jefatura (Copiar)La Policía de Maldonado aclaró en los últimos días varias rapiñas, hurtos y otros delitos y sacó de circulación a varios malvivientes, de los que este año han estado un tanto hiperactivos.

Una de las rapiñas informadas por la Jefatura había tenido lugar el pasado lunes, 28 de abril, en un comercio ubicado en calle continuación Francisco Aguilar. Al ser notificado el hecho, concurrió inmediatamente personal de la Brigada de Hurtos de la Seccional Primera. La denunciante expresó que un individuo había ingresado al comercio exhibiendo un arma de fuego y le había exigido la entrega del dinero. Tras recibir un monto aproximado a los $2.000, el sujeto se retiró, montó a la moto de su cómplice y desapareció.
Dos días más tarde, se denunció otra rapiña que tuvo lugar en una pizzería ubicada en inmediaciones de la calle Ferreira Aldunate. Los datos recabados permitieron inferir que los autores habían sido los mismos. Los días pasaron y este sábado, 3 de mayo, se recibió información de que por Camino Velázquez y Vialidad circulaban dos sujetos, uno de los cuales podía haber sido el autor de la rapiña del supermercado, por lo que los que ambos fueron detenidos y conducidos a la Seccional.
Una vez identificados resultaron ser dos menores de 17 años de edad, y un mayor de 19 años de edad. Más tarde, los menores se hicieron responsables de las rapiñas denunciadas y uno de ellos manifestó haber hurtado el vehículo en que se desplazaban y dejaron abandonado en el momento de cometer la rapiña en el supermercado.
La titular de la Sede Penal de Segundo Turno de San Carlos, dispuso internar a los dos menores en dependencias del Sirpa – INAU-, por el término de 90 días.

A la cárcel por violento

Un hombre que se encontraba residiendo en una carpa en el balneario canario de Parque del Plata fue atrapado por la Policía de Canelones y trasladado a Maldonado, donde estaba requerido. El individuo, poseedor de antecedentes penales, había sido acusado por su pareja, a quien había agredido y lesionado con un arma blanca.

Este domingo, el titular de la Sede Penal de Segundo Turno dispuso el procesamiento con prisión de quien fue identificado como Washington Vilches Rodríguez, por la comisión de un delito de Lesiones Graves especialmente Agravadas por el uso de arma apropiada.

Filmado

Por otra parte, el magistrado de la Sede Penal de Segundo Turno de Maldonado determinó este domingo el procesamiento sin prisión bajo caución juratoria del individuo de iniciales D.A.S.V., 25 años de edad, por la comisión de un delito de Hurto. Otro detenido recuperó su libertad.
El imputado se encontraba relacionado con una denuncia de hurto registrada el pasado sábado 3 de mayo en el Destacamento de Sauce de Portezuelo. La denunciante refirió que le habían robado dos celulares que se encontraban en el interior de un local comercial y agregó que todo había quedado registrado por las cámaras de seguridad, que captaron claramente al autor del hurto.
El personal policial concurrió al domicilio del sujeto y le dio captura. El hombre se declaró responsable del hurto y luego de varias evasivas dijo que uno de los celulares lo había vendido y que el otro lo había perdido. Más tarde se localizó al individuo que había comprado el celular, que lo devolvió y quedó detenido.

En tanto, el pasado viernes la Policía atrapó a un sujeto que caminaba por continuación Ventura Alegre cargando una mochila y se dio a la fuga al ver a un móvil policial. Según se pudo constatar el pasado 7 de marzo, este individuo había sido detenido por carecer de la documentación de una moto Yumbo modelo Px C-110, que carecía de chapa matricula y tenía el número de motor visiblemente limado. En aquella oportunidad, el sujeto expresó que había comprado el vehículo, pero las pericias realizadas por personal de la Policía Técnica permitieron establecer que la numeración del motor correspondía a una moto que registraba denuncia por hurto con fecha 4 de marzo.
Puesto a disposición de la justicia competente, B.D.A.G., de 18 años de edad, fue procesado sin prisión por la presunta comisión de un delito de Hurto Específicamente Agravado por haberse cometido por cosa expuesta al público Art. 60, 340 y 341 num. 6 del CP. Ahora deberá guardar “arresto de fin de semana” por el lapso de tres meses.

Casco, moto y gayola

El sábado pasado una ciudadana compareció en la Seccional Primera para denunciar que le habían hurtado dos cascos que se encontraban en su moto estacionada en la Avenda Roosevelt, al lado del helipuerto. Poco después, la Mesa Central de Operaciones tomó conocimiento de que en la zona de las 5 esquinas, dos individuos desconocidos habían intentado hurtar una moto, aunque no lograron su propósito. Al rato, una patrulla ecuestre detuvo a dos sujetos en actitud sospechosa que ocupaban una moto marca Vital de color gris y tenían similares características a los autores del intento de hurto.
Una vez identificados fueron derivados a la Seccional Primera y resultaron ser un mayor y un menor de 16 años de edad; ambos tenían consigo uno de los cascos robados. Casi al mismo tiempo, un ciudadano denunció que habían robado una moto marca Vital, color gris, y reconoció como de su propiedad la que la Policía había incautado. Asimismo, la denunciante del hurto de cascos, reconoció uno de ellos como de su propiedad.
El magistrado actuante dispuso el procesamiento sin prisión del joven de iniciales M.A.L.G., de 22 años de edad, por la comisión de tres delitos de Hurto Especialmente Agravado por haberse cometido sobre cosa expuesta al público, uno de ellos en Grado de Tentativa, en Reiteración Real. Como medida sustitutiva deberá cumplir arresto de fin de semana en la seccional de su domicilio por el término de 90 días. El juez también inició un proceso como Adolescente infractor al menor de 16 años de edad por la presunta comisión de una infracción gravísima calificada como tres delitos graves a la Ley Penal una de ellos en Grado de Tentativa, en reiteración Real tipificadas como Delito de Hurto. Mientras se le practican las pericias psicológicas y sociales de estilo en un plazo de 20 días, el joven deberá cumplir arresto domiciliario nocturno por el plazo de 60 días.

Contenido publicitario