glucotest

En el marco del Día Mundial de la Diabetes que se celebra mañana lunes, la Asociación Uruguaya de Oftalmólogos (ASUO) y el Sindicato Anestésico Quirúrgico desarrollaron un detallado programa de apoyo y difusión para concientizar sobre la enfermedad y evitar posibles casos de ceguera a causa de la retinopatía diabética.

La ASUO informó que actualmente en Uruguay, cerca 300 mil personas padecen de diabetes, el 10 % de la población, pero esa cifra es mayor por cuanto muchos desconocen que tienen la enfermedad. Además por cada paciente diabético, hay 3 personas más de su entorno familiar que la sufren a su manera, lo que lleva a que 500 mil uruguayos están relacionados con la enfermedad.

“La Retinopatía diabética es la complicación especifica de la diabetes a nivel ocular y afecta a aproximadamente entre el 25 al 40% de de los pacientes diagnosticados (el rango varia según el nivel económico del país). Es una de las principales causa de ceguera irreversible a nivel mundial pero con la salvedad que puede ser prevenible y por tanto evitable”, informó el Presidente de ASUO, el Dr. Martín Sánchez.

Los oftalmólogos uruguayos recuerdan además que uno de cada tres pacientes pacientes diabéticos está ciego por no haberse controlado debidamente.

Creciendo

Según datos de la OPS, en Uruguay hay una persona ciega por día a causa de la Diabetes y la cifra va en aumento. ¨En Uruguay aproximadamente hay un 6% de la población adulta que presenta ceguera secundaria a la Retinopatía Diabética la cual pudo ser evitable, el 90 % de los pacientes pueden prevenirla con un simple control oftalmológico correcto. Es importante recordar que la mayor parte de nuestra vida transcurre a través de la visión por lo cual es de fundamental importancia para la detección precoz de la misma un control oftalmológico adecuado¨, indicó Sánchez.

Por ello la ASUO recomendó que todo paciente diabético deba concurrir como mínimo una vez al año a su oftalmólogo que es el único profesional capacitado para su detección y tratamiento.

El mal

La diabetes mellitus es una enfermedad que se produce cuando el páncreas no secreta insulina suficiente o cuando ésta no logra actuar en el organismo porque las células no responden a su estímulo.

Quienes padecen este trastorno tienen más riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. Es vital aprender a prevenir la diabetes y mantener a raya este factor de riesgo cardiovascular.

La diabetes es una enfermedad crónica no transmisible -la cuarta causa de muerte en el mundo-: epidemia mundial con morbilidad significativa.

La enfermedad tiene que ver con los estilos de vida y también tiene un componente genético, cuando hablamos de niños y adolescentes.

En la actualidad se está experimentando un aumento en el índice de personas con diabetes y eso se debe a los malos hábitos, principalmente alimenticios y de sedentarismo, pero también influyen el historial familiar y el sobrepeso.

Hay dos tipos principales de diabetes. La diabetes mellitus tipo 1 suele diagnosticarse antes de los 35 años, aunque puede presentarse a cualquier edad. Las células del páncreas encargadas de fabricar insulina se destruyen y dejan de generarla. Suele tener una aparición brusca.

La siabetes mellitus tipo 2 habitualmente se diagnostica en la edad media de la vida (por encima de los 40 años), aunque existen casos infrecuentes en jóvenes. Se produce esencialmente por una progresiva resistencia de las células (especialmente del hígado y los músculos) a la acción de la insulina producida.

También existen dos tipos de de diabetes coyunturales. La diabetes gestacional se diagnostica durante el embarazo y puede desaparecer después del parto. También hay diabetes inducidas por fármacos (por ejemplo, los corticoides) o por enfermedades genéticas muy poco frecuentes (pancreatitis crónica, etc.).

La diabetes puede dañar diferentes órganos: a los ojos, con disminución progresiva de visión que puede desembocar en ceguera; a los riñones, con pérdida creciente de la función renal que puede terminar en diálisis; al sistema nervioso periférico con alteración de la sensibilidades de los miembros inferiores, lo que supone un grave riesgo de úlceras y amputaciones; al sistema nervioso autonómico con alteraciones digestivas, urinarias y de la esfera sexual (impotencia) y a las arterias de las extremidades inferiores con riesgo de amputaciones. Y es uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares: infartos, accidentes vasculares, etc.

Consejos

Se aconseja realizar un estudio de pre diabetes a todos los adultos con sobrepeso (índice de masa corporal mayor de 25 k/m2) y con otro de estos factores de riesgo adicional:

sedentarismo, familiares de primer grado con diabetes, mujeres con diagnostico previo de diabetes gestacional o que tuvieron un niño que nació con peso elevado (más de 4 k),

hipertensos, es decir, personas con presión arterial por encima de 140/90 mmHg o tratados con fármacos antihipertensivos, alteraciones en el colesterol, alteraciones de la glucosa en ayunas o intolerancia a la glucosa en una determinación anterior, otras condiciones clínicas asociadas con resistencia a la insulina y antecedentes de enfermedad cardiovascular.

 

Contenido publicitario