Desde el equipo del precandidato nacionalista Juan Sartori, expresaron su sorpresa por las declaraciones del intendente de Maldonado, Enrique Antía, quien afirmó que recibió “fuertes presiones” por parte del joven líder blanco para pedirle que se adhiera a su sector. Quien salió al cruce de estas declaraciones fue el histórico dirigente del Partido Nacional, Alem García, quien desmintió que Sartori haya hecho ningún contacto telefónico y además dijo que desde las filas del empresario, si hubo un contacto con Antía fue realizado por él mismo.
García dijo sentirse sorprendido por lo expresado por el jefe comunal de Maldonado y sostuvo que cuando existió el contacto hubo un “diálogo cordial”, por lo que “de ninguna manera” se puede afirmar que se realizó ningún tipo de presión política. “Me llama poderosamente la atención que diga que lo llamó Sartori, fui yo quien lo llamó, la conversación fue cordial y de ninguna manera puede decirse que hubo presiones, ahora, que una conversación estrictamente privada ente dos correligionarios se divulgue es preocupante”, detalló García.
El exdiputado enfatizó que “decir que hubo presiones es apartarse de manera grave de la verdad” y recordó que las conversaciones dentro de una campaña entre correligionarios son normales.
García dijo que no piensa atribuir ninguna intencionalidad a Antía por sus declaraciones, pero lamentó que no esté enfocado al objetivo único que es ganar el gobierno nacional. “En estas conversaciones, como las que tuve con Antía son entre correligionarios, normales, entonces yo no quiero atribuir nada, pero advierto en el mismo sentido un ánimo que se aparta de la cordialidad y la buena relación que se debe mantener en el Partido Nacional”, remarcó el dirigente. En ese sentido, estimó que si los nacionalistas quieren ganar las elecciones lo mínimo que se puede tener es “una cuota de responsabilidad”.

Foto: twitter Alem García

Contenido publicitario