accidente fatal p gallardo_5895

Durante la presentación de las cifras de siniestralidad realizada ayer miércoles 3, al término de la reunión mensual de la Junta Nacional de la Seguridad Vial, se informó que se registraron 14 % de espirometrías positivas, menos que en igual período de 2015, la cantidad de lesionados descendió en 2.286, mientras que los siniestros disminuyeron 12 % y el número de fallecidos 16 %. “Son cifras muy importantes, que ya se venían produciendo comparativamente a los semestres y años anteriores, pero que también tienen la otra señal: nos queda mucho por hacer”, reflexionó el presidente de la Unasev, Gerardo Barrios.

EQUIPO DE TRABAJO
Por su parte, el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, integrante de la junta, resaltó el esfuerzo del equipo de trabajo que conforma a la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), en la construcción de herramientas, análisis y difusión de las problemáticas. En ese sentido, Roballo también saludó la creación reciente de la Junta Nacional de Seguridad Vial.
El primer semestre del año presentó un descenso de 12 % en la cantidad de siniestros de tránsito, 14 % en la cifra de lesionados y 16 % en la cantidad de fallecidos, lo cual se traduce en 2.286 lesionados y 43 fallecidos menos. Así lo informó Barrios, presidente de la Unasev en el informe presentado junto a Roballo, el secretario general de esa entidad, Pablo Inthamoussu, y la subsecretaria de Salud Pública, Cristina Lustemberg.
Ante esos datos positivos, Barrios resaltó que estos resultados marcan una línea de trabajo desde la Presidencia de la República y sus políticas en materia de seguridad pública y vial, que le cambiaron el perfil a la siniestralidad del país.
También informó que 50 % de los fallecimientos ocurren los fines de semana y que las edades de los involucrados en siniestros graves se distribuyen en los 20 y 30 años y en los mayores de 65 años, que son en gran mayoría peatones embestidos.

SI TOMA NO MANEJE
Con respecto a las espirometrías positivas, Barrios dijo que en este semestre descendieron 14 % en los siniestros de tránsito y que esto también es un indicador del impacto de la ley de alcohol cero. “Esta es la mejor demostración de que la población está cambiando y por lo tanto hay que apostar a ello”, agregó.
Para Roballo, en tanto, es importante redoblar el esfuerzo en concientizar a peatones y a las personas que se desplazan en motocicletas o bicicletas, porque conforman el 90 % de los fallecidos y lesionados graves. También destacó la importancia de que hayan descendido las espirometrías positivas.
A su turno, Lustemberg dijo que los siniestros de tránsito conforman uno de los quince problemas sanitarios de Uruguay.
En ese sentido, es uno de los objetivos sanitarios nacionales llegar al 2020 con una disminución de 30 % en fallecimientos vinculados con la siniestralidad vial.
Por otra parte, mencionó el tema como una prioridad que se trabaja con los prestadores de salud de cada departamento y con la cámara de las emergencias móviles para garantizar la atención en las rutas.“Sabemos que desde el punto de vista de salud las rutas son donde todavía tenemos mucho para trabajar”, concluyó.
Fuente: presidencia.gub.uy

Contenido publicitario