La agenda estratégica de Ancap incluye varios proyectos innovadores. La presidenta de la petrolera estatal uruguaya, Marta Jara, resaltó el vinculado a la transición energética, en procura de producir hidrógeno para el transporte pesado, y la implementación de aplicaciones digitales que beneficien a choferes de camiones y a usuarios de estaciones de servicio, además del uso de Internet en la gestión y toma de decisiones.
En el marco de la presentación del informe financiero correspondiente al primer semestre del año, Jara destacó los resultados positivos, que consideró producto de un trabajo constante y comprometido de los funcionarios de la empresa petrolera estatal y del Poder Ejecutivo, que comparten la visión de profesionalizar la firma y transparentar la gestión.
La jerarca ponderó la proyección estratégica de la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap), por la finalidad de agregar valor a la sociedad, y eligió cuatro proyectos, entre los que se desarrollan asociados a la tecnología y la innovación.
El primero de ellos se relaciona con la transición energética, en el marco de una estrategia del país que definió como visionaria y de vanguardia, con una matriz de generación de energía eléctrica 100 % renovable.
“Vemos en este desafío una gran oportunidad como empresa petrolera de sumarnos en equipo con UTE, que produce electricidad verde, para capturar la reserva que tenemos de generación, que es aproximadamente un 20 % de las necesidades del mercado nacional”, indicó. La idea es usar esa reserva de energía limpia para electrolizar agua, producir hidrógeno y utilizar esa tecnología para el transporte pesado”, explicó.

Programa piloto
Si bien reconoció avances en la movilidad eléctrica con baterías para el transporte urbano, dijo que su uso es pesado para servicios de carga de larga distancia, por lo que mencionó la apuesta a emplear hidrógeno. Informó, al respecto, que Ancap avanza en la generación de un primer programa piloto por el que se proyecta una estación de producción en Montevideo, que abastecería a una flota de diez vehículos, la mitad de ellos camiones y la otra mitad ómnibus interdepartamentales de pasajeros.
Otro proyecto que mencionó es la integración del Internet de las Cosas a la empresa Alcoholes del Uruguay (ALUR), subsidiaria de Ancap. Con ello se accedería a conectividad con todos los dispositivos, personas e instrumentos, de manera de relevar datos para almacenarlos, procesarlos y utilizarlos en la gestión y en la toma de decisiones.
“En ALUR, en Capurro (al lado de refinería de Ancap en Montevideo), llevamos adelante el primer piloto enfocado en la gestión de los equipos para un mejor mantenimiento y prevención de fallas y en la seguridad industrial, física y patrimonial”, relató. Según explicó, la idea es asegurar más segura y confiabilidad.

<sub> Aplicaciones
Un tercer proyecto es una aplicación para conductores de los camiones que transportan combustibles a las plantas de procesamiento. “Es el tipo de innovación que responde a los problemas diarios y le cambia el día de trabajo a una persona”, alentó. “La retroalimentación que tenemos de los choferes que concurren a diario a La Tablada (centro de distribución) es excelente”, apuntó.
El cuarto proyecto se vincula con las aplicaciones digitales de las estaciones Ancap. La idea es acceder a una plataforma con más información para los usuarios, a fin de que puedan encontrar una estación, pedir productos y utilizar medios de pago, entre otras posibilidades. La mitad de la red, apenas puesta en funcionamiento, está conformada por unos 8.000 usuarios.