motinUn adolescente de 15 años y un joven de 21 fueron detenidos por la Policía de la seccional segunda de San Carlos después de su participación en un robo que cometieron en perjuicio de un comercio de la ciudad. Este martes, por resolución de la titular de la sede penal actuante, el menor fue imputado de una infracción grave a la Ley Penal prevista como el Delito de Hurto, por lo que se le inició un Procedimiento como Adolescente Infractor y se le obligó a concurrir al Centro La Estación de INAU, por el término de 60 días.

El pasado jueves 3 de abril la Policía carolina había recibido la denuncia de un hurto registrado en un comercio ubicado en la calle 18 de julio, de donde habían sustraído celulares, cámaras fotográficas y artículos electrónicos.
De acuerdo a la información recabada, la Policía dirigió sus sospechas hacia dos individuos que habían concurrido al local momentos antes de constatarse la falta de los efectos. Ambos fueron identificados y conducidos a la seccional. Al menor de 15 años se le encontró una cámara digital de color negro, que fue reconocida por el denunciante como de su propiedad.

Manotazo

Algo parecido ocurrió en la jurisdicción de la seccional sexta de Maldonado Nuevo, donde una ciudadana dejó constancia de que le habían hurtado un celular marca Samsung Galaxy, cuando se encontraba en el interior de un centro de estudios.

Mediante la información recibida, los efectivos policiales pudieron establecer que no serían ajenas al hecho dos mujeres que habían concurrido a dicho lugar. Ambas fueron citadas e indagadas sobre el tema, pero negaron haber cometido el robo.
No obstante, poco después se pudo determinar que una de ellas, menor de edad, tenía en su poder un celular de similares características al denunciado, por lo que el objeto fue recuperado y mostrado a la denunciante, que lo reconoció como de su propiedad.
La joven imputada, de 16 años, fue puesta a disposición del magistrado en lo penal de Segundo Turno de Maldonado. El juez solicitó que se realizara un “informe social y psicológico de la adolescente”, que deberá remitirse a la sede dentro del plazo de 20 días.

Piropos ofensivos

Un hombre de 41 años que se hallaba en la vía pública algo alterado por la ingestión de sustancias extrañas debió ser llevado al calabozo por unas horas. El hecho ocurrió este martes, hacia la hora 18, cuando alguien llamo al servicio de emergencia 911 para denunciar que el individuo estaba “cometiendo galantería ofensiva y promoviendo desorden en calles Sarandí y Pérez del Puerto”.
Personal de la Seccional Primera se constituyó en el lugar, identificaron al hombre y lo condujeron a la comisaría. El caso fue comunicado a la justicia, que dispuso que, luego de recuperar su lucidez, el sujeto fuera puesto en libertad.

Otra falta fue registrada días atrás en la ciudad de San Carlos, donde un joven de 18 años fue detenido cuando se encontraba “pintando la propiedad donde funcionaba la una oficina pública, ubicada en calles Maurente esquina 18 de julio”.
Al ser descubierto el joven intentó darse a la fuga, pero fue detenido y derivado a la Seccional Segunda. Compulsados los registros se supo que el muchacho ya había sido detenido en noviembre de 2013 por vandalismo. El caso quedó en manos de la justicia.

Contenido publicitario