fiestacorona

 

Hablando en el programa En perspectiva, que conduce Emiliano Cotelo en una emisora capitalina, el intendente Enrique Antía aseguró que no hubo ningún daño ambiental en el lugar en el que se realizó la fiesta Corona Sunsets el pasado fin de semana. Antía aseguró, además, que la Dinama no ha invertido en mejorar las playas del departamento como sí lo hizo la comuna y consideró que hubo mucha “manija” vecinal sobre el tema.

Según se sabe, esta semana la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) hizo saber que aplicaría fuertes multas a los organizadores de la fiesta y adelantó que estudiaría aplicar sanciones a la comuna de Maldonado, que autorizó la fiesta ignorando, aparentemente, los recaudos medioambientales.

Esta repartición estimó que habría daño ambiental en el predio, que pertenece a Lenore SA., y dijo que informó tres veces a los organizadores que no podían celebrar el evento en ese lugar. La IDM, en cambio, consideró que no hubo ningún daño al ambiente y cuestionó al organismo nacional.

Antía dijo ayer que el año pasado esa fiesta se realizó en Montoya -la Playa del Barco de La Barra- pero la IDM concluyó que debía mudarse porque ocupaba mucho espacio. Entonces se dispuso que este año se realizara poco antes del balneario Buenos Aires, donde se hizo.

Cuando se le inquirió por qué la comuna no consultó a la Dinama sobre la pertinencia del lugar elegido, el jefe comunal dijo que porque se trataba de “un espacio de anteplaya”. “No nos pareció que era lo correcto. ¿Sabe cuántos eventos se hicieron en lugares de playa? Tres o cuatro eventos y no pasó nada. Nosotros no hacemos solos las cosas en la playa. Invitamos a Dinama a revisar uno por uno los paradores de playa para decidir qué íbamos a hacer este año”, señaló.

“No era cierto”

Antía refirió que los problemas comenzaron porque algunos vecinos “dijeron que se estaban rompiendo médanos y no era cierto”. “Ahí detectamos por las redes a quienes empezaron la manija, a alertar a la Dinama, sabemos quiénes son, y allí aparece la denuncia de un edil del MPP para hablar del ‘desastre’ y decir cosas vergonzosas, como que recibimos dinero por esta fiesta”, afirmó.

Por lo demás, cuestionó que un día antes de la fiesta la Dinama pidió a los organizadores que suspendieran el armado del estrado. “Nosotros mandamos técnicos de la Intendencia, pero el estrado estaba armado. Y en la comunicación la Dinama no dice nada de suspender la fiesta”, aclaró.

Asimismo, dijo que “no había un protocolo claro, porque esta fiesta no llega a la playa”, y lamentó que las decisiones de este tipo se realicen “desde los escritorios” capitalinos sin conocer la situación. Al respecto, señaló que si se aplican estrictamente las normas que protegen la faja costera algunas rutas no podrían construirse.

El intendente también aclaró que la directora de Medio Ambiente de la comuna “dio las indicaciones necesarias de cómo armar, dónde circular con las máquinas” y “se hizo un vallado de la costa para no afectar el médano de la primera rompiente, no permitiéndose que se circulara por las pequeñas ondulaciones”. “Todo se cumplió y la empresa hizo un trabajo muy prolijo. A tal punto que las instrucciones de DINAMA para el desarmado son las mismas que dimos para el armado”, dijo.

Sin daños

Por otra parte, Antía estimó que “sería una ridiculez que la Dinama multe a la intendencia; la gente se mataría de risa. Si la Dinama multa se lo voy a descontar de todo lo que invertí en la costa, que no pusieron un peso. Lo vamos a discutir”, señaló.

“Está bien controlar las fiestas, pero nosotros mantenemos los médanos desde hace 30 años. No hubo daños, sino un pisoteo de la vegetación de la costa, que en dos o tres lluvias no se va a notar. No hay médanos sacados de lugar. Sacamos fotos del lugar (antes de) la fiesta y tenemos claro que no hubo daño a la costa”, aseguró.

Asimismo, cuestionó a la Dinama por haber mandado a la empresa a “recomponer vegetación” y porque les pidió “plantar dos tipos de plantas que no existen en la zona”. “Hablaron de daños por vidrios y las botellas que se usaron son de aluminio, no hubo una sola de vidrio. Acá falta un trabajo técnico más riguroso. Se armó un escándalo nacional inmerecido”, concluyó.

La organizadora de la fiesta admite haber causado daños

En un comunicado enviado ayer a varios medios, la firma organizadora de la polémica fiesta Corona Sunsets, Pulmer S.A., reconoció haber provocado daños en la faja de dunas pero aclaró que está trabajando en la recuperación junto a la Dinama.

La empresa dijo que la zona fue afectada “moderadamente” y afirmó que está realizando el desarme de todas las estructuras de acuerdo a lo exigido por la Dinama.

El comunicado también manifestó que el espacio utilizado para la fiesta celebrada en pasado viernes “no superó los 300 metros lineales de costa, por lo que no es correcta la información que indicaba que se vieron afectados 3 kilómetros de dunas”.

Contenido publicitario