Cargando...
Usted está acá:  Inicio  >  Culturales  >  Articulo actual

Maestras carolinas jubiladas publicaron un libro sobre comida local

Por:   /  7 febrero, 2019  /  1 comentario

    Imprimir       Email

Por Analía Pereira

El reloj casi marcaba las 15.30 cuando llegué a las puertas de la Asociación de Funcionarios Jubilados de la Enseñanza, mejor conocido como AFUJE. Tras las altas puertas de estilo antiguo, con cortinas blancas caladas, la vi antes de que abriera. Después de un poco más de 10 años sin verla, volví a encontrarme con mi maestra de 5to año, la maestra Yudith Plada. Hoy ella ya no es maestra, yo tampoco soy alumna y no hay uniformes de por medio.
Apenas entré en esa antigua casona ubicada en el centro de San Carlos vi lo que sería nuestro tema de conversación sobre un escritorio. De tapa dura, espiral blanco y con un brillo que presume su reciente estreno estaba “S.O.S sabores carolinos”, un libro publicado por integrantes del club de cocina de AFUJE que durante la charla descubriría que es más que un recetario.

AFUJE funciona desde 2005 y tiene distintos talleres, tejido, reciclado en papel, porcelana fría, peluche y teatro, entre otros; todos están destinados a ser actividades de distracción para docentes ya jubilados. Con esa intención nació, en los primeros años de la Asociación el taller de cocina, que reunió al principio a seis mujeres y que hoy ya tiene el doble de integrantes y ya no se llama taller, se llama club.
“Se cocinaba, se conversaba, se contaban las historias de las recetas, se sacaban fotos a los platos y se comía” cuenta Yudith sobre los comienzos, “pero un día, después de tener tantas fotos y recetas guardadas, se empezaron a preguntar ¿qué hacemos con todas estas recetas? Y surgió la idea de hacer un libro, pero fue una idea, como quien dice ‘un día voy a ir a Paris’”.

La idea no quedó olvidada, y cuando en 2015 la Asociación fue invitada a un curso de emprendedores culturales en la Universidad ORT, volvió a estar en el tintero. La maestra Yudith y la profesora Noemí Bueno fueron las elegidas para realizar el curso, para el cual presentaron la idea de un libro de recetas como proyecto final. “Teníamos que presentar un proyecto cultural y nos entró la duda de si un libro de cocina era o no cultural. Investigamos si la comida formaba parte de la cultura y sí, forma parte. Eso nos sirvió de argumento para presentar el libro” dice sobre los primeros pasos de lo que, según define su prólogo, es un “libro de sueños”.

El proyecto se organizó en un mes y de 100 puntos obtuvieron una calificación de 95. Cuando el curso terminó la idea se reacondicionó para presentarse a la convocatoria del Presupuesto Participativo 2015 – 2020 del Municipio de San Carlos. “Fue rápido porque nos apasionamos, nos entusiasmamos y trabajamos en equipo” dice la maestra, “cuando seleccionamos las recetas yo me imaginaba como si un ser etéreo hubiera ido familia por familia, en unos tomando los aromas, en otros el sonido de la cocina, en otros los sabores, y todo eso lo hubiera reunido acá adentro” explica mirando la idea terminada que descansa sobre el escritorio. Tras una votación, el sueño se puso en camino, los vecinos de San Carlos eligieron el proyecto y eso significó que el libro viviría. En agosto de 2018 comenzó el trabajo de nuevo, era tiempo de enviar el material a la editorial. Para octubre ya se había terminado y solo quedaba esperar.

Memoria

“S.O.S sabores carolinos” es un pedido de auxilio, de rescate y también una herencia. “El objetivo de este libro es rescatar en el tiempo las recetas de nuestras generaciones anteriores” explica la maestra. En las hojas de papel blanco brillante no solo hay más de 100 recetas, también hay reseñas históricas de la ciudad que recuerdan lugares emblemáticos como la Iglesia San Carlos Borromeo, el Molino Lavagna, el Liceo Nº1 o el Museo Regional Carolino. También hay fotos de los platos, historias familiares y recuerdos de un viejo cuaderno de cocina, que según la imagen, data de 1825.

Este libro está lleno de memoria, por su historia, porque nació en esa vieja casona llena de recuerdos, porque sus autoras son maestras que muchos, hoy adultos jóvenes de San Carlos, recordamos frente a un pizarrón. Además, su objetivo final también está cargado de memoria. “S.O.S sabores carolinos” se vende al público en todas sus presentaciones y también en la Asociación. Para los socios de AFUJE cuesta $500, para los no socios $700 y todas las ganancias irán destinadas al Centro de Atención Integral de alzehimer y similares, que funciona en AFUJE todas las semanas. Este centro o CAI, como lo llaman los que lo conocen, está dirigido a pacientes, familiares y cuidadores de personas que sufren esta enfermedad que trae consigo la pérdida de la memoria.

“Con este libro queremos rescatar los recuerdos y la identidad de San Carlos. Este libro está dirigido a ustedes” me dice la maestra mirándome a los ojos, aun con la voz pausada y clara, como la recuerdo en la primaria, “está dirigido a los jóvenes, a los que vienen, a mis hijos, a mis nietos, para que se vayan transmitiendo cosas de generación en generación. Apuntamos al aspecto afectivo, acá hay una receta de mi abuela, hay una historia del barrio de mi marido y mis hijos y nietos tendrán eso como un objeto afectivo. No es un libro de cocina convencional” dice sobre el libro que se presenta como de “autoras varias”. Más que varias, las autoras son 10: las profesoras Noemí Bueno y Juanita González (Titita), Sucy Linares, Olga Atensia, Marina Nieto, Carolina García (Chichita), la doctora Lelia López y las maestras María Jorge, Sixta Álvarez (Tita) y Olga Birriel, con la colaboración de la maestra Yudith Plada.

Expectativas cumplidas

Una vez que el proyecto estuvo terminado todo quedó en manos de la editorial, pero un buen día llegó. Yudith estaba en San Carlos, cuando desde Maldonado la llamó Noemí “siéntate” le dijo dentro de la costumbre de avisar sobre un lugar seguro antes de dar una noticia, “tengo algo aquí y no me animo a abrirlo hasta que no sepan todas”. Yudith lo sabía, el libro había llegado y con él un mar de emociones, el proyecto ya no era tan proyecto y el sueño se había materializado. “Cuando lo vimos no lo podíamos creer, era de verdad” dice emocionada, “yo le miro las hojas, las fotos y la tapa y ¡me encanta!”.
El 25 de enero lo presentaron oficialmente. A sala llena, los socios de AFUJE conocieron “S.O.S sabores carolinos” en una emotiva presentación. La próxima presentación será el 22 de febrero en el Museo Mazzoni de Maldonado.

Después de unos días, pero aun con el sentimiento del primero, Yudith recuerda a sus compañeras, “yo las veía el día de la presentación y…” me cuenta “hay una socia que tiene 91 años, otra 89 y otra 79. Yo las miraba y pensaba, ¿qué pueden sentir esas mujeres, a esta altura de la vida, de lograr reunir a 100 personas para que aplaudan algo que ellas hicieron? Eso fue lo que más me emocionó. Este libro colmó las expectativas totalmente. En todas las etapas de la vida tienes que tener objetivos, eso es lo importante, y estas mujeres encontraron un objetivo”.

    Imprimir       Email

1 comentario

  1. Yudith Plada dice:

    Excelente artículo donde la periodista capta cabalmente el mensaje expresado por la entrevistada. Muestra además cómo aunque seas viejo continúas teniendo sueños que se pueden hacer realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *