Aluvión tricolor

 

El centro de Maldonado tuvo ayer un movimiento dominguero algo inusitado gracias al partido jugado en el Campus entre el Club Nacional de Fútbol y Atenas de San Carlos. A pesar de la localía, los carolinos fueron minoría mientras que sobraron las banderas tricolores. El fútbol sirve, como se ha visto, para fomentar una cuota nada despreciable de turismo interno siempre que el clima ayude. Y los ambulantes de parabienes. “Calentitos los panchos”.