accidente fatal p gallardo_5895

El promedio de fallecimientos por siniestros de tránsito fue 14,5 por cada 100.000 habitantes el año pasado, 6 % menos que en 2014”, el indicador más bajo en los últimos ocho años, destacó el presidente de la Unasev, Gerardo Barrios, quien presentó el informe anual respectivo este martes en la Torre Ejecutiva. Las cifras generales indican que en el mismo lapso se registraron 600 lesionados menos y 32 fallecidos menos.

Como consecuencia de 23.267 siniestros de tránsito ocurridos en el año 2015 en todo el país, 30.116 personas resultaron lesionadas, lo que implica un promedio diario de 83 personas incluyendo heridos de cualquier entidad y fallecidos.

De ese total un 1.7% resultó fallecido, lo que significa que en el año 2015 cada 17 horas murió una persona como consecuencia de un siniestro de tránsito en el país.

En este año 2015 se registraron descensos tanto en la cantidad de siniestros de tránsito, así como en heridos y fallecidos, con respecto a los registrados en el año 2014. Hubo una reducción del 5.9% de fallecidos respecto al año anterior (32 personas fallecidas menos), registrándose un total de fallecidos inferior a los valores de los últimos 8 años y confirmando la tendencia decreciente de la mortalidad en el tránsito.

Si se agrupan los heridos graves y fallecidos, que totalizan 4.549 en este año, puede verse una importante concentración en la Región Metropolitana Expandida (RME) que comprende los Departamentos de Montevideo, Canelones, Maldonado, San José y Florida, con el 62.6% de los fallecidos a nivel nacional. Es válido destacar que Montevideo concentra más de la mitad de los mismos, con el 34% del total.

En lo referido a la cantidad de heridos leves y graves resultantes de siniestros de tránsito, se logró quebrar la tendencia registrándose un descenso del 2,2% de los heridos leves y del 2,1% de los heridos graves respecto del año 2014.

Según jurisdicción

Considerando el total de lesionados que se registraron en el país se reafirma la tendencia, más del 85% de los lesionados en siniestros de tránsito que ocurrieron en vías de jurisdicción departamental, básicamente en las ciudades y caminos departamentales de todo el país.

Es así que en el 2015, más de 8 de cada 10 lesionados se registraron en ciudades y caminos departamentales y menos de 2 en Rutas Nacionales. Del año 2012 al 2015 la proporción de lesionados en siniestros de tránsito ocurridos en ciudades y caminos departamentales, en comparación con los ocurridos en rutas nacionales, viene en aumento (80% en 2012).

Por edades

Cuando se analizan las edades de todos los lesionados puede verse que la distribución según rangos muestra una fuerte concentración en los jóvenes entre los 15 y los 30 años, con un pico máximo en el rango entre los 20 y 24 años.

El grupo de niños comprendido entre 0 y 14 años suma 6.7% del total de lesionados, y si agrupamos los jóvenes entre 15 y 30 años concentran el 41% del total de lesionados. Casi el 60% del total de lesionados del 2015 tenía entre 15 y 39 años, siendo que la población actual en ese mismo rango representa el 36.7% del total del país.

Por su parte, los mayores de 60 años representan menos del 10% del total de lesionados, manteniéndose la proporción de años anteriores.

El informe señala que es interesante observar las diferencias en el rol de los lesionados que surgen cuando se introduce el sexo de los mismos como una característica adicional. Mientras que los conductores son mayoritariamente hombres (casi 3 de cada 4), la participación de mujeres se incrementa sustancialmente en los casos de pasajeros y peatones, pasando a ser la mayoría con casi el 60% en cada rol (proporciones similares a años anteriores).

 

Factores de riesgo

Los dos de los principales factores de riesgo de la siniestralidad vial son: el alcohol en conductores en general y el uso de cascos de protección en motociclistas.

Los datos que se presentaron en el informe corresponden a las espirometrías realizadas a los conductores que participaron en siniestros de tránsito en el año 2015. Se trata de todos aquellos conductores a los que se les pudo realizar el examen en el lugar del siniestro, ya que en ciertos casos, dada la gravedad de las lesiones o la urgencia del traslado no es posible que el funcionario policial actuante realice el procedimiento.

Durante el 2015 de casi 17.500 controles realizados a conductores que participaron en siniestros de tránsito en todo el país el 93.2% de los casos no se registró presencia de alcohol en sangre, proporción similar a la registrada en el año 2014.

Esto implica que menos del 7% de los conductores que participaron en siniestros de tránsito presentaron alcohol en sangre. De ellos un 0.9% tenía presencia de alcohol menor a 0.3 gramos/litro (Art. 45 – Ley 18.191, vigente a enero 2016) mientras que el restante 5.9% (1.030) presentó valores superiores a dicho límite, resultados similares a los obtenidos en el año 2014

Los controles que detectaron presencia de alcohol en sangre se mantienen dentro de rangos muy bajos, confirmando que las estrategias seguidas en el país con respecto a este factor de riesgo han sido exitosas en lo que respecta a las características de los conductores, si se discrimina según la franja etaria, en el gráfico siguiente puede verse que el grupo que en su franja presentó mayor porcentaje de espirometrías por encima de 0.3 gramos/litro fue el de 60 a 64 años (7,8%); seguidos por el grupo de 25 a 29 (7%) y 35 a 39 años (6,7%)

El 21% del total de las espirometrías realizadas fue a mujeres, de las cuales el 1,3% tuvo resultado positivo; y el otro 79% a hombres, resultando el 7,2% positivas.

Cuando se analiza según el tipo de vehículo que venía conduciendo, los mayores porcentajes de conductores con alcohol se detectaron en motociclistas, donde un 8.6% de los algo más de 7.000 motociclistas controlados presentaron valores superiores a 0.3 g/l.

Por su parte, en el caso de los conductores profesionales (de camiones y ómnibus), para los que el límite legal es cero, los porcentajes registrados no superan el 2% (niveles inferiores a los observados en el 2014)

 

 

Contenido publicitario