La Policía logró la captura de varios ciudadanos chilenos y de un boliviano que cargaban efectos que habían robado en la playa y en comercios de la zona; todo se concretó tras haber realizado averiguaciones a causa de un robo denunciado hace una semana.
El pasado 31 de enero se había registrado un hurto en un negocio de la avenida Gorlero. La inspección de las imágenes registradas en cámaras de videovigilancia, pudo establecer que los autores eran un hombre y una mujer que andaban en auto y que habían fugado hacia la ciudad de Montevideo, de modo que la Fiscalía dispuso la requisitoria del vehículo.
Este miércoles el auto regresó a Maldonado y se lo pudo ubicar en las inmediaciones de Los dedos, en Punta del Este. Hasta allí fueron varios efectivos que en principio detuvieron a dos hombres de nacionalidad chilena; además se detectó que en el auto había varios efectos robados, como celulares, carteras y lentes, entre otras cosas. A todo esto, los agentes vieron que otras personas que venían hacia el auto advertían el operativo y trataban de huir hacia la playa, por lo que también fueron detenidas.
Se trataba de tres ciudadanos chilenos, dos hombres y una mujer, y un boliviano. La señora era la misma que había participado en el robo a la tienda en el mes de enero. Antes de ser detenida, la mujer había tratado de descartarse de una mochila en la que llevaba cámaras de fotos y otros efectos que un rato antes habían sido robados en la playa, a una turista brasileña.

Fechorías
La Policía logró establecer luego que había otro vehículo que estaba en la zona de la terminal del balneario, en el que también había otro grupo de extranjeros. Se trataba de otros dos chilenos que ya habían hecho compras en la calle 20 con una tarjeta de crédito robada a un ciudadano argentino. El vehículo y sus ocupantes, además, se vinculaban a una denuncia realizada a primera hora de la mañana en Pocitos, Montevideo. Los efectos que fueron encontrados en el auto coincidían con los denunciados como hurtados en la capital.
Por otros efectos hallados en el auto, un Cherry QQ, se sospecha que los sujetos podían haber cometido un robo el día 2 de enero en Portezuelo. Todos los detenidos declararon ayer en la Fiscalía.