Ancap anunció que analizará un ajuste en el precio de los combustibles a fines del mes próximo. En tanto, hay economistas que calculan que se deberá aumentar la tarifa atendiendo el desfase existente entre el precio del barril de petróleo y el dólar respecto de la paramétrica de costos que maneja la empresa.
Días atrás fuentes del ente dijeron al diario El País que “es difícil” que se pueda evitar una suba de los combustibles en junio. Sin embargo, la presidente de Ancap, Marta Jara, aclaró que no puede dar ningún tipo de adelanto y reiteró que se deben esperar los datos del primer semestre de petróleo y dólar para tomar la decisión.
Hace unos días, ante la Comisión de Industria de Diputados, la jerarca defendió la mejora de los números de Ancap en los últimos años, y aseguró que en este tiempo los ajustes de tarifas se tomaron en base a los costos que genera el negocio de los combustibles, sin arrastrar al precio que paga el consumidor pérdidas o ineficiencias de otras áreas de la empresa.“La economía de combustibles, en sí, es la que fija la tarifa, ya que todos los otros negocios y las subsidiarias no tienen un resultado que sea fondeado con la tarifa; esto es importante”, remarcó ante los legisladores.
Tras esa comparecencia, había dicho a los medios de prensa que el ajuste de los combustibles es “un tema bien serio y que nos lleva mucho análisis”, porque “sabemos que es importante e impacta al sector productivos y a todos”.

A esperar
Consultada al respecto esta semana en Punta del Este, Jara dijo que “el crudo parece que está bajando un poquito. De todas formas hay que esperar lo que falta (del semestre). Hay una paramétrica publicada y todo lo que hay para decir está ahí. No tengo una bola de cristal para ver cómo va a cerrar todo esto. Hemos visto picos (en el precio del crudo) que cambian rápidamente el promedio, como ocurrió a fines del año pasado cuando el barril se fue a US$ 80 y luego a US$ 50”.
Este miércoles el barril de crudo Brent cerró al alza en US$ 71,97; el dólar está en $ 35,240. Los valores promedio de ambas variables en lo que va del año son US$ 65,85 y $ 33,347 respectivamente, por lo que el precio teórico del barril en moneda nacional es $ 2.195,9. Esto es $ 364,7 menos que el valor que surge de la paramétrica de Ancap ($ 1.831,2), que toma el barril de Brent a US$ 54,5 y el dólar a $ 33,6 en el promedio semestral.
El jueves pasado, los economistas Horacio Bafico y Gustavo Michelin publicaron una columna de análisis en El País donde afirman que en base a la paramétrica de Ancap, los objetivos financieros trazados y sin apelar a una política de subsidios cruzados (entre los distintos negocios del ente), los precios de las naftas deberían aumentar 5,8% en junio y el gasoil 9,8%.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre