El edil frenteamplista Joaquín Garlo Alonsopérez, es uno de los candidatos más jóvenes que competirá el próximo 27 de setiembre por la administración del Municipio de Maldonado. El estudiante de abogacía de 23 años se inició en la vida política a los 12 años como militante, y desde los 18 trabaja en la Junta Departamental. Reconoce la militancia política como una “necesidad y una herramienta para transformar la realidad”, dice que el Frente Amplio debería ser más autocrítico y que en el equipo que lo acompaña para las próximas elecciones municipales hay un quiebre generacional con “mucha gente joven que no está contaminada por los pormenores de la vida político partidaria”. Como los dos anteriores candidatos entrevistados, Garlo mencionó el estado de las veredas y su intención de mejorarlas.

-¿Cuáles son sus planes para la alcaldía de Maldonado?
-Con el equipo de la lista 609 A estamos trabajando desde hace un largo tiempo pensando en una serie de propuestas reales y realizables, serias en el sentido del ámbito de competencia que tiene el municipio de Maldonado. Hoy por hoy el municipio de Maldonado tiene muy pocas competencias y muy acotadas. Tiene un presupuesto muy ajustado, y cada vez más ajustado, porque el Partido Nacional se ha encargado en estos cinco años de vaciar presupuestalmente a todos los municipios del departamento, pero particularmente el Municipio de Maldonado. En el entendido de que es un municipio capital y que la Intendencia se hace cargo de muchas cosas, este municipio está relegado. Una de las primeras banderas que queremos levantar es que el municipio tenga más competencias, que haga más cosas. Un municipio que trabaje, que esté más cercano a la gente, que responda a las necesidades e inquietudes de la comunidad. Porque al ser el tercer nivel de gobierno, el más próximo a la comunidad, debe atender de otra manera las necesidades de la gente y hoy por hoy no lo hace. En ese sentido insistimos en la necesidad de fomentar la participación ciudadana genuina, real, para poder recabar las inquietudes de la comunidad y dar respuesta a las mismas. La necesidad de generar espacios de diálogo y de intercambio, que hoy por hoy no existe, se vuelve una necesidad imperiosa. La conformación de la otrora mesa coordinadora de barrios, que existió hace mucho tiempo en Maldonado para nosotros sería muy importante. Donde las comisiones barriales, las que ya existen y las que esperamos que se formen a través del fomento por parte del municipio, se encuentren, intercambien experiencias, necesidades, donde se aprenda de las buenas y las malas experiencias y así encontrar soluciones para cada territorio. El Municipio de Maldonado también tiene que descentralizarse dentro del municipio. Para eso nosotros proponemos que el municipio salga a recorrer los territorios, que el concejo municipal se reúna quincenal o mensualmente en distintas partes del municipio. El Municipio de Maldonado es muy diverso, va desde el Arroyo El Potrero hasta el Arroyo Maldonado hasta Laguna del Sauce y hasta Abra de Perdomo, o sea, tenemos una diversidad territorial muy grande. Playas, sierras, bosque, campo, arroyo, laguna, una gran cantidad de espacios diversos con una diversidad demográfica, sociocultural, económica con distintas realidades que deben ser atendidas. El municipio en ese rol de cercanía tiene que salir a recorrer el territorio.
Por otro lado, Maldonado está en una situación bastante deplorable en lo que respecta a su infraestructura, sobre todo en su infraestructura vial. Y por eso nosotros proponemos un plan de mejoramiento y construcción de calles y veredas. Particularmente las veredas del municipio son un gran problema y es lo que la gente reclama. Y no es el ABC de municipio, porque en realidad hoy por hoy el Municipio de Maldonado no se hace cargo de esas cuestiones. No tiene cuadrilla, no tiene herramientas, no tiene materiales, no tiene maquinaria…

-¿Cómo van a actuar sobre eso?
-Ahí nosotros esperamos, una vez que lleguemos al Municipio de Maldonado, lograr una coordinación con fondos internacionales. Existen una gran cantidad de fondos internacionales que nosotros ya estamos coordinando con FLACMA, la Federación Latinoamericana de Gobiernos Locales, con quienes estamos en continuo contacto. También con la Federación Mundial de Municipios donde hay una gran oferta de fondos de la comunidad europea, de organismos internacionales que permitirían a Maldonado dar un salto importante en financiamiento de distintas obras que hoy por hoy no se pueden realizar porque el gobierno departamental del Partido Nacional no las prioriza, y porque el gobierno municipal de Maldonado no supo aprovechar los fondos de OPP. Hay un montón de dinero que vino de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto en estos últimos cinco años que no se ejecutó, que quedó guardado, quedó ahí a la espera de que el Municipio decidiera utilizarlo. Lamentablemente la gestión de la doctora Dina Fernández Chaves no priorizó el uso de esos dineros. Y no sabemos qué va a pasar ahora con esta situación tan particular que estamos atravesando con los fondos que podrían llegar a venir en el próximo período del gobierno nacional.

-¿Qué obras harán?
-Lo más inmediato son calles y veredas y después estamos pensando en las nuevas centralidades. Potenciar Maldonado Nuevo, que ya hoy por hoy tiene su teatro, su centro cultural, su plaza, pero eso se tiene que replicar en otros barrios de Maldonado. Es fundamental que cada barrio tenga una plaza, porque la plaza es un punto de encuentro, es una política no solamente de infraestructura urbana sino también de seguridad y convivencia. Recorriendo los barrios nos encontramos con que los vecinos nos reclaman en muchos barrios del municipio ‘queremos un parque La Loma en nuestro barrio’, y no es el parque La Loma en sí, sino es el espacio diverso cultural de esparcimiento y recreación que la obra simboliza. Y Maldonado necesita eso, espacios de encuentro, espacios donde estar los viejos, los jóvenes, los adultos en un lugar donde se sientan cómodos, donde pueda haber distintas actividades deportivas, culturales y de recreación. No es caro hacerlo, no son inversiones de gran envergadura, es posible hacerlo, tiene que existir voluntad política y también de la comunidad.

-¿Cómo es su relación con los candidatos que hay hoy para el gobierno municipal?
-Siempre ha sido muy buena relación desde la Junta Departamental con todos los candidatos de todos los partidos. No sé quién va a ganar la elección departamental, nadie lo sabe. Con cualquiera de los candidatos a la intendencia tenemos muy buena relación, del Partido Colorado, del Partido Independiente, del Partido Nacional. Con Rodrigo Blás compartimos cinco años trabajando en la Junta Departamental. Con el ex intendente Antía también hemos tenido resquemores políticos, pero siempre hemos mantenido un diálogo en las cuestiones medulares y naturalmente con los candidatos del Frente Amplio, con los tres tenemos una muy buena relación de trabajo, e incluso vamos acompañando a los tres candidatos.

-¿Qué significa ser el candidato al Municipio de Maldonado que acompaña a los tres candidatos a Intendente por el FA?
-Es una señal de unidad frenteamplista muy grande y también de darle la posibilidad a la vecina y al vecino, sea frenteamplista o no, de acompañarnos al Municipio con la lista 609 A y a cualquiera de los tres candidatos a la Intendencia. Es más, hay gente del Partido Nacional, del Partido Colorado que no se siente representada con sus candidatos a Intendente y por ninguno de los candidatos a Intendente de ningún partido y va a respaldarnos solamente al municipio, y respetamos esas decisiones. La idea es tener un diálogo fecundo y fraterno con toda la comunidad para poder representar de verdad en esa cercanía que el Municipio necesita.

-Va a ser un año difícil el que viene, post pandemia, ¿tiene alguna acción pensada en ese sentido para el Municipio?
-El Municipio de Maldonado hoy por hoy se hace cargo de la gestión de los dos comedores municipales que existen en Maldonado, uno en Villa Delia y uno en Maldonado Nuevo, que hoy por hoy están dando respuesta a esta emergencia alimentaria que estamos atravesando, consecuencia de la emergencia sanitaria. Nosotros entendemos que es importante ampliar el margen de trabajo de estos comedores municipales. Hoy por hoy INDA que es quien provee los materiales para la alimentación de tantas personas en estos comedores municipales no está aportando lo suficiente. Además es necesario que se amplíen territorialmente. Quizá sea importante la creación de un nuevo comedor municipal, que atienda a una gran parte de la población al Norte del municipio, todo lo que es la zona del barrio Benedetti, Nueva Esperanza, Los Eucaliptus, que dé una respuesta a toda esa población de esa zona que hoy por hoy se encuentra en una situación de verdadera emergencia, y que el municipio los tiene absolutamente abandonados. El municipio en estos cinco años ha estado ausente de todo ese territorio importante que comprende también Cerro Pelado y El Hipódromo. Todo ese territorio está sin cobertura municipal. El municipio no existe en esos territorios. Por gestiones de los concejales del Frente Amplio, por lo menos se logró que el municipio donara unas bolsas de papa cada tanto tiempo a una de las ollas populares que funciona en el barrio Benedetti, pero en realidad no existe una contención estatal del municipio en esas zonas que necesitan otra respuesta por parte del Estado.

-¿Cuál es para ti la función del Municipio?
-A mí me preocupa mucho como hay una gran cantidad de candidatos, sobre todo del oficialismo del Partido Nacional que no tienen ni la más pálida idea de lo que es un municipio y lo que hace un municipio. Y aquella persona que critica al municipio, que dice ‘es una institución inservible que no sirve para nada’ es porque en realidad no conoce verdaderamente el rol del municipio. Los municipios cumplen una función central que es la descentralización real del Estado. Es la primera oreja del Estado que tiene que estar al lado de la gente. Es quien tiene que tener una cercanía real con la gente, pero ¿qué pasa?, en Maldonado no hemos tenido en estos cinco años un municipio presente. Entonces la gente ni siquiera sabe dónde quedan físicamente las oficinas del municipio, y eso es lo que nosotros queremos cambiar. Queremos un municipio que haga, que trabaje. Tenemos un equipo muy grande y muy diverso. Nuestra primera suplente es la concejal Pepi Irene Goncálvez, con quien venimos trabajando ya desde hace mucho tiempo en coordinación, ella en el municipio y nosotros en la Junta Departamental. Tenemos también dentro del equipo de la 609 A gente vinculada a la cultura, al deporte, al ámbito educativo, al ámbito sindical. Y también tenemos una gran diversidad en el territorio, hay gente de El Hipódromo, de Maldonado Nuevo, de Cerro Pelado, de Las Delicias, del Centro de Maldonado, que eso también es importante, porque al ser un municipio tan diverso hay distintas voces en todo el territorio que necesitan ser escuchadas, y que las queremos representar en el concejo municipal.

-¿Algo positivo que haya visto del gobierno departamental?
-¿De la intendencia en estos cinco años? La construcción de distintas obras de infraestructura vial, por ejemplo en la zona de El Placer, cercano al arroyo Maldonado.

-¿Está de acuerdo con el realojo?
-El realojo era una necesidad y se concretó, y nosotros dimos el respaldo desde la Junta para que así fuera. Nos parece que es una buena política pública que debe ser acompañada con una serie de políticas sociales que de a poco se van desarrollando, pero ahí hay una buena obra que se hizo en estos cinco años. El otro día en una entrevista en una radio me decían ‘usted es conocido por ser el edil que revoluciona a la Junta y siempre está en critica con la administración’ pero la realidad es que cuando hemos tenido que dar los votos y el respaldo político a las cosas que están bien lo hemos hecho. Yo soy muy autocritico, conmigo mismo primero y con mi sector y mi partido político, que es uno de los debes que tiene el Frente Amplio, una autocrítica profunda, y bajar esa soberbia que lo ha caracterizado en los últimos años. Sobre todo cuando fue gobierno. Una soberbia que no le hizo bien, que le costó caro y que la gente la vio, la identificó y eso es lo que queremos cambiar también. Hay un quiebre generacional muy importante en nuestro equipo de la 609 A, hay mucha gente joven, mucha gente que es militante social o sindical o estudiantil que no está contaminada por los pormenores de la vida político partidaria que creemos que es importante recabar esas experiencias de otros ámbitos para poder mejorar la gestión pública.

Contenido publicitario

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre