Acusan de corrupcion a políticos angoleños con bienes en la zona

Los Dos Santos, padre e hija, son propietarios de una mansión ubicada en la ladera oeste de Punta Ballena y durante muchos años pasaron sus vacaciones de verano en ese lugar

Un tribunal holandés, a pedido del gobierno de Angola, buscará el patrimonio en el exterior de Isabel Dos Santos, considerada como la mujer más rica de África e hija del mandamás marxista José Eduardo Dos Santos, quien gobernó ese país con mano de hierro durante décadas.
La agencia Reuters informó ayer lunes que Angola solicitó a un tribunal holandés que entregue a ese país la participación valorada en 500 millones de dólares en la petrolera portuguesa Galp, manejada por Isabel Dos Santos.
Los Dos Santos, padre e hija, son propietarios de una mansión ubicada en la ladera oeste de Punta Ballena y durante muchos años pasaron sus vacaciones de verano en la zona, adonde llegaban desde Angola en el Boeing 737-800 BBJ empleado para los traslados del mandatario angoleño. El gobierno de Angola sostuvo, explicó Reuters, que los altos funcionarios del ex presidente José Eduardo dos Santos se aprovecharon de los altos precios del petróleo en la última década para tejer una red global de acuerdos comerciales que llevaron a su enriquecimiento personal a costa del país.
Golpeada por las consecuencias económicas del COVID-19 y sumida en la deuda externa, Angola busca recuperar activos que dice que fueron desviados. Su foco principal es Isabel dos Santos, la hija del ex presidente, magnate de los negocios que se convirtió en la mujer más rica de África. La oferta legal por la participación de Galp no se ha informado previamente.

Vínculos
Dos Santos dirigió brevemente la compañía petrolera estatal Sonangol desde 2016 hasta 2017, cuando terminó el gobierno de cuatro décadas de su padre.
Los representantes de Isabel dos Santos, que vive fuera de Angola, no respondieron a una solicitud de comentarios de Reuters.
Sonangol es la petrolera de ese país y accionista, por muchos años, de la empresa Vidaplan Sociedad Anónima, propietaria del complejo primero llamado Cipriani, luego Mantra y ahora Punta del Este.
Durante los primeros años del presente siglo, Sonangol aportó los dineros necesarios para poder solventar los presupuestos deficitarios de la citada empresa hasta que llegado el momento sus responsables resolvieron retirarse del negocio.
Durante el gobierno de su padre, Isabel dos Santos, se quedó con todos los medios de comunicación angoleños. E inclusive, llegó a editar la revista Caras Angola, luego que conociera su existencia durante sus temporadas de verano en Punta Ballena.
“Ese fenómeno de Angola tenía un séquito de gente que los esperaba en aeropuerto (…) Todos con camionetas Range Rover, ¡las de verdad! (..) Me aburrí de ver ese movimiento, y varias veces eran dos aviones, obvio mientras en su país se mueren de hambre (..) Y tienen más de una propiedad en Punta Ballena”, dijo ayer un conocedor de la actividad aeronáutica en el aeropuerto de Laguna del Sauce.

Foto: twitter

Contenido publicitario