Cargando...
Usted está acá:  Inicio  >  Locales  >  Articulo actual

Grupo de vecinos de San Rafael se moviliza contra el proyecto de Viñoly

Por:   /  27 junio, 2018  /  Comentarios desactivados en Grupo de vecinos de San Rafael se moviliza contra el proyecto de Viñoly

    Imprimir       Email

 

Unas 80 personas agrupadas en la “Asociación Civil de Vecinos del Barrio-Jardín San Rafael” ha estado reuniéndose en estos días con diversos actores, jerarcas comunales y bancadas legislativas, en aras de evitar que se autorice la construcción del proyecto hotelero con casino privado que impulsan Giuseppe Cipriani y el arquitecto Viñoly. Como se sabe, la iniciativa, que significaría la inversión de unos 400 millones de dólares, ya cuenta con el visto bueno del intendente Enrique Antía, aunque sigue a estudio de los arquitectos del área de Planeamiento de la comuna, que han pedido algunas aclaraciones a los autores de la idea. En los últimos días de mayo, Rafael Viñoly presentó en la Junta Departamental una maquette, según la cual, se edificaría “la torre más alta de Sudamérica” junto al viejo hotel estilo Tudor. Poco después, se sustituyó ese diseño por un par de “cruceros voladores” o “waffles cruzados”, como se han bautizado popularmente. Este proyecto también es repudiado por los vecinos.
El ingeniero Daniel Picasso, vocero del grupo vecinal, señaló que la comisión se ha reunido últimamente con ediles de varias colectividades. Este lunes lo hicieron con legisladores frenteamplistas y colorados, la mayoría de los cuales también se opone al proyecto, que necesita el apoyo de 25 legisladores para ser aprobado por la Junta Departamental.
Picasso estimó que lo proyectado no tiene cuidado alguno con lo que ha sido tradicional en el barrio y aseguró que actualmente hay “unas 200 casas que están en venta” en esa zona. También comentó que solo el anuncio de la construcción de una mole gigantesca contra la costa “ha hecho bajar los precios de todas” las casas del barrio.

La estantería
Picasso contó que la agrupación vecinal se agrupó a partir del pasado 30 de marzo, cuando se comenzaba a hablar “de la posible venta del hotel San Rafael”. Cuando se conoció el primer proyecto de Viñoly, “se nos movió toda la estantería; estábamos todos en desacuerdo, por supuesto”, recordó. El grupo elevó una carta a las autoridades que llevaron ante el alcalde de Punta del Este, Andrés Jafif. Como esa gestión no parecía rendir resultados también se reunieron con el director de Planeamiento de la IDM, Roberto Chiacchio, y con Soledad Laguarda, directora de Urbanismo. También se encontraron luego con representantes de otras organizaciones vecinales de zona costera del departamento. Picasso dijo al respecto que varias de ellas están afrontando “los mismos problemas”. Al respecto, el ingeniero destacó que esta situación también estará siendo destacada en una tesis que está concluyendo en estos días un estudiante universitario del Cure para quien -una vez más- “las excepciones son la norma”. Picasso dijo que ahora existe la amenaza de que la manzana que ocupa el hotel deje de ser “zona ambientalmente protegida” contra los grandes desarrollos inmobiliarios.
El vocero vecinal dijo que la ordenanza vigente para la zona establece que a lo sumo deben construirse edificios de planta baja y cuatro pisos, como se aprecia en la rambla, de manera que las construcciones no sumerjan en las sombras a los vecinos ni se proyecten penumbras sobre la playa. Sin embargo, según aclaró días atrás el director de planeamiento de la comuna, la normativa vigente establece la posibilidad de construir edificios de hasta 10 pisos.
Por el momento, los vecinos de San Rafael mantienen la esperanza de que el nuevo proyecto de Viñoly no sea aprobado por el legislativo comunal aunque cuente con el apoyo de toda la bancada nacionalista.

 

En duda

Daniel Picasso contó que, en una entrevista concedida, a una emisora local, Giuseppe Cipriani fue interrogado sobre si había acudido al Ministerio de Economía. “Él dijo que sí y que le habían dicho que estaba muy bien el proyecto”. Sin embargo, esto fue puesto en duda hace poco. “Me comentaron los ediles del Frente Amplio que habían hablado con gente del ministerio, en todos los niveles de jerarquía, y les dijeron que nadie había ido a hablar con ellos”, señaló el vocero. “O sea que es la primera vez que veo que hay una mentira metida en el medio”, añadió.

    Imprimir       Email