Adolescentes vinculados a INAU podrán tener su primera experiencia laboral con la Udelar

El programa está dirigido a jóvenes entre 15 y 21 años y funcionará en servicios de la Udelar de todo el país

El Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) firmó un convenio con la Universidad de la República (Udelar) que permitirá a adolescentes que se vinculen al instituto realizar pasantías para acceder así a sus primeras experiencias laborales.
El programa está dirigido a jóvenes entre 15 y 21 años y funcionará en servicios de la Udelar de todo el país. Las instituciones harán un seguimiento y evaluación de las prácticas de los adolescentes, que tendrán un referente en cada servicio universitario en el que desempeñen sus tardeas. Los adolescentes que formen parte de este programa de prácticas recibirán un certificado.
El presidente del INAU, Pablo Abdala, dijo durante la firma del acuerdo, que el mismo tiene una gran importancia “porque significa seguir avanzando en la dirección de consolidar estrategias de egresos para que los adolescentes puedan construir su autonomía progresiva”. Según mencionó, este programa es indispensable para las tareas de protección y de promoción de los jóvenes, que demandan ese tipo de cosas. “Lo que tenemos que hacer por ellos es construir estrategias de egreso”.

En todo el país
Por su parte, Aldo Velázquez, vicepresidente de la institución, añadió: “Tenemos mucho para hacer en este tema. Todo aporte y ayuda es bienvenido para seguir construyendo en la promoción de los derechos de los adolescentes”.
Las prácticas se llevarán a cabo en instituciones de la Udelar de todo el país y en ese marco, Rodrigo Arim, rector de la universidad, sostuvo que el acuerdo surgió en la búsqueda de generar políticas públicas que generen capacidades laborales para los jóvenes y adolescentes que tienen “situaciones de vulnerabilidad importante”, y así generar impactos en la sociedad.
Arim explicó que la Udelar abre sus puertas para generar una primera experiencia de trabajo, que les permitan luego insertarse en el mercado laboral.
El rector auguró que tanto la universidad como el INAU avanzarán en otras áreas de acuerdos que densifiquen las políticas públicas y aclaró que “no solamente la Udelar pone algunas de sus capacidades a disposición, al recibir a los jóvenes también recibe de ellos colaboraciones muy importantes para nosotros”. Según remarcó, este programa de prácticas “no es un acto de generosidad, sino uno bilateral”, ya que, por un lado, la universidad se compromete con las políticas públicas, mientras por otra, los jóvenes y adolescentes hacen aportes muy valiosos a la institución educativa.