El ex intendente Sergio Botana cumplió este miércoles una intensa actividad proselitista en Maldonado. Candidato a senador por el Partido Nacional, Botana estuvo acompañado por el candidato a diputado Diego Echeverría. Botana en diálogo con Correo de Punta del Este se refirió a varios aspectos de la campaña electoral en proceso.

-¿Observó el debate entre Martínez y Lacalle?
-Vi muy bien a Lacalle que aprovechó muy bien los tiempos para hablarle al país. Le dijo lo que piensa a todo el Uruguay dentro de las limitaciones que tiene un formato de debate acordado que es bastante limitante de los que nos gusta a los uruguayos.

-No da la sensación de ser un debate fresco, espontáneo, entre los candidatos.
-Los transforma en autómatas. Es muy poco cuatro minutos para exponer cada grupo de temas con seis u ocho cosas de las que tienen que hablar y que, si no lo hicieran, los criticaríamos. Encima les exigimos que sean amplios en la exposición. Habría que volver a los métodos de antes.

-El sociólogo Ignacio Zuasnábar dijo en la misma noche que el 70 por ciento de los indecisos están en el interior del país. Aseguró, al respecto, que los dos candidatos no enviaron un mensaje claro a este grupo de indefinidos. De acuerdo a estos datos la elección se define en el interior del país. ¿Coincide con esta definición?
-Es así según todos los estudios de opinión. Por eso no entiendo como Martínez todavía no se dio cuenta que el Interior existe. Si no se dio cuenta en el debate mirando a las encuestas, ¡qué se va a acordar del Interior cuando haya que gobernar! Más un gobernante de escritorio como Martínez.

-Si la elección se define con los indecisos del interior, ¿por dónde tiene que ir el mensaje de los candidatos?
-Vi a Lacalle hablar de la baja de los combustibles, abaratamiento de los costos de fletes, disponibilidad de energía de alta, costos razonables de las tarifas, entre otros. Lo vi hablar de cosas que son del Interior como el tema del abigeato y de su disconformidad con las oportunidades de empleo. Es el único que habla de la cuestión ambiental. Daniel (Martínez) ignora siquiera el hecho que la UDELAR no está presente en el Interior. Si que está en aquellos lugares de altos ingresos. No lo está en las zonas más pobres, donde más se debe combatir a la desigualdad. No está. Si vi a Daniel loco de contento con lo que es la Universidad. Sinceramente no comprendí esa parte de su postulación.

-Cuando se dice que el setenta por ciento de los indecisos son del Interior queda claro que los candidatos deberán apuntar en esa dirección.
-Martínez tendrá que conocer primero el Interior. Le quedan pocos días para eso.

-Usted apela a aquello de la vicepresidenta Lucía Topolansky cuando en las internas aseguró que Martínez no era conocido fuera de Montevideo.
-Afuera de Malvín no lo sé. Martínez se ha movido ahí, entre Malvín y el sindicato de ANCAP. Como intendente tampoco se lo vio en los barrios montevideanos. No sé si asumirá el desafío de hacerse conocer, incluso en varios barrios de Montevideo. Daniel es una muy buena persona. Un hombre de buenos valores y querible. El tema es que mamá era buenísima pero no podía jugar de puntero derecho de Peñarol.

-¿Con que se van a encontrar los candidatos en los próximos días cuando recorran el Interior? ¿Qué les va a decir la gente?
-Se van a encontrar con mucha pobreza. Con gente que quiere trabajar. Que no quieren perder sus valores. Que sus gurises vayan a estudiar. Es gente que quiere que la ayuda social se reparta de forma más equitativa y que sirva para el crecimiento personal de los beneficiarios. O compensados porque se trata de personas que reciben esta ayuda por su situación social y personal.

-¿Seguridad?
-No sé por qué no miran para Maldonado y todo lo que Antía hizo en materia de seguridad. El sistema inteligente de Maldonado debería ser adoptado por todo el país.

-Esta empresa israelí se hará cargo de la seguridad electrónica de muro de Trump. También se hizo cargo de las comunicaciones del ejército británico. Es una empresa que es referencia en la materia. Empero, es muy cuestionada por la izquierda.
-Por curioso acompañé alguna etapa del proceso. Fue una decisión tomada con mucha seguridad por Maldonado. Hace poco el Partido Nacional eligió a Antía para representarlo en un foro de seguridad organizado por la Corporación Andina de Fomento (CAF). En un seminario para América Latina el ejemplo fue este proceso de Maldonado. El único proceso donde se recuperan los niveles de seguridad. Ahora es el único lugar donde se puede sacar una silla a la vereda.

-¿Cómo observó este proceso?
-Recuerdo la vocación de Antía cuando él ni siquiera pensaba en las cuestiones nacionales. En plena crisis del 2002 cuando la situación económica de la Intendencia de Maldonado era la misma de todo el país yo trabajaba en la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. En una ocasión vine a Maldonado por unas horas para hablar con él. Antía estaba justo organizando el tema del Verano Azul. Le dije: “¿cómo vas a estar gastando plata en un área que no es de tu competencia?”. Antía me contestó: “Si se me cae la seguridad, se me cae la imagen. Y si se me cae la imagen se me cae el trabajo de Maldonado. Se me cae la inversión, entonces se me cae la construcción. Si esto pasa se me cae todo esto por el tema seguridad no lo podré revertir en veinte o treinta años”. esto me lo dijo en plena crisis del 2002. Vaya si ha sido coherente en todos estos años.

-¿Cómo le cayó el anuncio que el sociólogo Leal será el ministro del Interior si gana el Frente Amplio?
-Me cayó como un balde agua fría. Nunca pensé que se fuera a mantener a un solo integrante de este equipo de gobierno. Mucho menos al que da la cara.