cofreUn joven de 20 años deberá cumplir prisión domiciliaria por hurto y receptación después de que se lo hallara responsable de cometer un hurto. Todo comenzó hace casi dos meses, el 20 de julio pasado, cuando un hombre denunció a efectivos de la Seccional Sexta, que su finca ubicada en inmediaciones de la calle Manuel Franca había sido robada.
El denunciante expresó que desconocidos aprovecharon su ausencia para ingresar a la casa. Allí causaron desórdenes y se llevaron un cofre de seguridad que desempotraron de la pared, en cuyo interior había U$S 30.000 y títulos de propiedad, de un vehículo y de un terreno.
La información recabada por la Policía dirigió las sospechas hacia el hijo de la expareja del damnificado, por lo que se realizaron las averiguaciones pertinentes y se inspeccionó su vivienda. Allí se hallaron partes de una moto 125cc, un motor de moto Yumbo 125cc, un revólver réplica de calibre 38, y boletas de compras varias por un monto aproximado de $ 24.741 correspondientes al período comprendido entre el 30/07 y 08/09/14. También apareció un celular marca Xion y un par de zapatillas deportivas.
Compulsados los registros se pudo establecer que el motor de la moto incautada, se encontraba requerida por hurto denunciado el 27 de agosto en la Seccional Primera.
Las actuaciones policiales fueron elevadas este miércoles a la Sede Penal de Cuarto Turno. La magistrada actuante dictaminó el Procesamiento sin Prisión del masculino de iniciales M.M.P.P, de 20 años de edad, imputado de un delito de Hurto Especialmente Agravado y un delito de Receptación. Como medida sustitutiva a la prisión preventiva, el joven deberá guardar arresto domiciliario en horario no laborable por el término de 90 días.

Contenido publicitario