ley es inconstitucional. El desconocimiento del derecho es proverbial. Y la propia Justicia ha dado por tierra con todos y cada uno de los argumentos esgrimidos por la Intendencia y ha determinado que debe dar la información. Conocida esa primera sentencia, la Intendencia da marcha atrás con el recurso de inconstitucionalidad interpuesto para tratar de retardar lo inevitable: que tiene que cumplir con la ley”, refirió.

“Increíble”
El edil dijo que “paralelamente a este proceso, se produjo la interpelación del intendente, la que sin duda, será recordada por mucho tiempo por un hecho increíble: de no poder darse información porque estaba en juego la vida humana se pasó a publicar, esa misma noche, toda clase de documentos, alguno de ellos con datos que sí deben ser protegidos!
En este escenario, la Intendencia crea una oficina y designa un responsable para, dice, brindar toda la información que se le solicite, tanto a través del mecanismo del pedido de informes como a través de la ley de acceso a la información pública. Y no dudamos en afirmar que la creación de esa Oficina es consecuencia de este accionar del Frente Amplio que recorrió todos los caminos legales para que la Intendencia de Maldonado actúe conforme a la normas legales y constitucionales. No lo hace por voluntad propia. Lo hace porque se vio obligada a hacerlo”, estimó.
“¿Por qué estamos hablando de estas cosas? Porque hemos insistido una y otra vez, desde el año 2015 hasta ahora reclamando transparencia en la gestión departamental. Porque esa es nuestra conducta y la del FA”, afirmó. “Cuando asumió el Sr edil Rodrigo Blás la Presidencia de esta Junta en julio del año 2015, dijimos que continuaríamos “ejerciendo las funciones que la Constitución y la Ley le asignan a esta Junta; controlar y legislar, desde el lugar en que la ciudadanía entendió que debíamos estar: la oposición. Una oposición que será de diálogo pero que también señalará todo aquello que contravenga la transparencia, las reglas claras, la igualdad de oportunidades. En definitiva, todo aquello que signifique retroceder a viejas prácticas que no tienen cabida en una sociedad democrática.”
“Nos encontramos hoy en un punto de inflexión. No puede sostenerse que el ocultamiento de la información, los procedimientos poco claros, las resoluciones arbitrarias o directamente ilegales, el favorecer a amigos y correligionarios y conductas similares, son buenas para Maldonado. O buenas para la democracia. Muy por el contrario. La democracia se construye y se profundiza en el respeto de las leyes y de la ética. No de la ética de frase de marcador de libro sino la de la conducta en la vida y en la política. Cuando Artigas decía ‘es muy veleidosa la probidad de los hombres. Solo el freno de la Constitución puede afirmarla’, nos estaba dando una lección que se mantiene intacta hasta hoy.”, aseguró.
A juicio de De los Santos, “el accionar de todo administrador, de todo gobernante, debe estar sujeto a la ley. Esa es la garantía para toda la ciudadanía. Cuando nos alejamos de eso, cuando justificamos los atajos, cuando miramos para el costado, estamos comprometiendo no solo la calidad democrática de la sociedad donde vivimos, sino también la confianza de las generaciones más jóvenes que nos están mirando y evaluando y para las que debemos, una vez y otra también, demostrarles con nuestro ejemplo, que la actividad política vale la pena. Y que la profundización de la democracia es una tarea a la que debemos dedicar cada uno de los días de nuestra vida. En ese camino estamos, en ese camino está el Frente Amplio y nada podrá apartarnos de él. Así deberá tenerlo por seguro el Partido Nacional y el Intendente Ing. Antia”, concluyó.

    Imprimir       Email

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *