Veintiocho pingüinos, cinco albatros, cuatro petreles, tres lobos marinos y una tortuga de más de 150 kilos fue el panorama que se encontró Richard Tesore de SOS Fauna Marina al llegar a la playa en la zona de José Ignacio. Según informó el diario El País, Tesore dijo que algunos de los animales estaban enredados en tanzas de pesca, otros estaban algo cubiertos con una sustancia oleosa, pero que la mayoría lucían limpios.

Por ahora se desconocen las causas de este fenómeno, dijo, pero agregó que los lugareños señalaron que en los últimos días han aparecido varios ejemplares de tortugas muertas.

Además de José Ignacio, Tesore fue informado de la aparición de animales muertos en las últimas horas en playas de Rocha y de Canelones.