Alrededor de medio centenar de vehículos ingresados de contrabando al territorio nacional fueron decomisados en los últimos meses en operativos realizados tanto por efectivos de la Jefatura de Policía de Maldonado como de la Dirección Nacional de Policía de Tránsito.
En la gran mayoría de los casos se trata de vehículos brasileños que luego de ser adquiridos por cifras irrisorias respecto al mercado local ingresaron al país para ser usados por ciudadanos uruguayos. Una doble infracción aduanera tanto por la forma del ingreso del vehículo como por el uso del mismo por parte de un ciudadano uruguayo. Los vehículos son comprados en la frontera brasileña y luego ingresados al territorio nacional por los propios compradores. Un día sí y otro también son observados vehículos empadronados en el Brasil circulando por las calles del departamento e inclusive estacionados en el frente de la casa del usuario o guardado en el garaje de la misma. En casos más graves también puede tratarse de vehículos robados en el territorio brasileño y luego entregados como alguna moneda de cambio con delincuentes locales.

Foto: archivo

Contenido publicitario