El edil nacionalista Rodrigo Blás aseguró que la sanción de dos millones de dólares que le impuso la DGI “nació y ha sido usado políticamente”, aunque se trata de un tema particular y por eso ha evitado referirse al asunto públicamente. En diálogo con FM Gente dijo que tiene la seguridad de haber actuado correctamente y confió en que, a la larga, los hechos le darán la razón.
“Nunca he querido hablar del tema. Yo hablo de política, Y este es un tema, que si bien estoy convencido que ha nacido y ha sido usado políticamente, es particular”, afirmó. En cambio no quiso pronunciarse sobre la posibilidad de que lo expulsen del Partido Nacional, una sugerencia de Juan Andrés Ramírez en caso de que sea culpable. “Cada uno es libre. Lo que digo es que nací militando en el Partido Nacional. Tengo 48 años y 36 de militancia. Creo que hay que tener un poco más de respeto hacia algunas circunstancias. Y primero hay que respetar los principios de este país: hasta que no haya una sentencia, somos todos inocentes. Y acá no hay ninguna sentencia. Hay un debido proceso. Tengo el derecho de defenderme. Lo estamos haciendo. Recién ahora he podido empezar a defenderme. Y hay que esperar. Salvo que nos transformemos en un Partido, o en un país, que con una denuncia alcanza para echar a cualquiera de los lugares donde los pone la gente. Porque yo estoy donde me puso la gente”, afirmó.
“Nunca me victimicé ni hablé de ataques políticos. No es mi forma de ser. Ni uso esto personalmente, ni jamás hice política con ataques personales, ni lo voy a hacer ahora”, señaló.

Contenido publicitario