En San Carlos, el juez penal de turno dispuso la condena de Favio Martín De León Luzardo, de 26 años, poseedor de antecedentes penales, por un delito de homicidio en calidad de autor, a la pena de 11 años y 6 meses de penitenciaria, de cumplimiento efectivo en reclusión y con descuento del tiempo de detención cumplido y de su cargo los gastos causídicos previstos en el Art. 105 del C.P.
El caso se remonta al 23 de diciembre de 2019 cuando un hombre mayor de edad fue hallado sin vida y con una herida cortante en el cuello en Camino de las Tropas a orillas del arroyo Maldonado. Personal del Distrito III, personal superior, fiscal de turno y Policía Científica se hicieron presentes en el lugar. La investigación resultó con notorias dificultades debido a lo particular de la escena, ya que se trataba de un lugar deshabitado y se contaba con pocos indicios. El 29 de abril pasado personal del Distrito IV con apoyo del G.R.T. realizaron un allanamiento en una finca del barrio 14 de Febrero, en el que fue detenido De León Luzardo. Otro allanamiento en una finca del barrio Hipódromo, permitió la detención de otro de los presuntos implicados, para quien luego la justicia dispuso el cese de detención. No así con De León Luzardo, quien en ese momento fue formalizado y puesto en prisión preventiva por 150 días, por la presunta comisión en calidad de autor de un delito de Homicidio especialmente agravado.

Pareja condenada
Natalia Gissel Grochi Guini, de 21 años y de Luis Alberto Arellano Echavarría, de 24 años, ambos poseedores de antecedentes penales, fueron condenados como autores penalmente responsables de dos delitos de hurto especialmente agravado en grado de tentativa y en régimen de reiteración real, a la pena de ocho meses de prisión, con descuento de la detención sufrida y siendo de su cargo las prestaciones accesorias legales de rigor.
Días tras la policía fue informada sobre daños en dos comercios céntricos. Se trataba de una barbería y una rotisería en los que esta pareja había hecho de las suyas. Así se descubrió, luego de que los visualizadores de las cámaras de seguridad los vieran. Un móvil policial concurrió de inmediato y detuvo a los dos.

Contenido publicitario