“Análisis de las normas fiscales de promoción a la micro y pequeña empresa en el proyecto de ley de urgente consideración”, por la Cra. Blanca dos Santos Cruz*

El proyecto de ley de urgente consideración trae modificaciones al régimen de tributación de las pequeñas empresas aparentemente mínimas. Sin duda se persigue el objetivo de promover el emprendedurismo y mejorar la competitividad de las micro y pequeñas empresas, pero tal como está planteado, si bien las pequeñas empresas del límite superior de ingresos podrán verse beneficiadas, las micro empresas que actualmente pagan el denominado “IVA Mínimo” no solo deberán pagar más cuota fija mensual a cuenta de IRAE, sino que muchas deberán también comenzar a liquidar Iva general, lo que seguramente no tenga ningún efecto material sobre la recaudación.
El “IVA Mínimo” que pagan las empresas que facturan hasta UI 305.000 anuales (aprox. U$S 36.000), es un impuesto de cuota fija mensual que sustituye IVA e IRAE. Como no da derecho a crédito por el IVA incluido en las compras, constituye un sobre costo en relación a los contribuyentes del régimen general, que lógicamente debe ser trasladado a sus precios de venta lo que afecta su competitividad. Además, sus compradores no pueden deducir el gasto con fines fiscales, lo que afecta la neutralidad, toda vez que una empresa no contrate con quien le venda el mejor producto y al mejor precio sino con quien cuya factura pueda deducir como gasto. Este régimen especial margina y desalienta el crecimiento de las pequeñas empresas y fomenta la evasión. Muchos contribuyentes dejan de facturar o fraccionan sus actividades cuando se acercan al tope de ingresos. Además, quienes deben dejar el régimen por superar el tope, no pueden volver por lo menos por 3 años, aunque su nivel de ingresos vuelva a estar por debajo de 305.000UI. Se prioriza la recaudación y la simplicidad, pero resulta discriminatorio, ineficiente y a contramano de cualquier objetivo de beneficio al emprendedurismo. A su vez, para los que si superan el tope de UI 305.000, el concepto fiscal de Pequeña Empresa dentro del régimen general de Iva-Irae tiene como límite UI 4.000.000 de ingresos anuales (aprox.U$S 470.000), ya que hasta ese valor es que se permite la liquidación de IRAE en forma ficta, sobre un porcentaje fijo de ganancias sobre ventas, por escalas que resultan en tasas efectivas de impuesto de 3.3%, 9% o 12%.-
Sin embargo, en el marco de las políticas de promoción, desarrollo, tecnificación, capacitación, asistencia técnica y acceso al crédito de las Pymes, el Decreto 504/2007 categoriza las micro empresas por el tope anual de ingresos de UI 2.000.000 (Aprox. U$S 235.000) y con hasta 4 personas ocupadas; y las pequeñas empresas, por el tope anual de UI 10.000.000 (aprox. U$S 1.100.000) y con hasta 19 personas ocupadas. Nótese que se considera el parámetro personal ocupado además del de ingresos anuales. –
Claramente hasta ahora no existe coordinación entre la actividad de promoción y las normas tributarias. Difícilmente las políticas de promoción puedan surtir el efecto deseado, si luego de apoyarlas se las grava con objetivos exclusivamente recaudatorios. Como afirmábamos ya en 2001 en la XXIV Conferencia Interamericana de Contabilidad, celebrada justamente en Punta de Este, los nuevos emprendimientos son generadores de ideas, de empleo, de ahorro y de consumo, por lo que el apoyo que se les otorgue no significa un gasto sino una inversión que debe ser tenido en cuenta a la hora de darles un determinado tratamiento tributario.
Lo que propone el proyecto de LUC es incorporar a los pequeños contribuyentes al régimen general de IVA e IRAE, derogando el famoso “Literal E”. Con esto la facturación de los pequeños contribuyentes será gasto fiscal deducible para sus adquirentes en las condiciones generales (según regla candado). Quienes facturen menos de UI 305.000 ahora se incorporan al régimen general de IVA y a la liquidación ficta de IRAE en nuevas categorías coincidentes a efectos fiscales y de promoción según el Decreto 504/97, que toman en cuenta no solo los ingresos anuales sino también el personal ocupado incluyendo dueños y socios. También se incorporan a la obligación de pago de anticipos mínimos mensuales de IRAE según volumen de ingresos, con la salvedad que micro y pequeñas empresas no deben incluir a estos efectos, los subsidios públicos de promoción, otorgados por la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) y el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM). –
El siguiente cuadro comparativo refleja los cambios propuestos:

 

 

 

 

Así, las empresas del tramo superior de ingresos, que no ocupen más de 19 personas, podrán liquidar IRAE en forma ficta por hasta UI 10.000.000 anuales (hoy hasta UI 4.000.000), beneficiando a aquellas que obtengan de su actividad una renta real superior al 48%. Sin embargo, la tasa efectiva de IRAE para quienes facturen menos de UI 305.000 subirá de 3.6% a 4.7% en el límite superior. Los tramos medios no tendrán cambios. –
El proyecto propone un beneficio transitorio de 3 años para los nuevos contribuyentes que no superen UI 305.000 anuales, con porcentajes reducidos de renta neta ficta, pero como igualmente deberán pagar el anticipo mínimo mensual de $ 5.220, este beneficio no surtirá ningún efecto.
Se incorpora a la ley la exoneración transitoria decreciente de aportes patronales, de 75%, 50% y 25% durante los primeros 3 años de actividad, para micro y pequeñas empresas (hasta UI 10.000.000 y 19 empleados). Esto, que ya se venía aplicando por decreto, amplía en gran medida el número de empresas que podrán beneficiarse.
También se facul ta al Poder Ejecut ivo a disponer que el IVA que les corresponda liquidar a las micro y pequeñas empresas que no superen UI 305.000 anuales, cuando su facturación sea insumo de otras actividades gravadas, no sea facturado y permanezca en suspenso a efectos tributarios. El efecto de esta disposición es que no deberán pagar IVA, pero además podrán obtener crédito fiscal por el IVA incluido en sus compras, el que dejará de constituir un costo y les permitirá competir en igualdad de condiciones con los demás contribuyentes.
El proyecto entonces muestra la intención de promover la promoción y mejorar la competitividad de las micro y pequeñas empresas. La equiparación de normas fiscales y de promoción a efectos de su definición es muy acertada, pero tal como está redactado no surtirá los beneficios que plantea e incrementa la carga fiscal anual de los actuales contribuyentes de IVA Mínimo en por lo menos 31% (de $ 3.980 a $ 5.220 mensual mínimo). Adicionalmente, el beneficio del IVA en suspenso no se incorpora a la ley, sino que es una facultad del PE que podrá ejercer o no, y no se aplica a las ventas a consumidores finales. Por lo tanto, si la facultad no se ejerce, los actuales contribuyentes de IVA Mínimo deberán comenzar a liquidar IVA general por todas sus ventas, si se ejerce, deberán hacerlo igualmente por sus ventas a consumidores finales. Esto agrega a la DGI un costo adicional de control y fiscalización de un gran número de nuevos contribuyentes que poco aportan a la recaudación. –
Para evitar perjudicar a quienes se pretende beneficiar y cumplir con el objetivo de promoción sin costos fiscales adicionales, entendemos que se debería disponer para las micro empresas (hasta 4 empleados) que no superen las 305.000 UI:
a. Agregar una nueva categoría de anticipos mínimos de IRAE, con un pago mínimo equivalente a la actual cuota mensual de IVA mínimo de $ 3.980, en lugar de los $ 5.220 que le corresponderá según el proyecto. –
b. Incorporar a la ley, no como facultad del PE, la disposición de que el IVA que deban liquidar permanezca en suspenso o se grave a tasa cero, para todas sus ventas, incluyendo las realizadas a consumidores finales.

Con esto se cumpliría el objetivo de promover el crecimiento e inserción de las micro y pequeñas empresas, no se perjudicaría a los actuales contribuyentes de IVA mínimo que poco aportan a la recaudación, y no se generaría un costo adicional de control y fiscalización a la DGI que igualmente nunca será compensado con los ingresos que estos provén. Esperamos las modificaciones necesarias al proyecto.

*Especialista Tributaria Mercosur Integrante de Ciudadanos Maldonado, Partido Colorado.