Acompañando una nueva candidatura de Enrique Antía a la intendencia de Maldonado, el actual Director de Educación, Andrés Rapetti, buscará convertirse en el próximo alcalde del Municipio de Maldonado. Su preocupación está en el trabajo barrial, la credibilidad de la gente y la educación. Entre sus propuestas se encuentra la introducción progresiva del césped sintético en los clubes de fútbol infantil, el fortalecimiento de los centros comunales y a mediano y largo plazo, la implementación de una política de estímulo comercial en el centro.

-¿Cómo se preparó para llegar a la candidatura?
-Es algo que me venían proponiendo hace varios años en el sector del ingeniero Antía. Por circunstancias familiares, personales y de prioridades laborales no lo había empezado todavía a considerar. Habíamos postergado la decisión de si aceptarlo o no y después de que cumplí algunas etapas familiares, personales, e inclusive políticas entendimos que era un lindo desafío, que estábamos preparados, que teníamos muchísimo para aportar y nos sedujo muchísimo el hecho de que el Municipio de Maldonado fuera todavía un municipio en proceso de formación del cual queríamos ser parte.

-¿Cómo piensa manejar el crecimiento del municipio?
-Como estructura el municipio tiene competencias muy acotadas, porque las competencias de la Intendencia absorben todo lo que es el trabajo del Municipio de Maldonado. Este es el municipio más complejo, es por lejos el más poblado, tiene campo y una enorme franja costera. Tiene todas las complejidades que puede tener un municipio, pero además la complejidad social del crecimiento brutal que tiene Maldonado, que no es de ahora. Hay un crecimiento exponencial de unos 30 años, con problemáticas sociales importantísimas como es el tema de los asentamientos. Si bien el municipio no aborda directamente en sus competencias esas áreas, puede ser un articulador de primera línea con el gobierno departamental y eso también es parte de nuestro desafío: lograr que no solo el Intendente confíe en el Municipio de Maldonado como una herramienta de gestión y un apoyo, sino que la población visualice al municipio como el primer nivel de gobierno, ese gobierno de cercanía. Todavía estamos lejos de eso, porque es un proceso de credibilidad que vamos construyendo. Hay que organizar un concejo municipal, un espacio donde canalizar las inquietudes y donde los vecinos vean que realmente se les puede dar respuesta, ese es el principal desafío que tiene Maldonado: hacer al Municipio creíble para el Intendente y para la gente.

-¿Cuáles son sus propuestas?
-Tenemos tres grandes ejes de trabajo: el apoyo a la educación y al deporte; el área de infraestructura y el trabajo en los barrios. Queremos hacer un municipio amigo de la educación, trabajar fuertemente con las nuevas generaciones, con niños y adolescentes, queremos trabajar con escuelas y liceos porque entendemos que ahí está la parte más fina de la cuerda de la sociedad. Queremos apoyar los centros educativos, generar encuentros estudiantiles donde desde el municipio se colabore para producir conocimiento, para que se formen como ciudadanos. En el área deportiva nuestro foco va a estar en el fútbol infantil, ayudando a mejorar las infraestructuras. Vamos a hacer una introducción progresiva del pasto de césped sintético en los clubes de fútbol infantil. Queremos que el tema de la infraestructura no siga siendo una limitante para esos clubes, hablamos de miles de chiquilines que practican este deporte y nos consta que lo hacen en condiciones muy precarias. No solo por el césped sino también por el alumbrado. No vamos a regalar nada, queremos que las comisiones de los clubes trabajen con nosotros.

-¿Cómo seleccionarán los clubes en los que implementarán este proyecto?
-Si le decimos a la gente que vamos a darles césped sintético a todos los clubes de baby fútbol en realidad no estamos siendo honestos, porque no tenemos recursos para eso. Vamos a ir haciendo una introducción gradual, este es un proceso a largo plazo como se ha hecho en otros países. Vamos a buscar la forma de integrar a las autoridades y a las fuerzas vivas de la población a hacer una selección, esto es algo que tenemos que construir entre todos. Va a ser una introducción progresiva que no termina en cinco años de gobierno.
Otro eje es el trabajo barrial, que lo vamos a hacer potenciando los nueve centros comunales que tiene el Municipio de Maldonado, que tienen que ser redimensionados. El comunal tiene que ser el centro del barrio, tenemos que fortalecer el concepto de comunidad. El vecino tiene que ver a ese comunal como parte de sí mismo, apropiarse de ese entorno, cuidarlo, quererlo, ayudar a potenciarlo. Queremos darle más vida educativa, social y cultural, y para eso lo primero que vamos a hacer apenas asumamos es ponernos en contacto con las comisiones barriales que existen. Vamos a hacer un llamado para que aquellas que existieron y se desarticularon se reincorporen o aquellas que no se han fundado todavía se pongan en funcionamiento. Porque la comisión es un interlocutor con los vecinos de primer nivel. Un alcalde no puede renunciar a reunirse con cada uno de los vecinos, pero si sabe que tiene comisiones barriales fuertes, que interpretan el sentir del barrio, hay un camino allanado importantísimo y ese va a ser nuestro interlocutor para devolverle la vida a los comunales.

-¿Es importante fortalecer el vínculo con referentes barriales?
-Es importantísimo. Es el municipio más poblado, hablamos de miles de personas que aspiran a reunirse con el alcalde, vamos a intentar atenderlos a todos, pero la posibilidad de que se apoyen en las comisiones barriales es una forma más eficiente de llegar a las inquietudes del barrio. A nivel de infraestructura vamos a repensar el centro de Maldonado, tenemos un centro que se ha caído, que no es atractivo. Tenemos que ponernos a trabajar con los vecinos y los comerciantes para repensar el centro. Tenemos un valor histórico y patrimonial que a nivel de estructuras hemos mejorado muchísimo pero todavía tenemos que integrarlo como circuito turístico para que sea seductor para los turistas y los lugareños. Tenemos que mejorar la plaza y hacerla más inclusiva, fortaleciendo la accesibilidad. Hay un nuevo plan de renovación de veredas mucho más fuerte del que tenemos ahora. Además, como municipio tendremos una cuadrilla propia de obra para no tener que recurrir a la Dirección General de Obras de la Intendencia cada vez que se rompe un cordón o una baldosa. Tenemos la expectativa de llegar a un acuerdo con las comisiones vecinales, como en algún momento el Centro fue muy pujante cuando existía aquella organización llamada ProCentro, aspiramos a que el Centro tenga una organización en la cual apoyarnos.

-¿Qué importancia tendrá la renovación del Centro en una etapa post pandemia?
-Será importantísimo tener una política de estímulo comercial. Esto es algo a mediano y largo plazo, el Centro no se recupera de un día para el otro. Así como cae rápido también cuesta recomponerlo. Pero sin duda activar el Centro es activar el trabajo. Un Municipio puede, a través de políticas comerciales, de mejoras en infraestructuras, de fortalecer e incentivar las propuestas gastronómicas en el Centro devolver la vida, y que con la vida vuelva el trabajo. Los principales ejes para recuperar el trabajo no vienen desde del municipio sino de las políticas e incentivos del gobierno departamental y nacional. Nosotros podemos fortalecer zonas puntuales, hacerlas más atractivas para el visitante y con eso generar una movida comercial.

-¿Cómo espera que sea el trabajo con un gobierno del Partido Nacional?
-Es fundamental la articulación. Un alcalde que esté distanciado del Intendente y de los directores de área está prácticamente condenado al fracaso en su gestión. Nosotros no concebimos nuestro municipio sin la intendencia de Antía porque nuestros proyectos se los presentamos a él y los avaló. Como tal nuestra gestión va a estar fuertemente pegada al Intendente. Así como tenemos un compromiso de que él se va a apoyar en el Municipio y va a respaldar los proyectos que le hemos presentado. Con el gobierno nacional no es determinante pero sí es importante tener afinidad, porque uno tiene la sensación que se le presta más atención si hay más afinidad política, pero no debería ser determinante. No vamos a descansar un segundo y vamos a golpear la puerta del Municipio del Interior cuantas veces sea necesario para fortalecer la seguridad en nuestros barrios. El tema seguridad será espalda con espalda con vecinos, con comisiones vecinales porque la calidad de vida se pierde cuando se pierde la seguridad.

Candidatura de consenso

“Somos una candidatura de consenso que ha sido muy importante para unir el trabajo de todas las listas del sector Todos por Maldonado. Reunimos nueve agrupaciones dentro del sector, es muy importante el concepto de equipo que tenemos incorporado, por eso decimos que somos una lista de unión, porque todas las listas tienen un representante en el equipo de campaña de nuestra lista del Municipio. Es importante esta red porque las internas dentro del Partido Nacional y dentro de Todos por Maldonado suelen ser una competencia muy grande, y como se compite quedan a veces algunas heridas. Y cuando se presentan listas de consenso está la posibilidad de poner a dirigentes y militantes espalda con espalda a trabajar juntos. Es más difícil en la nacional porque la interna fue hace muy poquito y todavía hay heridas que quedan a flor de piel, pero a medida que pasa el tiempo esas diferencias empiezan a quedar lejanas y esta instancia en que las listas vuelven a salir por separado tienen en estas candidaturas al municipio la posibilidad de volver a generar espacios de encuentro. Ese es nuestro principal aporte al sector Todos por Maldonado. Somos la lista más fuerte del sector y el sector más fuerte del partido, estamos más que confiados que ganaremos el Municipio de Maldonado”.

Contenido publicitario

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre