A poco más de un año de ser fundado, Cabildo Abierto presenta varios candidatos a los munici-pios del departamento, que acompañan al ahora diputado Sebastián Cal, en su candidatura a la Intendencia de Maldonado. Con ideas que van desde la construcción de un nuevo parque público en la ciudad, el impulso de la zona rural y asegurar “una buena gestión”, “con una mirada de acá a 30 o 40 años”, Carlos Herrera participará en las elecciones de setiembre para liderar el Municipio de San Carlos.

-¿Cómo llega a la candidatura siendo parte de un partido nuevo como Cabildo Abierto?
-Yo estoy desde el principio, desde que Manini aceptó ir al frente de este partido nuevo. Ahí empezamos a trabajar acá en San Carlos con un grupo de vecinos movidos por la misma idea, por el entusiasmo que provocaba ese nuevo partido, con esas ideas sobre todo de justicia social. Trabajamos primero para las internas, ahí tuvimos una buena respuesta de la población. Inicialmente había seis agrupaciones en Maldonado de las cuales para la instancia de octubre nos unimos cinco de ellas agrupadas bajo la lista 102, la Agrupación Esperanza Artiguista que llevaba a Sebastián Cal como candidato a la diputación. Desde nuestro punto de vista fue muy exitoso el resultado alcanzado y en definitiva se cumplió con el objetivo que era sacar un representante, tener un buen respaldo en cuanto a votos para que el partido se fortaleciera y pudiera seguir echando base de cara al futuro. Después de eso yo quedé de suplente de Sebastián y cuando llegó la instancia de las departamentales yo no tenía previsto el tema de la alcaldía, por el hecho de ser suplente de Sebastián. Pero cuando él decide ir por la Intendencia, y también porque vimos que era la figura indicada para encabezar la lista, acepte la candidatura y aquí estamos, comprometidos con esto.

-¿Cuáles son los temas más urgentes a tratar en el Municipio de San Carlos?
-Eso lo veo en base a dos o tres aspectos. Nuestro municipio es el más extenso en cuanto a territorio y a superficie a atender, con tres regiones bien definidas: la costa, el campo y la ciudad. Por supuesto la población está concentrada sobre la costa y la ciudad de San Carlos, pero necesidades hay en las tres regiones. Yo parto de la base de que los municipios, las alcaldías, los alcaldes y los concejos fueron creados con cierta finalidad, para cumplir con aquellas funciones que determina la ley. Nosotros vemos que de lo que determina la ley que debería cumplirse satisfactoriamente, a la situación que se da en la realidad, hay una gran brecha.

-¿Hay cosas que no se están haciendo?
-O no se están haciendo o no se están cumpliendo eficientemente. Nuestro objetivo es disminuir al mínimo esa brecha para en principio cumplir con esas cosas que son inherentes al municipio. Y después, si se puede atender cosas complementarias que la comunidad también demanda, bár-baro. Pero lo primero que tenemos que atender son las cosas esenciales.

-¿Cuáles son los ejes de sus propuestas?
-Las propuestas en sí van por dos o tres áreas grandes: la infraestructura, la buena gestión y atender aquellos servicios inherentes a la función municipal. En cuanto a la gestión, por supuesto que apuntamos a ejercer una buena función, y eso demandará partir de ver cómo están las cosas actualmente, qué es lo que se puede hacer, qué es lo que se ha hecho bien, qué es lo que hay que mejorar. Desde ahí, con los recursos que tenemos, que siempre son limitados, veremos hasta dónde se puede mejorar lo que ya hay, y apuntar a las cosas que son más deficientes. En lo referente a infraestructura todo lo que son obras, vías de tránsito, iluminación, que ahí hay mucha deficiencia. Y después todos los servicios complementarios, como puede ser la seguridad, que no es tanto de la función municipal, pero hay cosas que podemos hacer. También queremos incentivar lo que pueda ayudar a la cultura, a la formación de empleo. Nosotros estamos muy tirados hacia la parte agropecuaria, a potenciar el ámbito rural, porque entendemos que ahí está la verdadera riqueza del país. Lo ha sido siempre, no es una novedad. Pero en los últimos años se ha descuidado y no se le ha facilitado a quien quiera afincarse, trabajar, producir y vivir del campo. Apuntamos a tratar de estimular que la gente se mantenga si es posible, que los que quieran puedan volver y que no se sigan yendo del campo.

-¿Cómo se puede estimular el desarrollo agropecuario?
-Lo primero que hay que hacer es que el habitante de la campaña tenga los mismos servicios y comodidades que el que vive en la ciudad. Hoy en el siglo XXI es difícil pedirle, sobre todo a los jóvenes, que se mantengan en el campo cuando no tienen luz ni internet, las vías hay épocas del año que son intransitables y están expuestos a una inseguridad que cada vez es más problemática. Lo primero que hay que hacer es asegurarle todos esos servicios, o por lo menos que tengan la posibilidad de tener un fácil acceso. Porque hoy hay partes, no muy lejos de la ciudad, donde no hay luz ni internet, y esas cosas son fundamentales. Desde el municipio, por supuesto en consonancia con los organismos nacionales que tienen esas posibilidades, hay que hacer las gestiones y hay que impulsar y machacar hasta que se consiga lo que hay que conseguir. Lo otro pasa por dar un estímulo desde el punto de vista fiscal. Por ejemplo la carga impositiva reducirla al mínimo a aquellos emprendedores de empresas agroindustriales que quieran darle valor agregado a la producción. Debemos darle todas las posibilidades para que puedan instalarse, no matarlos de entrada con los impuestos, darle un espacio de tiempo para que puedan afirmarse y no que estén pagando desde antes de arrancar.

-Una de sus propuestas es organizar una semana de la juventud…
-Entendemos que los jóvenes tienen mucha cosa para aportar y yo digo que la capacidad no tiene edad entonces no hay por qué pensar que los jóvenes no tienen la misma inteligencia o capacidad que los más veteranos. Tenemos que darles la posibilidad. Sé que hay una parte de la juventud que no ve que tenga esa posibilidad de aportar. La idea es que los jóvenes tengan participa-ción. Pensamos en organizar esta jornada de la juventud en la que ellos muestren todas sus habilidades, que desarrollen su capacidad, que la puedan presentar al público, que vean de lo que son capaces, que participen y se motiven y que ellos desde el principio tengan la posibilidad de opinar. Porque a veces tienen ideas que son mucho más innovadoras que las que tenemos las personas mayores, porque viven en un mundo más informado, y eso hay que aprovecharlo. No apuntar a la juventud es frenar un poco el futuro porque son las generaciones que se vienen. La idea es que tengan la posibilidad de integrarse a la sociedad.

-¿Tiene pensadas políticas de inclusión?
-La cifra de gente con limitaciones en varios sentidos es muy alta. Trataremos de darles a las personas con discapacidad las posibilidades para mejorar en todo lo posible su calidad de vida, en la accesibilidad a todos los lugares públicos y en tener en cuenta su opinión cuando se piense en una iniciativa de infraestructura. A veces pensamos que tenemos su opinión en cuenta porque ponemos una rampita pero quizás no sea suficiente. Queremos escuchar a quienes los representan para tener su referencia.

-¿Cómo alcalde, continuaría con el Presupuesto Participativo Joven impulsado por las alcaldías anteriores?
-Si, por supuesto, ¿por qué cortar algo que ha dado resultado? El presupuesto participativo ade-más es algo que está dispuesto en la legislación vigente. En cuanto a la ley que creó las alcaldías quizá estemos un poco en déficit, porque preveía que se fuera profundizando esa descentraliza-ción y no se ha profundizado. Por supuesto que para eso necesitamos presupuesto. Ser más au-tónomos implica también tener más recursos para serlo, sino siempre vamos a depender del gobierno departamental. Nuestra idea es, no solamente tratar de depender en lo más mínimo de lo departamental, sino apuntar a los recursos previstos en el gobierno nacional para las alcaldías. Creemos que por ahí podría descentralizarse un poco más.
-¿Es posible descentralizar el Municipio de San Carlos en un gobierno de cinco años?
-El tiempo no importa, el tema es que se actúe en forma descentralizada. Se puede decir ‘hay un presupuesto para cinco años’, pero si no se descentraliza en un año no se hará en cinco. Creo que sí se puede, hay que tener una buena planificación. No es que me den dinero para cinco años y no sepa en qué lo voy a utilizar, o lo malgaste. Hay que tener planes que sean viables, que redunden en una mejora real de la gente del municipio y que muestren los resultados. Porque quien pone el dinero y ve que hay resultados positivos seguramente esté dispuesto a volver a poner. Es un ida y vuelta, generar la confianza, tratar de que vengan fondos y después bien utilizarlos, eso pasa por la gestión. Acá no tenemos una mirada a largo plazo en cuanto a la planificación urbana de los municipios, de las ciudades, sobre todo. Vamos solucionando sobre la marcha, después tenemos que salir a romper lo que está hecho para colocar caños. No, tenemos que tener una mirada de 30 o 40 años para adelante y eso lo vemos por ejemplo en las vías de tránsito, que están muy deterioradas, viene un camión con un poco de tierra, dura hasta la próxima lluvia y volvemos a estar esquivando pozos todo el año. Nosotros vamos a hacer algo que ya nos cueste un poco más de entrada pero que a la larga dure.

-¿Tiene pensado agrandar los metros de ciclovía en el municipio?
-La idea es buscar un lugar en las distintas zonas pobladas del municipio, no tanto en la costa porque la costa tiene otra facilidad, porque hay menos tránsito durante todo el año, excepto en verano que es más complicado. Pero en la ciudad vemos que es una necesidad, porque la gente cada vez busca más espacio para hacer actividades al aire libre, es una nueva forma de sociabilidad y hay que aprovecharla. La idea en principio es aprovechar el camino que va a Los Ceibos, tomar por la ruta 39 y regresar por la 39 vieja hacia San Carlos. Ahí hay alrededor de siete u ocho kilómetros que perfectamente pueden ser aprovechables para hacer un circuito de ciclo vía y también para hacer pedestre como le llamamos nosotros, que es para correr y caminar. No veo ningún inconveniente para hacer ese circuito ya que está el espacio, es una necesidad y si es para mejorar se puede conseguir el consenso para los apoyos para la construcción. Ese proyecto es sumamente viable.

-¿Qué tiene pensado hacer en la antigua estación de AFE en la ciudad de San Carlos?
-Entendemos que los parques y las plazas aparte de ser pulmones de la ciudad son la carta de presentación al visitante. La ciudad de San Carlos se ha extendido hacia el norte porque es el lugar a donde puede extenderse más fácilmente, y seguramente se siga extendiendo en los pró-ximos años, y en el medio no queda ningún pulmón. Es bueno que tenga cada tanto un pulmón verde o espacio libre y ese espacio está inutilizado, venido a menos, normalmente tiene una fea imagen porque hay cosas abandonadas. La estación es una construcción que debería recuperarse por su calidad arquitectónica, porque realmente es una hermosa estación. Revitalizando toda esa zona se le daría otro aspecto a la ciudad, es un toque de urbanismo que pensamos que puede potenciar muchísimo a la ciudad de San Carlos. Y un parque público tampoco es una inversión de millones de dólares, es más voluntad política y de gestionar ante los organismos involucrados. Además es una necesidad. Tenemos un parque muy lindo, el parque San Carlos, pero está siempre en mal estado y se inunda; la Quinta Medina creemos que se puede seguir extendiendo hacia el sur que es la parte donde no se inunda, pero necesitamos un lugar más céntrico, con fácil acceso, que no se necesite un medio de transporte para trasladarse y que pueda ser usado todo el año.

Contenido publicitario