La Armada Nacional monitorea por estas horas la evolución de una mancha de hidrocarburos en las inmediaciones de la Boya Petrolera de José Ignacio en el océano Atlántico.
El vertido del hidrocarburo se produjo durante una maniobra de descarga de crudo registrada en la jornada del viernes en la terminal este de ANCAP de la costa atlántica. Se estima que unos diez metros cúbicos fueron vertidos desde el manguerote que conecta los tanques del buque con la boya petrolera. Luego de advertida la presencia del crudo en el agua, se activaron los mecanismos previstos para enfrentar este tipo de contingencias. Entre las medidas previas al impacto se encuentra el seguimiento de la mancha desde tierra, mar y aire. En la tarde del sábado una aeronave Cessna 337 Skymaster de los Escuadrones de la Aviación Naval sobrevoló el áerea para tomar imágenes. De forma paralela, se preparan los elementos de limpieza necesarios para atacar la mancha apenas ésta impacte en la costa. La Armada cuenta con un software, denominado “Oil Map” que permite, a partir del seguimiento de la mancha de hidrocarbulo y el análisis del impacto del viento y la corriente, establecer con cierto tiempo de anticipación el lugar y la hora en que se pueda producir el impacto en la costa. “No está claro que puede ocurrir. Puede pasar que las corrientes arrastren la mancha hacia mar abierto. De todas formas, está todo listo para actuar”, dijo Carlos Fontes, coordinador del Centro Coordinador de Emergencias de Maldonado (CECOED).
Asimismo se informó que cuadrillas de la Intendencia de Maldonado han venido trabajando en la limpieza. El director de Aseo Urbano de la comuna, Fernando Servetto, dijo que personal a su cargo, procedió a recorrer la costa que podría verse afectada e informó que una pequeña porción del derrame, pero casi diluido, llegó hasta la costa. Esto se verificó en una zona cercana a la Laguna José Ignacio, a unos 700 metros de la Terminal Este de Ancap y en dirección hasta La Juanita.
La Prefectura Nacional Naval elabora la instrucción administrativa para determinar la existencia o no de responsabilidades de las partes que intervinieron en la maniobra de crudo. Bajo el precepto de quien contamina, paga. No es descartable que se apliquen las multas establecidas por ley.

Foto: Armada Nacional

Contenido publicitario