Lourdes Jardim Esnal trabaja hace 34 años en el ámbito político. Perteneció al Partido Colorado hasta que en las pasadas elecciones internas se unió a Cabildo Abierto, con quien hoy se presenta a las elecciones departamentales en busca de ser la nueva alcaldesa del Municipio de Punta del Este. Entre sus prioridades están la seguridad, el mantenimiento de la ciudad y los incentivos para los turistas que llegan al balneario. “Los blancos ya conocían, ya fueron intendentes. Cuando dicen ‘yo voto por lealtad’ hay que tener lealtad hacia uno mismo para poder elegir bien y poder hacer lo que se quiere. Un cambio a favor de uno mismo, de la familia, el hogar, el turismo y el comercio. Nosotros trabajamos los proyectos de acuerdo a la mirada de Manini, nuestra punta de pirámide es Manini Ríos”, dijo la candidata.

-¿Cómo decide postularse al Municipio de Punta del Este?
-En la actividad política por lo general uno busca hacer lo mejor que pueda para solucionar temas para el país y Punta del Este está cada vez más deteriorado. Con el grupo de Cabildo Abierto de Punta del Este hicimos un análisis sobre el municipio para conocer más allá de lo que veíamos. Trajimos expertos, recorrimos Punta del Este y hablé con los vecinos.

-¿Cuáles fueron las conclusiones de ese análisis?
-De ese análisis se creó nuestro programa “Punta del Este verde”. Estamos en una zona balnearia y nos identificamos con la naturaleza. Lo que se vende para el exterior y para nuestro país como turismo interno es el contacto con la naturaleza, y la naturaleza en sí sin ser explotada, como está pasando. Cada vez hay más edificios, las vistas se van transformando. Una cosa de la que todos los vecinos se quejan es de las ratas y hablando con el Prefecto me decía ‘le salgo de testigo que existen ratas y que hay muchas’. Otra cosa son los malos olores de la península, hay muchos restaurantes y se fermentan mucho los residuos. Por eso parte de nuestro programa habla de eliminar plagas y hacer un control sobre los residuos.

-¿Qué otros planes incluye “Punta del Este verde”?
-También hablamos del mejoramiento de las calles. Podemos ver en varios puntos de la ciudad muchos desniveles, rajaduras y hundimientos. Si nos alejamos de la península, cuando recorremos los barrios esta la misma problemática y hay zonas donde no hay veredas. Al municipio le corresponde el mantenimiento de las veredas, o sea que todo lo que es hundimiento que hay ahora, por más que se pinte y parezca muy coqueto, en algunos lugares tenemos esos problemas brutales. El otro gran problema que tiene Punta del Este para convertirse en Punta del Este verde es el tema de las luces. Con respecto a la luminaria proponemos buscar soluciones alternativas. Todos conocemos las luces con panel solar, eso generaría un ahorro para la ciudad y volver a ponerla en órbita porque realmente estamos extremadamente parados en el tiempo. La falta de luz genera inseguridad pero además mostramos un Punta del Este apagado. Los vecinos del Faro, de San Rafael y de la zona del Cantegril se quejaban de lo mismo. Además hay que reflotar el amor por el teatro, el amor por los espectáculos públicos existe, lo que hace falta es aproximarlo al turista.

-¿De qué manera se puede hacer eso?
-En primer lugar con el transporte, que entre por la calle Liberman, haga una especie de rotonda y estimular al turista para que por un precio x pueda pagarlo. Proponemos una tarjeta de turista que se cobre entre 1 a 3 dólares, algo estacionario. Para que el turista tenga ciertos privilegios en algunas cosas como usar el transporte público, ir al cine o al teatro en el Cantegril. Si el transporte los deja en la puerta se puede disminuir el tráfico de los coches.
Nosotros vemos y los vecinos se quejan de la juventud andando con coches, ruidos, parlantes, peleas nocturnas y algunos excesos. Para esto pensamos crear una zona para jóvenes, donde puedan patinar, hacer ejercicio y estar con una guardia de 24 horas para mantener el orden y la armonía. Creemos que el mejor lugar es la zona de La Mano. Descomprimiendo de esa forma la península también ayudamos a que no existan los problemas de embotellamiento que hay hoy. Así podemos hacer al tráfico más ágil y más seguro.

-¿Tienen proyectos pensados para mejorar la seguridad en el municipio?
-Tener un espacio para los jóvenes con una garita de seguridad 24 horas suaviza, amortigua y ayuda muchísimo a la seguridad, que es lo que está faltando y es un debe en Punta del Este. Tenemos pensado crear seis puntos fijos de control para que la gente esté cara a cara con la Policía. También tenemos pensada seguridad para los centros de estudio. Y pensamos en el control y la seguridad de las propiedades eliminando ocupaciones. Hay muchas propiedades que están tapiadas y ocupadas, por eso hay que tener un registro de las propiedades abandonadas, y con eso el control se da mejor. Sumado a eso haremos un registro y control de cuidacoches. El Kennedy nos preocupa al extremo. No hay por qué sacar a gente que vivió 40 años allí, al contrario, estamos dando un mensaje espantoso a nivel nacional e internacional. El Kennedy se puede embellecer y se pueden crear sistemas de apoyo. La forma de combatir mucho lo que sucede hoy en día allí o la estigmatización que tiene es cambiarlo, embellecerlo. Con respecto a la seguridad en parques y plazas hemos estado reunidos con los artesanos de la Plaza Artigas. Queremos crearles un espacio amigable con lo que es la plaza para los artesanos que muestran cuadros, para que puedan seguir vendiendo a pesar de que las inclemencias del tiempo los azoten. La propuesta para el invierno, con las energías alternativas es calefaccionar con paneles solares los stands, esto además de ayudar a los artesanos a soportar el frio incentiva el turismo de todo el año. Hay un restaurante que tiene un gran problema en temporada con el círculo que se usa para exposición de artistas que está pegado al mismo. La idea es cambiar ese espacio hacia el otro extremo de la plaza para que se solucione el problema de polución sonora que tienen. Nosotros apoyamos mucho a los estudiantes y los centros culturales, universidades y colegios, por tanto la idea es llamar a estudiantes de arquitectura, diseño y paisajismo para que se encarguen de hacer algo dentro de lo que ellos conocen y estudian. Tenemos además un incentivo a comercios para todo el año. Porque Gorlero está parado hace más de una década, esto no viene del Partido Nacional o del Frente Amplio, y ningún político de los que han ganado se ha preocupado por darse cuenta de cómo estaba viniéndose a pique Punta del Este. Las fiestas y reuniones no faltan pero Punta del Este no es solamente fiesta y reunión. Desaparecieron muchas cosas que ayudaban a un turismo de excelencia y hay que activarlo.

-Eso estimularía la participación ciudadana…
-Exacto y en ese sentido también tenemos pensado un polideportivo para todas las edades y centro de recreación para el adulto mayor. La gente mayor, extranjeros y uruguayos, se ha jubilado y se ha radicado en Punta del Este y la idea es que tengan su espacio. Por eso queremos hacer un estacionamiento tarifado con locales comerciales. Frente a la terminal de Punta del Este hay una plaza en la que queremos lograr un estacionamiento con un espacio sobre Gorlero con locales pequeños, más que nada de múltiples servicios, algo que funcione y esté todo el tiempo con precios normales. Queremos hacer una licitación para eso y quien no pueda presentarse, el municipio pondrá un especialista que los ayude a licitar. También queremos dar seguridad al turista y al turismo de cruceros en especial. Queremos impulsar los deportes náuticos y un servicio de salud portuaria para turistas.

-¿Cómo funcionaría ese servicio de salud?
-Cuando el turista llega pasa por Aduana y por Prefectura, pero no por sistemas de salud. Si llega con algún problema es obvio que no podemos captar si eso entra a nuestro país. Los turistas que están en cruceros están mucho tiempo recorriendo varios lugares y puertos, por eso necesitamos algo de bloqueo, un sistema con profesionales de la salud que se encarguen. Además trabajaremos en playas tarifadas con servicios de excelencia.

-¿Qué servicios incluirían estas playas?
-Las playas tarifadas en otros países son playas que tienen deportes náuticos, duchas, baños, paradores entre otras cosas. La idea es hacer dos playas tarifadas para que quien quiera ir a esas playas tenga un servicio de excelencia que levanta al balneario. Hay que estimular Punta del Este en invierno y verano y esta es una forma. Además incluirían la bandera azul que certifica la calidad de estas playas. Para lograr esa certificación hay que trabajar el tema de la higiene, el mantenimiento, la accesibilidad. Queremos que las personas que tienen dificultad para movilizarse puedan acceder a las playas que quieran.

Contenido publicitario