En todas las tiendas políticas se cuecen habas. Ahora le ha tocado el turno al Frente Amplio a nivel nacional a causa de la controvertida figura del diputado Darío Pérez. Como se sabe, el líder de la Liga Federal ya provocó un desplazamiento del sector de Óscar de los Santos que, a su vez, espantó a Susana Hernández del sublema encabezado por el economista Mario Bergara.
La semana pasada, el Nuevo Espacio de Rafael Michelini sumó la adhesión de la Liga Federal Frenteamplista. Como el NE integraba el Frente Liber Seregni que lidera Danilo Astori, la Alianza Progresista se indignó por el reclutamiento y dio un paso al costado. Como solución, se adhirió al sector de Mario Bergara, que en Maldonado tenía su principal baza en la escribana Susana Hernández. Pero como la exintendente interina se había alejado de la 738 de Óscar de los Santos, decidió a su vez meter violín en bolsa e irse a militar a otro lado y su destino sigue siendo oficialmente una incógnita.
En tanto, Astori habló estos días y, tras haberse pronunciado en su momento con cierta estupefacción por el alejamiento de Alianza Progresista, dijo que él tampoco quería tener en sus filas a Darío Pérez. A causa de esta postura, también el Nuevo Espacio abandonó el FLS.
Hace alrededor de 20 años, los seguidores de Astori en Maldonado se habían peleado con Pérez, a quien consideraban “demasiado personalista al estilo de Villanueva Saravia”. El hoy diputado decidió abandonar el grupo para fundar su propio sector, con el que llegó a obtener tantos votos que el segundo de su lista, Enrique Pérez Morad, pudo ocupar una banca en la Cámara Baja. Luego Pérez Morad también se enemistó con Darío Pérez y fundó Amanecer Frenteamplista, grupo que acompañó a De los Santos. El Nuevo Espacio en tanto, es un grupo continuador del Partido por el Gobierno del Pueblo, que encabezaba Hugo Batalla y terminó sumándose al Partido Colorado. Parte del NE pasó a fundar el Partido Independiente.

“Discrepancia”
A todo esto, Asamblea Uruguay analiza ahora un acuerdo con la Vertiente Artiguista porque, según dijo Danilo Astori en un acto realizado durante el pasado fin de semana, el sector está “¡más vivo que nunca!”. El actual ministro también se refirió a los recientes movimientos internos.
“En el caso del Nuevo Espacio nuestro problema es que no podemos tener acuerdos políticos con una organización que ha hecho un acuerdo con el diputado Darío Pérez, porque nos sentimos muy alejados con la conducta que ha tenido el diputado Darío Pérez, lo digo con todo respeto, simplemente estoy marcando una discrepancia muy profunda”, señaló.
“No es que meramente, como señala nuestro compañero Rafael Michelini, sea Darío Pérez el que vaya a votar al Nuevo Espacio, sino que va a estar integrando la lista al Senado”, agregó.
Según informó Teledoce, el ministro aseguró que el FLS es “un concepto más que un acuerdo electoral” y señaló que su sector procurará ampliar las alianzas, por lo que analiza un acuerdo con la Vertiente Artiguista. “Seguramente habrá alguna novedad en los próximos días y podamos compartirla con precisión y profundidad, pero hasta donde llegué es hasta donde puedo llegar”, dijo Astori.
Tanto Astori como Bergara encarnan el ala la más moderada del Frente Amplio por lo que, tal como hizo el socialismo europeo de los años 80, dejó de lado las utopías del marxismo y las ideas extremas, como la reforma agraria y la nacionalización de la banca. De hecho, Bergara había dicho antes de las internas que su anhelo no era llegar a la Presidencia sino fortalecer el centro de la coalición, que es el que dirige la política económica del FA.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre