Sobre las 9 de la mañana de hoy se registró una rapiña en un comercio del barrio Rivera. Pablo Gurry, dueño del lugar dijo que estaba “haciendo la caja, preparando la quiniela… Fue una fracción de segundo. Paró una moto y entró uno con el revólver en la mano. Le di la plata. No me arriesgué… Y ahí empezó a tirar. Fueron tres tiros”, señaló. “Tenía un revólver viejo… No le podía decir que no tenía dinero, porque estaba con la plata en la mano… Pero quería más”, añadió.
El comerciante dijo que estaba solo, ya que su esposa se estaba levantando y su hijo se encontraba en la casa de un amigo. “Mientras recogía la plata, me seguía tirando… Un tiro llegó al living de mi casa. El comercio está delante y luego está mi casa, Ahí quedó la bala. Y después hubo dos tiros a la altura de mi cabeza. Me apuntó directo. Un oficial de la Policía me dijo que deben haber pensado que fui a buscar un arma, adentro. Esta es la primera vez que me roban en tres años… Yos siempre estoy mirando para afuera, porque pasan por acá a toda hora. Hoy no me dio el tiempo para nada. Y dispararon después que les di el dinero”, señaló. “Me llevaron 15 mil pesos. Era la plata de la quiniela”, informó.
Tras el alerta, se hizo presente la Policía y se efectuó un relevamiento del lugar. Además, la Policía Científica retiró una de las balas que incrustada en una pared. De todas maneras, el almacenero dijo que tiene que ir ahora a la seccional a formalizar la denuncia. “Si se aclara, van a estar un tiempito adentro y después afuera… Y capaz que vuelven. Por suerte estoy vivo y puedo contarlo. Si no, no sé qué tranquilidad le quedaría a mi familia. Él apuntó a la cabeza”, indicó.
Fuente: Fm Gente y Correo de Punta del Este

Contenido publicitario