esposasEfectivos de una seccional capitalina detuvieron a un sujeto que está requerido en Maldonado por haber cometido un hurto. El hombre estuvo de visita en un juzgado y ya descansa en una confortable celda del paraje Las Rosas con vista a la pared.

El robo en cuestión fue denunciado en dependencias de la Seccional Décima el pasado 16 de enero. La denunciante dijo que había regresado a su residencia de la calle Covadonga y había encontrado un gran desorden, signo inequívoco del ingreso de personas de malvivir. Lo que no encontró la señora fue una montañita de dinero que incluía 2.500 euros, U$S 1.500 y $ 6.000 entre otros efectos. Los policías actuantes determinaron que los delincuentes ingresaron a la finca “mediante escalamiento”. Luego, realizaron una inspección en la finca y hallaron en el interior de un baño una mochila que contenía un gato de tijera que pertenecía a los delincuentes. Más tarde, la Policía Científica estuvo levantando indicios y relevando la escena del hecho, como en las películas.
El resultado de los análisis realizados dio sus frutos. La Policía pudo determinar que el autor del robo podría ser un joven poseedor de antecedentes penales de la ciudad de Montevideo, por lo que quedó pendiente su captura. Esta se produjo el pasado 7 de marzo en jurisdicción de la Seccional 14ª de Montevideo..
Realizadas las coordinaciones pertinentes, el joven fue trasladado hacia Maldonado, donde admitió haber venido a Punta del Este en dos oportunidades para cometer hurtos y admitió su responsabilidad en el caso de la calle Covadonga.
Finalmente, desfiló ante el juez en lo penal de Segundo Turno, quien dictó su procesamiento sin prisión. Emiliano Sebastián Luzardo Barreto fue acusado de “Hurto Especialmente Agravado por haberse cometido mediante penetración a lugar destinado a habitación, por encuadrar su conducta en lo previsto en los Art. 5, 60, 340 y 341 num 1 del CP.”

En Pinares

Otro ladronzuelo tuvo mejor suerte y se salvó de la estadía en el centro de rehabilitación a pesar de que fue hallado responsable de un robo cometido en un chalet de la calle Las Begonias y Los Gladiolos, en Pinares.
Apenas de supo del hecho, personal de la Brigada de Hurtos de la Seccional Primera se trasladó a la vivienda y se entrevistó con la propietaria. La mujer dijo que desconocidos habían ingresado a su casa tras forzar una puerta corrediza y le habían sustraído “varios efectos tales como: una computadora, una pistola de aire comprimido, dos mochilas, una máquina de cortar cabello, cámaras de fotos, un par de sandalias, un monedero con monedas chilenas y argentinas, bijouterie, relojes y una linterna led”. Aquí también la Policía Científica realizó un relevamiento de la escena del hecho que, a la postre, resultó fundamental.
En efecto el autor del robo fue identificado como un sujeto con antecedentes penales y no tardó en ser capturado. Marcio Ramos Larrosa fue llevado a la Sede Penal de Segundo Turno de Maldonado, donde se determinó su procesamiento sin prisión por la comisión de “un delito de Hurto Especialmente Agravado por haberse cometido mediante penetración a lugar destinado a habitación, por encuadrar su conducta en lo previsto en los Art. 5, 60, 340 y 341 numeral 1 del CP.”

A golpes se aprende

La Jefatura también informó del procesamiento con Prisión de Yubskler (sic) Sosa Sosa, de 24 años de edad, y Fernando Ramón Figuieras Miranda, de 26 años de edad, ambos poseedores de antecedentes penales en otro departamento. Se los acusó de “un delito de Hurto Especialmente Agravado (art. 60, 340 y 341 num 1 y 4 del CP)”. Sin Prisión y bajo caución juratoria fueron procesados los sujetos de iniciales J.A.R. de 34 años de edad, y R.A.V., de 60 años de edad, ambos de nacionalidad cubana, por Lesiones Personales.
Todo comenzó el 7 de marzo, cuando personal de la subcomisaría de Solanas tomó conocimiento de un hurto ocurrido en una finca ubicada en Ruta 10, km 123. Un efectivo policial llego al lugar y observó que una camioneta ocupada por cuatro personas ingresó al predio. Uno de ellos, cubano, bajó del vehículo y puso en conocimiento del agente que habían ingresado desconocidos a su casa y le hurtaron varios efectos, pero agregó que había arrestado al presunto autor de los hechos.
El delincuente apenas había ingresado al móvil policial, cuando los individuos comenzaron a agredirlo con golpes de puño. Queriendo evitar la paliza el sujeto intentó huir, pero los denunciantes salieron en su persecución haciendo caso omiso del agente policial. Apenas lograron atraparlo continuaron con la golpiza, por lo que el agente debió interponerse e introducir al ladrón en el patrullero para protegerlo. Acto seguido, pidió apoyo y un móvil del cuerpo de Radio Patrulla que llegó al lugar debió trasladar al individuo al hospital Elbio Rivero. Un facultativo le diagnosticó “traumatismo facial, traumatismo encéfalo craneano, pérdida de conocimiento”.
Una vez identificado, el delincuente resultó ser oriundo de la ciudad de Montevideo y poseedor de antecedentes penales en otros departamentos por rapiñas y hurtos, por lo que quedó detenido con el fin de esclarecer los hechos. Consecutivamente compareció uno de los afectados ara radicar la denuncia.

El sujeto había actuado con un cómplice que luego fue detenido en inmediaciones del Arboretum Lussich por los propios cubanos y sus amigos. El sujeto también era oriundo de Montevideo y poseedor de antecedentes penales.

Contenido publicitario