Asesinato de Edwar Vaz: hija de acusada clama por la inocencia de su madre

Comienza hoy el juicio por el asesinato del profesor de inglés; asesinado en la noche del lunes 9 de julio de 2018

“Soy hija de ambos por ende lo sufro el doble, por la ausencia de mi padre y la ausencia injusta de mi madre”; exclamó ayer lunes Florencia Vaz Moraes, hija de Lulukhy Moraes Pinto y del fallecido profesor inglés Edwar Vaz Fascioli, asesinado en la noche del lunes 9 de julio de 2018.
Esta afirmación de Florencia, la primera dada a un medio de comunicación, fue efectuada en la víspera de la primera audiencia de lo que se conoce como el “juicio del siglo” de Maldonado.
Florencia no duda de la inocencia de su madre: “Solo yo después de haberla ido a ver y mirarla a los ojos sé que ella no fue”. Florencia entiende que el caso fue “fue ideado muy burramente como para haber sido ella y con demasiado pocos recursos”. “Es opuesta a la de mi hermano claramente”, reconoció cuando fue consultada por la posición de su hermano quien no cree en la inocencia de su madre, una de las personas imputadas en la causa del asesinato de su padre.

Caso
Florencia, además de ser hija de la víctima y de una de las acusadas del crimen, es una de las decenas de personas que deberán presentarse a partir del lunes 13 de julio para prestar su declaración ante la jueza, el fiscal y los abogados defensores del caso.
Entre los testigos propuestos por la fiscalía se encuentra el supuesto padre de Lulukhy Moraes Pinto, quien pidió ser excluido de prestar su testimonio en la causa. Se trata de José Aníbal Marcos, conocido por ser uno de los príncipes internacionales que tiene la familia gitana en el Uruguay.
Si bien Marcos no es el padre que aparece en la partida de nacimiento, la propia Lulukhy asegura que sí es su progenitor. Por esta razón, Marcos se amparó a lo establecido en el artículo 150 del Código del Proceso Penal que permite excluir a aquellas personas por ser parientes consanguíneos hasta el segundo grado. Ante esto, la jueza del caso Ana María Guzmán lo retiró de la lista de testigos de la fiscalía. Para hoy martes se espera que la jueza Ana María Guzmán, la fiscalía y los abogados defensores acuerden la forma en que serán dados a conocer los pormenores del juicio. Se asegura que tanto en esta jornada como en el resto de las audiencias no podrán ingresar a las mismas ni ciudadanos interesados en conocer las actuaciones, ni representantes de los medios de prensa.
Se asegura que el Poder Judicial emitirá las audiencias de forma virtual por alguna de las plataformas de streaming existentes. “En cuanto a la publicidad del juicio oral, se está tramitando una solicitud a la Suprema Corte de Justicia de que el juicio se transmita vía Zoom institucional a las personas de público y prensa que soliciten verlo, para garantizar la publicidad y evitar la concurrencia de público a la sede. En especial, se prevé que las audiencias de alegatos de apertura y de clausura y la audiencia de sentencia de primera instancia se transmitan por esa vía. Acerca de la posibilidad de transmitir por esa vía las audiencias de declaraciones de testigos, peritos y partes, se resolverá en la primera audiencia, luego de oír sobre el punto a los fiscales y defensores intervinientes”, afirma una resolución de la jueza Ana María Guzmán.
Al día siguiente se espera que tanto el ministerio público como los defensores presenten los alegatos correspondientes. El desfile de testigos, partes y peritos se cumplirá a partir del próximo lunes.

Imputados
El juicio que comenzará en las próximas horas, tiene como imputados, además de Lulukhy Moraes Pinto y a la ex pareja de ésta, Carlos Mauro Guarteche, a su socia de la vida María Leticia Giachino. En esta causa también serán enjuiciados Carlos Alberti y Mathías Franco Silvera. Las tipificaciones van desde el delito de homicidio especialmente agravado y muy especialmente agravado. Paradójicamente, por razones de plazos procesales, el señalado como ser el autor del disparo que mató a Vaz Fascioli no será enjuiciado con el resto de los encausados, quedará para más adelante. Se trata del sujeto identificado como Marcelo Barboza, hoy preso por otra causa.

 

El relato del asesinato


Relato de la fiscalía: “Carlos Alberti tocó timbre en el apartamento de Edward Vaz, dialogó con Malvina Suárez en el intercomunicador haciéndose pasar por un conocido de la hija de Vaz, Malvina Suárez le avisó a Vaz y ella quedó escuchando en el portero eléctrico.
Edward Vaz salió de su casa para atenderlos. Cuando Vaz abrió la puerta del edificio, Marcelo Barboza dio dos disparos con el arma de fuego que le entregó Franco Silvera, uno de los disparos impactó en el cráneo de Edward Vaz, como consecuencia cayó al pavimento boca abajo, el otro de los disparos impactó contra el frente del edificio y provocó la rotura de un vidrio; Malvina Suárez se había mantenido escuchando por el intercomunicador. A continuación, Marcelo Barboza y Carlos Alberti se fueron en el vehículo conducido por Silvera, fueron vistos por una testigo y por el propio hijo de Edward Vaz, un testigo los siguió en su motocicleta. Silvera, Barboza y Alberti llegaron a la Parada 41 donde los esperaba Mathías Guarteche”.

Penas requeridas por la Fiscalía para cada acusado

Lulukhy Moraes:
30 años de penitenciaría

Mauro Machado:
30 años de penitenciaría

Mathias Guarteche:
30 años de penitenciaría

Carlos Alberti:
30 años de penitenciaría

Leticia Giachino:
10 años de penitenciaría

Franco Silvera:
10 años de penitenciaría.

Para el delito de homicidio en todas las imputaciones:

– Circunstancias
especiales de agravación:

premeditación y el haberse cometido por precio (arts. 310, 311 numeral 2 y 312 numeral 2 del Código Penal).

– Circunstancias genéricas de agravación:

alevosía y nocturnidad (art. 47 numerales 1 y 12 del Código Penal), el uso de arma de fuego (art. 141 de la ley nº 17.296).

Para el acusado Carlos Alberti:
– Circunstancia genérica de agravación: la reincidencia, sentencia ejecutoriada por delito doloso el 14/06/2018.

Para los acusados Lulukhy Moraes, Leticia Giachino, Mathías Guarteche, Mauro Machado y Franco Silvera:

– Circunstancia genérica de atenuación: primariedad absoluta en vía análoga (art. 46 numeral 13 del Código Penal).

Foto: archivo

Contenido publicitario