Caso Vaz: extremaron medidas de custodia de los cinco detenidos

Cada uno de los cinco detenidos con arresto domiciliario cuenta con dos custodios policiales por cada turno de ocho horas

El juez penal Diego González Camejo dispuso en las últimas horas extremar las medidas de custodia de los cinco implicados en el caso conocido como “La mansión del sexo”, un operativo que demanda al menos treinta efectivos por día. Hasta el momento cada uno de los cinco detenidos con arresto domiciliario cuenta con dos custodios policiales por cada turno de ocho horas. Los efectivos se encuentran fuera de los lugares donde cumplen el arresto domiciliario total dispuesto por el magistrado.
Desde la víspera los efectivos ingresaron a las viviendas para tener a los detenidos bajo permanente observación sin ninguna barrera física que los separe.
La decisión del magistrado fue adoptada luego que un informe elaborado por la Jefatura de Policía de Maldonado advirtiere sobre las precarias condiciones de seguridad existentes en los domicilios de dos de los cinco detenidos con arresto domiciliario que cumplen la preventiva en el departamento de Maldonado.
“A entender del suscrito, atento a la detención de los autores materiales del homicidio y la inminente resolución judicial final el próximo 21 de agosto, desea poner a su conocimiento que a pesar de todas las medidas de seguridad adoptadas por esta Policía, existen probabilidades altas de fuga por las condiciones expuestas en donde los policías afectados a la guardia no cuentan con una visibilidad total de las viviendas pudiendo fugarse por los fondos”, sostiene el informe firmado por el encargado de despacho de la Jefatura de Policía de Maldonado, comisario general Julio Pioli.

Controlados
El magistrado, al recibir el informe, dispuso la adopción de medidas más severas de control de los imputados en este caso.
“En atención a lo informado por la Jefatura de Policía de Maldonado, el pedido fiscal de prisión preventiva y hasta la audiencia señalada, se dispone que la custodia policial se desarrolle en presencia de los imputados, sin barreras físicas, extremándose las medidas de custodia a efectos de impedir y obstaculizar cualquier tipo de maniobra evasiva, comuniquese de forma urgente”, sostiene la resolución del magistrado a cargo de la instrucción del caso. “En caso de cualquier tipo de irregularidad o inconveniente en el cumplimiento de la custodia deberá informarse en forma urgente a la Sede”, agrega la referida medida dispuesta por Diego González Camejo.
Uno es el caso de Lulukhy Moraes Pinto, ex pareja de la víctima y que actualmente cumple el arresto domiciliario en una casa de ocho dormitorios y de 250 metros cuadrados de superficie, inmueble ubicado en un exclusivo barrio de Punta del Este. Dos efectivos policiales custodian la finca en un móvil policial. Moraes Pinto se quejó en más de una ocasión que el vehículo policial pisa el césped de su casa. El informe policial advierte al juez que a la referida propiedad ingresa una gran cantidad de personas en diferentes vehículos matriculados en Argentina y en Brasil. “Los policías no cuentan con baños, lo que es necesario el relevo por un móvil para que éstos se dirijan a la unidad policial más próxima o a la portería del complejo, en ocasiones no se permite el uso de los mismos”; afirma el documento.