dolaresDos mujeres argentinas de 25 y 26 años de edad fueron detenidas por la policía de Maldonado, cuando alguien advirtió que trataban de colocar dólares falsos en comercios del centro de la ciudad. Ambas habían llegado en ómnibus a Punta del Este el domingo pasado. Ese mismo día compraron dos bicicletas y salieron a recorrer comercios de Maldonado para colocar la moneda apócrifa. Poco después ya había nueve denuncias en su contra radicadas en la seccional 1ra., que se hizo cargo de la tarea de ubicarlas y detenerlas.

Las mujeres realizaban compras que nunca superaban los mil pesos uruguayos. Abonaban con un billete falso de 100 dólares para recibir el cambio en moneda nacional auténtica. De esa manera habían logrado blanquear alrededor de dos mil dólares. Finalmente fueron detenidas en el centro de Maldonado, cuando llevaban consigo 10 mil dólares falsos. Según informó FM Gente, una de ellas se negó a declarar ante la policía. De todos modos hoy deberán ser conducidas ante la justicia. Esta es la segunda vez en 48 horas que los protagonistas de las noticias policiales son “hermanos” de la vecina orilla.

Tortolitos

Los vecinos de la esquina de 25 de mayo y Cruzada Libertadora advirtieron la sospechosa presencia de una parejita y llamaron a la Policía. Hicieron bien, porque los tórtolos no estaban intercambiando epítetos amorosos sino planeando qué hacer con algunos bienes ajenos que cargaban.

Los efectivos llegaron al lugar e identificaron al Romeo de 23 años y a su enamorada de 21. Luego realizaron una inspección ocular en los alrededores y ubicaron, detrás de un muro, un bolso con varias prendas de vestir y dos pares de championes. El joven también cargaba una notebook, una caja de municiones calibre 22 y cámaras fotográficas, cuya procedencia no supo explicar razonablemente. Abreviando, la parejita fue trasladada con todos sus enseres y arrumacos al local de la comisaría céntrica.
En principio, la magistrada de Décimo Turno, dispuso que ambos fueran puestos en libertad, pero quedando en calidad de emplazados.
Luego se supo que la computadora incautada había sido denunciada como hurtada en la Seccional Duodécima de La Barra. La habían robado el 11 de enero de una finca de esa zona. Así es que el tórtolo debió regresar al juzgado, donde, esta vez fue procesado con prisión. Agustín Feola Gómez, poseedor de antecedentes penales, fue imputado de la presunta comisión de un delito de Hurto Agravado.

Moneditas

La magistrada en lo penal de Décimo Turno de Maldonado, dispuso este lunes el inicio de un Proceso Infraccional a un adolescente de 17 años de edad, por la presunta comisión una Infracción Grave a la ley penal, más precisamente lo que el Código Penal define como delito de Hurto.
Como medida cautelar, le impuso la obligación de someterse a un tratamiento de desintoxicación por consumo de estupefacientes, por el plazo de sesenta días, con coordinaciones pertinentes a través del INAU.
Todo comenzó el lunes cuando efectivos de la Seccional Sexta patrullaban por el Camino Velázquez (Batlle y Ordóñez) y un ciudadano se les acercó para avisar que había dos individuos ocultos en un comercio existente en la zona. Los agentes se acercaron al lugar y los jóvenes salieron huyendo, pero fueron interceptados más tarde en la esquina de la calle 9 y Ñandú. Ambos llevaban un recipiente de plástico con monedas por valor de $ 3.300 y una llave francesa, efectos que habían robado.
Junto al menor había un individuo de 27 años que fue puesto en libertad.

Mala bebida

Personal del Cuerpo de Radio Patrulla fue alertado días atrás por un ciudadano que dijo haber sido agredido físicamente en una pensión ubicada “en las inmediaciones de calle José Pedro Varela”, según el parte policial.
El denunciante aseguró que se hospeda en ese lugar y otro sujeto sin mediar palabras lo agredió y debió ser derivado al hospital. El agresor fue detenido y el herido se presentó a radicar la denuncia. Ambos fueron sometidos a sendas espirometrías que arrojaron resultados positivos.
Puesto el detenido, G.R.M.R., de 35 años de edad, a disposición de la justicia competente, la magistrada actuante dispuso su procesamiento sin prisión, bajo caución juratoria, por la presunta comisión de un delito de Lesiones Graves Intencionales en calidad de Autor. Como medida sustitutiva, el hombre deberá cumplir la prohibición de mantener contacto por cualquier medio con el denunciante, hasta que se reciba la resolución definitiva.

 

Contenido publicitario

1 COMENTARIO

  1. De buena onda les digo que la frase de …”hermanos” de la vecina orilla… es poco feliz, tendenciosa y fuera de lugar. Si no quieres ser ofendido…no ofendas! y lo màs importante…el que este libre de culpa que tire la primera piedra… les suena?

Comments are closed.