Cargando...
Usted está acá:  Inicio  >  Policiales  >  Articulo actual

Dos hombres fueron a prisión por delitos de porte de armas y violencia privada

Por:   /  13 junio, 2018  /  Sin comentarios

    Imprimir       Email

 

El juez Penal de 4° Turno dictó este martes una condena para Wilder Alfredo Bobadilla Froz, de 26 años de edad, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de porte y/o tenencia de armas de fuego en lugares públicos, en reiteración real, con un delito de violencia privada agravada ambos, en concurso formal con un delito de porte de arma de fuego por reincidente. El sujeto deberá cumplir la pena de 12 meses de prisión de cumplimiento efectivo con descuento de la detención sufrida.
El magistrado también condenó a un hombre de iniciales P.N.E.F., de 20 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito de porte y/o tenencia de armas de fuego en lugares públicos, en reiteración real, con un delito de violencia privada agravada. En este caso, cumplirá la pena de seis meses de prisión de cumplimiento efectivo con descuento de la detención sufrida.
En horas de la tarde del martes, personal del Centro de Comando Unificado fue alertado de que dos personas habían ingresado clandestinamente a una leñería ubicada en la calle Marco de los Reyes. Seguidamente dos agentes se constituyeron en el lugar y derivaron a los dos sujetos a una dependencia policial. Además, entrevistaron a la dueña de la leñería, quien aseguró que los intrusos la habían amenazado con armas de fuego.
Al inspeccionar el predio, los efectivos avistaron una bolsa de nylon de color naranja con ropas y una campera negra; en un bolsillo de esta prenda apareció dinero y sustancia vegetal, mientras que en otro había un revólver marca Rossi. Los agentes también revisaron una finca lindera, con la debida autorización. Sobre el techo de una pieza que se utiliza como galpón, apareció un revólver con cartuchos vivos y un envoltorio con sustancia vegetal. Tras la instancia judicial fueron dispuestas las condenas de marras.

    Imprimir       Email

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *