armajugueteLa jueza Ana Reloba dispuso ayer la internación por tres meses de un menor de 13 años que poco antes del mediodía del lunes asaltó con una pistola de aire comprimido la heladería Pecas de la ciudad de San Carlos.

El fiscal Jorge Pasarón pidió la internación del muchacho en las instalaciones del INAU de Montevideo. La magistrada accedió al pedido del ministerio público y ordenó que el menor permanezca durante noventa días bajo la tutela de la referida repartición estatal.

El adolescente ingresó a la heladería blandiendo la pistola y exigió a la empleada la entrega de la recaudación del local, ubicado en la intersección de las calles Leonardo Olivera y 18 de Julio, frente a la plaza principal de la ciudad carolina. El local de la heladería se encuentra en la esquina cruzada con la sucursal local del Banco República, la entidad bancaria más custodiada de la ciudad.

“¡Dama la plata!”, gritó el precoz asaltante al tiempo que apuntaba a la mujer con lo que parecía una pistola 9 milímetros.

“¡No te doy nada!”, respondió la empleada de la heladería al notar que el adolescente era gordito.

El joven asaltante tomó la caja chica y salió corriendo por el centro de la ciudad de San Carlos. Pero el muchacho había llamado la atención de un hombre que se encontraba en su moto estacionado en la esquina, que lo siguió en su vehículo durante varias cuadras. El muchacho se deshizo de la caja con el dinero y de la recámara de la pistola neumática. El hombre denunció el hecho a la Policía y los efectivos lograron identificarlo y capturarlo poco después.

El niño tiene dos hermanos y dependen solo de su madre. Tiene anotaciones por actos ilícitos que actualmente se tramitan en un juzgado de familia. Su madre, lo llama todos los días desde su trabajo para que el joven concurra a la Escuela. Su familia no es de contexto crítico, pero vive las dificultades propias de la falta de un padre.

 

Contenido publicitario