La administración comunal firmó ayer un convenio colectivo con el gremio de funcionarios y obreros municipales que, según informó un parte de la propia IDM, prioriza mejoras salariales especialmente para aquellos escalafones más bajos y excluye a los “cargos de confianza”. La Intendencia estima que así se da comienzo a “un período de ‘paz sindical’ luego de meses de diálogo y trabajo conjunto”.

La firma se concretó ante la Dirección Nacional de Trabajo del MTSS, en Montevideo. En la oportunidad, comparecieron el prosecretario general de la IDM, Álvaro Villegas y el director General de Administración y Recursos Humanos, Miguel Abella. En representación de Adeom Maldonado participó Marcelo López, presidente del gremio municipal, entre otros representantes del sindicato.

En el acuerdo se estableció que “quedan sin efecto las iniciativas pendientes con repercusión económica establecidas en el Convenio Colectivo del 2015, las que se habían condicionado a un fideicomiso o endeudamiento similar que no se concretó al no haber votado el mismo el sector minoritario del Frente Amplio en la Junta Departamental”.

 

Los ajustes

Para todos los funcionarios se acordó la realización de los siguientes ajustes salariales.

A partir del 1º de julio de 2018 por la variación semestral del I.P.C (enero 2018 a junio 2018), que es el ajuste previsto en le Decreto Departamental N.º 3947.

1º de enero de 2019 por la variación semestral del I.P.C (julio 2018 a diciembre 2018) y 1 de enero de 2020 por la variación anual del I.P.C (enero 2019 a diciembre 2019).

A ello se suman aumentos extraordinarios, en los no están contemplados los funcionarios de particular confianza, ni cargos electivos. Otro punto que abarca el mencionado convenio tiene que ver con la estructura funcional, en el que se seguirá trabajando”, informó la comuna.

Contenido publicitario