Cargando...
Usted está acá:  Inicio  >  Locales  >  Articulo actual

Polémica por remoción de arena en La Boca de La Barra

Por:   /  4 diciembre, 2018  /  Sin comentarios

    Imprimir       Email

 

Varios pequeños grupos de vecinos de La Barra y otros puntos de la costa que se habían creado en los últimos tiempos con diversos objetivos terminaron uniéndose en los últimos días como consecuencia de trabajos que la IDM comenzó a realizar sin aviso previo en la playa de la desembocadura del arroyo Maldonado, del lado del balneario La Barra. Varias máquinas pesadas aparecieron hace unos días en el lugar y comenzaron a realizar grandes movimientos de arena, por lo que los vecinos apelaron a la Dirección Nacional de Medio Ambiente, cuyo titular, Alejandro Nario, ordenó detener todo.
A todo esto, el intendente Enrique Antía dijo a través de la web comunal que se trabaja en el lugar porque “luego del temporal, de hace más de un año, a lo que se sumó el nivel alto del arroyo Maldonado, se rompió el frente de toda una manzana de casas en esa zona y corrían riesgo de caerse varias de ellas, por lo que se encaró una obra con geotubos tal como se hizo en parada 12, 7 y 1 de la Mansa”.
Antía señaló que a causa del temporal “hubo hormigón que cayó a la playa”, por lo que “la Intendencia de Maldonado retiró más de 30 camiones con escombros y en coordinación con los vecinos de la zona se impulsó una obra para recuperar la costa. En ese sentido se están instalando Geotubos, tal como ya se hizo en distintos puntos de Playa Mansa, y en coordinación con los vecinos ellos pagaron el costo de la maquinaria, siendo la IDM la que dirige la obra”. La obra en curso “evitará que el mar siga rompiendo y que se caigan las casas de la zona. Se protegerá la playa y el avance del mar”, destacó el Intendente.

Recuperación
La instalación de geotubos es parte de la política de recuperación de costas. “Son estructuras flexibles, grandes bolsas de alta resistencia de tejido geosintético realizadas para una variedad de aplicaciones -principalmente, para el control de erosión de costas-. Se trata de la primera vez que se concreta un proceso de estas características en Uruguay”, dijo la IDM.
“Es un tratamiento de última tecnología, moderno, y resistente para la protección de zonas playeras. La tecnología “blanda” consiste en geotubos de material no degradable que se rellenan con más 300 metros cúbicos de arena y agua -cada uno- y ayudan a recomponer la duna. La experiencia en Parada 12, 7 y 1 de la Mansa así lo confirman”, agregó.
Sin embargo, en el grupo de vecinos de La Barra se encuentra algún ingeniero con conocimiento del tema que ha objetado el trabajo que se realiza. La vecina Chris Storey, paisajista de profesión, dijo a Correo de Punta del Este que, según estos profesionales, hay cosas que no se están haciendo correctamente. En Holanda, según explicó un profesional del grupo, la arena que se usa para recomponer la costa se extrae en altamar, por lo que no hay afectación ninguna de la playa. Pero aquí se está extrayendo de “ahí nomás”, a unos pocos metros, por lo que la situación no mejorará sino que va a empeorar, indicó. Aumentará la velocidad del flujo del arroyo y el mar también golpeará con más fuerza.
Los vecinos también han hecho notar que “hay una desconexión bastante grande entre la Dinama, Prefectura y la IDM” y que se entiende que hace 50 años no hubiera conciencia de los problemas ambientales, pero hoy eso es prácticamente inadmisible. Eso hace que los grupos vecinales de la zona costera unan y se comuniquen entre ellos a través de las redes sociales, de modo que lo que ocurre en un punto es sabido inmediatamente en el otro extremo del país.
Storey dijo que el problema de La Barra se suscitó porque el césped de una casa, que pertenece a Daniel Hadad, llegaba hasta el borde de la duna -que perdió su “movilidad natural”- y terminó desmoronándose, de modo que puso en peligro la estabilidad de otras residencias. “Loc ciclones grandes de los últimos tiempos pegaron contra esa cara y dejaron al descubierto todos los escombros. El hombre hizo una casa nueva de 1.200 metros y tiró todos los escombros de la casa vieja ahí”, dijo la vecina. “El verano pasado todos los fierros y los escombros quedaron al aire y el mar cada vez más fue comiendo y comiendo contra esa duna, tirando el pasto hacia atrás, y encima comiendo la casa del vecino. La desembocadura está permanentemete mutando”, indicó
A estas horas se trabajaba en la playa a pesar de las órdenes de la Dinama. El propietario de una de las viviendas afectadas estimó que todo sería peor si dejaban de colocar arena a pesar de que, la que se había instalado hace dos días ya fue arrastrada por el viento.

Fotos: Gentileza Nacho Grieco

    Imprimir       Email

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *