afane

El Ministerio del Interior informó esta semana en un informe audiovisual difundido en su página web que en lo que va del mes de enero ha bajado el número de rapiñas y arrebatos denunciados en la zona balnearia de Maldonado. No obstante, admitió que aumentaron los hurtos en la ciudad de Maldonado y en la zona de La Barra.

“La situación de seguridad en la mayor zona turística de nuestro país es atendida desde varios aspectos por parte de (la) Jefatura” de Maldonado, dijo la cartera.
“La principal preocupación es el delito de rapiña y los arrebatos en función de la agresividad empleada para cometer esos hechos”, agregó. Por ello, se realizan constantemente operativos de patrullaje “que refuerzan la presencia policial en las diferentes zonas, con personal pie a tierra, móviles patrulleros y motocicletas”, señaló
El comunicado reprodujo declaraciones del Jefe de Policía de Maldonado, Erode Ruíz, quien afirmó que “se ha hecho una buena distribución de los recursos humanos y materiales, por lo que la presencia policial es más notoria en los balnearios. Esto determinó que se bajara el número de rapiñas y arrebatos; si bien han habido hurtos, estos no han aumentado en Punta del Este y zonas aledañas; el aumento mayor se dio en la Seccional 1ª de Maldonado”, comentó.

Extranjeros
Ruiz afirmó que se incrementaron patrullajes y se tomaron recaudos poblando de personal las zonas en las que se aglomera más público. De acuerdo a un estudio de seguridad que hace la Jefatura de Maldonado en función de la cantidad de población, “los números determinan que si bien han ocurrido hurtos, estos no han aumentado” en relación al mismo período anterior, aseguró el jerarca.
Un nuevo fenómeno que se registra actualmente en Punta del Este es la presencia de “turistas” que han infringido la ley. Varias personas que han llegado de visita al país cometieron varios delitos, como hurtos e invasión de domicilio. Ruiz indicó que fueron procesados por diferentes delitos, un ciudadano colombiano, tres argentinos, (1 hombre y 2 mujeres), y un brasileño.
De todos modos, “se está trabajando en forma constante y en cercanía con los operadores turísticos para monitorear y neutralizar el tema de los hurtos por parte de extranjeros”, dijo Ruiz.

Festicholas
El comunicado ministerial también aseguró que la Policía atiende la problemática por las fiestas privadas, que provocaron el aumento de denuncias vecinales a causa de las aglomeraciones de personas y los ruidos molestos que perturban el descanso en las zonas residenciales del balneario.
En este sentido, Ruiz aseguró que “se trabaja junto a las autoridades de la intendencia de Maldonado y los Municipios” para lograr un marco legal claro que tipifique este tipo de eventos que envuelven a un público bastante extenso.
“Se trata de fiestas que se organizan a través de las redes sociales, en casas alquiladas específicamente para esos fines y que motivan el traslado de personas hacia zonas donde los turistas utilizan para el descanso”, explicó.

Contenido publicitario