Cargando...
Usted está acá:  Inicio  >  Locales  >  Articulo actual

Escuela Nº 5: dos clases compartieron un salón atendidos por dos maestras

Por:   /  29 noviembre, 2018  /  Comentarios desactivados en Escuela Nº 5: dos clases compartieron un salón atendidos por dos maestras

    Imprimir       Email

 

Padres de alumnos de la escuela pública Nº 5 de Punta del Este enviaron la pasada semana una carta a las autoridades de la Anep y le expresaron un irónico “gracias” por lo que han tenido que vivir sus hijos a lo largo del presente año lectivo. Según indicaron, dos clases enteras, con casi cincuenta alumnos en total, debieron estudiar apretujados en un mismo salón con dos maestras dictando clases una después de la otra para no entorpecerse mutuamente. Según parece, las soluciones se fueron demorando a tal extremo que al día de hoy todo continúa en las mismas condiciones que cuando comenzaron las clases, hace ocho meses.
“Corría el mes de marzo del corriente año, dando comienzo al año lectivo. Oh sorpresa, cuando nuestros niños salen a las cinco. 4º año A y 4º año B, Escuela N°5 de Punta del Este, con la novedad que estaban en el mismo salón los dos cuartos con sus respectivas maestras, debido a que no había salones para reubicarlos. 46 niños, dos maestras en un salón para 25 niños, y la Inspectora de Zona había creado ese cargo nuevo y no se dio cuenta de que no había salones disponibles”, señalaron.
“Los padres de inmediato tratamos de buscar una solución provisoria, ya que nos imaginamos que Primaria iba a dar respuesta en forma inmediata, por lo cual se consultó a la Dirección si nos permitía redactar una nota solicitando ayuda al municipio de Punta del Este, sugiriendo un contenedor”, dijo la carta. “He aquí que coincide que en esa fecha está la Fórmula E (carreras de autos eléctricos), la cual de inmediato donó para la Escuela dos contenedores equipados para poder usarlos en forma inmediata”, agregaron. Sin embargo, empezaron a pasar “los meses” y “no había novedad de que se instalaran los contenedores”.

Desacuerdos y vaivenes
“Parece que entre inspectoras y arquitecto no se ponían de acuerdo en si colocarlos en el patio del recreo o en el patio que da para calle Gorlero (que a nuestro entender era una locura poner un contenedor en pleno Gorlero), pero bueno, ahí estábamos, que uno que sí que el otro que no”, señalaron los papás.
Mientras tanto, los niños tenían “clase un poco en los pasillos, otros días en el patio central” y, a veces, usaban un salón que quedaba liberado “cuando alguna maestra faltaba”. La situación resultó cansadora para los niños y las maestras. “No es fácil estar todos los días con 46 niños de 10 años, no solo por las conversaciones, también las molestias por el calor, por el poco espacio que queda para circular, etc”, señalaron.
“Llegó agosto; ya ahí pedimos hablar con la Inspectora Departamental, que nos informó que no se iban a colocar porque fusionar los dos contenedores salía mucha dinero y ese dinero era necesario para otras escuelas con muchas más carencias, lo cual nos parecía perfecto. Pero preguntamos: ¿por qué no nos dijeron eso en marzo y los padres juntábamos el dinero, como muchas cosas que hemos hecho en la escuela? En esa reunión nos informan que los contenedores no corrían, que se iba acondicionar la casa habitación que está pegada a la escuela, por lo que antes de que el año lectivo terminara, uno de los grupos iba a dictar su clase en esa casa”, agregaron.
Sin embargo, al día de hoy “los niños siguen en el mismo salón, por lo que agradecemos a las autoridades de ANEP, de tener presente siempre el bienestar de los niños, y esperamos que el año que viene otros papás no tengan que escribir la segunda parte de este cuento”, concluyó la misiva.

    Imprimir       Email