El Primer Congreso digital entre Pinamar y Punta del Este se realizó el pasado jueves en vivo, a través de Youtube y constó de dos paneles de sesenta minutos cada uno. Del primer panel, moderado por el periodista Nicolás Cáceres, participaron los alcaldes de ambas ciudades Andrés Jafif y Martín Yeza y el subsecretario de turismo Remo Monzeglio, además de Fabio Quetglas, actual diputado argentino y experto en desarrollo territorial.
Ambas ciudades admiten haber madurado su relación en una de “competencia concepto millenial”, para describir la alianza estratégica de cooperación y competencia que intentan implementar.
Jafif y Yeza expusieron sus políticas locales en torno a la pandemia, la planificación en torno al turismo y a sus futuros habitantes. Los conceptos de las “ciudades de 15 minutos” y de la “desurbanización” se hicieron presentes en el panel ya que ambas ciudades esperan que a raíz de esta pandemia cada vez más personas decidan cambiar sus vidas rotundamente y m udarse a entornos rodeados de naturaleza que transmitan mejor calidad de vida y hoy más que nunca seguridad sanitaria.
Remo Monzeglio dijo que estamos ante un “renacimiento del turismo a nivel mundial” y que se debe “escribir todo de nuevo”, mencionó que tuvo la oportunidad de conocer Pinamar y lo describió no sólo como un lugar paisajísticamente bello, sino que además como uno que ofrece garantía de salubridad.

Opiniones
Por su parte Martín Yeza, Intendente en Pinamar, admitió que aprendieron de la estrategia de la marca Uruguay Natural, ya que “hoy en día las personas lo que buscan es vivir en ciudades que puedan convivir con la naturaleza y estar conectados socialmente de una manera más amable”. El Intendente agregó que en Pinamar se trabaja entonces en “construirse en un modelo de ciudad de los 15 minutos con espacios abiertos y gastronómicos que puedan aprovechar esa situación y en seguir trabajando para las personas que están pensando en venirse a vivir, ya que de eso se tratan las Ciudades Activas”
El Alcalde de Punta del Este, Andrés Jafif, coincidió con Yeza en la priorización del espacio público para el sector gastronómico en plena crisis sanitaria y económica como también en el trabajo de adaptación para las personas que están “buscando seguridad, tranquilidad y un mejor vivir”.
Fabio Quetglas, fue quien se ocupó de cerrar el segundo panel comunicando conceptos novedosos respecto a la nueva “corporalidad” a la que hay que enfrentarse y sostuvo que “el ser humano es un animal de costumbres”, que “de repente nos vamos a acostumbrar a que las reuniones en casa sean de 10 personas y no de 20 o 30, que el espacio público esté diseñado para esta nueva corporalidad. Hace 30 años nos tomábamos un avión sin pasar un scanner, eso demuestra que hay hechos históricos que se proyectan en las ciudades”.
A su vez, Quetglas indicó que “al margen de la coyuntura económica, la pandemia va a cambiar la canasta de las preferencias de consumo de varias personas porque el concepto de consumo va en concordancia con el espacio público” haciendo especial referencia a que las personas usan una cartera o una corbata exclusivamente para el mundo exterior. El experto concluyó que nos encontramos en una etapa “borrador” porque “si tenemos vacuna el año que viene todo esto cambiaría menos, pero si no tenemos vacuna va a cambiar nuestra cultura, las relaciones sociales y nuestra forma de ver el espacio público”.

Otro panel
El segundo panel fue moderado por Analia Argento, periodista argentina quien le dio la palabra al chef de alta cocina del momento Dante Liporace, al desarrollador inmobiliario Mauricio Levitin titular del grupo Altius, que lleva adelante el complejo Atlántico en Maldonado, Martín Bodas arquitecto argentino y Pepe Pereyra de Brun, vicepresidente en la Cámara Empresarial. Este segundo panel tuvo un especial enfoque en la reinvención del sector privado en los tiempos que transcurren, en el futuro de las inversiones turísticas e inmobiliarias y en cómo será el día después del turismo.
Pepe Pereyra relató que “la visión del empresario hoy en día está enfocada en el impacto de la pandemia, la estrategia y lo que son las tácticas que se llevarán a cabo”.
Martín Bodas expresó que “hoy todo el mundo está viendo cómo vamos a repensar las ciudades” y que “hay que entrar en una reflexión profunda para pasar de una ciudad de veraneo a una habitable”.
Por su parte, Mauricio Levitin afirmó que en Punta del Este se van a dejar disponibles espacios verdes sustentables a largo plazo para que se convierta en un lugar más interesante para vivir todo el año, con una vida más estable ya que sostuvo “gente que quedó en Uruguay en la pandemia, dijo que quería quedarse en este lugar”.
Dante Liporace, quien inauguró su restaurante Mercado de Liniers dos semanas antes de la cuarentena admitió “tuvimos que pensar rápido, decidimos cerrar dos días antes de que el Presidente decrete la cuarentena, pero innovar en el delivery fue fantástico”, el chef concluyó que “destinos tan importantes como Pinamar y Punta del Este que están dejando de ser destinos solamente de verano van a tener que empezar a tener más cantidad y calidad de restaurantes, porque cuando yo tengo ganas de escaparme tengo ganas de ir a comer a uno o a varios lugares interesantes”.

Contenido publicitario