Cada vez se usa más la tarjeta de débito

El año pasado las operaciones con esta modalidad de pago crecieron un 51%; esas compras son beneficiadas con reducciones del 4% de descuento de IVA

Los datos de la Rendición de Cuentas establecen que en el año 2018 se concretaron 152 millones de operaciones con tarjetas de débito por un total de 160.000 millones de pesos, lo que representa un incremento de 51 % en la cantidad de operaciones y 44 % en el monto en 2017. También se realizaron 14 millones de transacciones de compra con instrumentos de dinero electrónico por 9.120 millones de pesos, nueve veces más que en 2016.La exposición de motivos del proyecto de ley de rendición de cuentas y balance de ejecución presupuestal de 2018 comprueba que el aumento en la cantidad de transacciones con tarjetas de débito se multiplicó por 23 respecto de las efectuadas en 2014, último año móvil previo a la implementación de la rebaja de 4 puntos porcentuales del impuesto al valor agregado (IVA).

Detalla que en 2018 se realizaron en el país 152 millones de operaciones con tarjetas de débito emitidas localmente, por un total de 160.000 millones de pesos, lo que supuso un incremento respecto de 2017 de 51 % en la cantidad de operaciones y de 44 % en el monto. A su vez, desglosa que se realizaron 14 millones de  transacciones de compra con instrumentos de dinero electrónico por un total de 9.120 millones de pesos, casi dos veces y media más que el monto y las cantidades operados en 2017 y nueve veces más que en 2016, cuando comenzó la operativa con estos medios de pago.

También expresa que aumentó la cantidad de tarjetas de débito e instrumentos de dinero electrónico, que totalizaron, al cierre del 2018, 2,9 y 1,1 millones de tarjetas, respectivamente.

Menos efectivo

El documento establece que, desde abril de 2014, cuando se aprobó la ley n.º 19210, de inclusión financiera, se emitieron casi 800.000 tarjetas de débito, lo que posibilitó que más de un millón de personas (aproximadamente el 40 % de la población de 15 años o más) accediera a una cuenta o un instrumento de dinero electrónico gratuito.

Las disposiciones que generalizaron el pago de retribuciones a través de cuentas bancarias e instrumentos de dinero electrónico posibilitaron que sectores de la población antes excluidos del sistema financiero formal accedieran, sin costo, a un conjunto de servicios financieros básicos.

“En los últimos cinco años hay un uso cada vez más intensivo de las tarjetas de débito, los instrumentos de dinero electrónico y las transferencias electrónicas de fondos para la adquisición de bienes y pago de servicios, que ha tenido como correlato un menor uso del dinero en efectivo y de los cheques”, asegura la Rendición de Cuentas enviada al Parlamento el pasado viernes 28 de junio.