Una mujer de 42 años que se encargaba de manejar el dinero de una Asociación Civil Eclesiástica del centro de la ciudad de Maldonado fue procesada por un delito de apropiación indebida por quedarse con dinero que no le pertenecía. En tanto ahora es buscado el pastor del templo por haber sido el autor intelectual del expolio. La Policía informó que, en total, ambos se habían quedado con cerca de tres millones de pesos que habían recaudado en sus liturgias.

Todo comenzó a principios de este mes, cuando las autoridades de la congregación religiosa resolvieron cambiar al pastor. Así las cosas el ahora fugitivo se hizo cargo de las actividades del local que funciona en la calle Sarandí.
No pasó mucho tiempo antes de que la congregación detectara que la recaudación del diezmo era muy superior a la anterior. Las autoridades dispusieron que una apoderada de la Asociación Civil radicara denuncia contra el expastor del centro y contra una mujer que lo asistía en el sector financiero, por apropiación de dinero.
Efectivos de investigaciones del Distrito Operacional II comenzaron a trabajar en el tema y procedieron a la detención de la mujer. El pastor, en cambio, no fue hallado en Maldonado por lo que justicia libró su requisitoria.
La mujer, de iniciales M.L.D.L.M. fue procesada sin prisión. Como medida sustitutiva deberá cumplir arresto domiciliario total por un plazo de 120 días.

Daños en el hospital

Por otra parte, la jueza en lo Penal de 4º Turno dispuso el procesamiento con prisión de un uruguayo de iniciales M.C. de 41 años, por un delito de daño especialmente agravado.

El individuo había sido denunciado en la Seccional 1ª por personal de la administración del nosocomio. Antes había sido llamado un móvil policial para detener al desacatado.

En tanto, un hombre y una mujer comparecerán ante la justicia por haber hurtado un teléfono celular el día 12 de diciembre del año pasado. El aparato fue reconocido por la denunciante como de su propiedad.

Atrapados

En la tarde del pasado viernes, la magistrada dispuso el procesamiento con prisión de un uruguayo de iniciales B.N.O.S. de 22 años, por la comisión de un delito de receptación, un delito de suministro de sustancia estupefaciente a título oneroso, un delito de porte de arma de fuego en centros poblados y un delito de violencia privada especialmente agravado por el uso de arma, todos en régimen de reiteración real. Asimismo, dispuso la continuación de un proceso infraccional a un adolescente de 15 años por la presunta comisión de una infracción grave a la ley penal tipificada como delito de hurto. Como medida cautelar ordenó su internación en un establecimiento capitalino del Inau por el lapso de 60 días.

Todo ocurrió el jueves 16, cuando un móvil de la URPM del Distrito II concurrió en respuesta a un llamado al 911, a la esquina de las calles Río Yí y Julio Sosa por un intento de rapiña a un camión de reparto, donde supuestamente se había registrado un arresto ciudadano.

Al llegar al lugar, los agentes avistaron a un hombre sobre una moto sin plásticos, que arrojó el vehículo y se dio a la fuga. Allí se inició persecución atravesando un campo en dirección al barrio Los Eucaliptus, donde fue detenido.

El sujeto llevaba consigo un morral con un revólver calibre 32 con una munición detonada, dinero en billetes y monedas por un total de $ 4.242. El individuo estaba herido en una pierna y dijo que se disparó por accidente al momento de huir.

En el lugar del hecho los damnificados con apoyo de vecinos habían arrestado a un adolescente que hurtó del interior de un vehículo de reparto.

El mayor y el adolescente fueron conducidos ante la justicia competente, por parte de personal del Área de Investigadores del Distrito II, con el resultado de marras.

Contenido publicitario