En una exposición planteada la pasada semana, en la Junta Departamental, el edil frenteamplista Andrés de León dio cuenta de las necesidades que está padeciendo el Centro de Rehabilitación Ecuestre Sueños Reales, de Piriápolis, y estimó que dejará de funcionar si no recibe un rápido apoyo económico de la comuna. La situación indignó al legislador, por cuanto aseguró que la IDM tardó cuatro meses en contestar a la ONG que no mantendrá la ayuda que le daba la pasada administración.

De León comenzó por referir “lo que tuvo que seguir un expediente en la Intendencia sobre un pedido de colaboración”. Se trataba del expediente Nº 2015-88-01-10.676 por el que el Centro de Rehabilitación Ecuestre “Sueños Reales”, “le solicitaba colaboración económica a la Intendencia de Maldonado después de que se le había vencido el aporte que le otorgaba el gobierno anterior”.

“Iniciaron el expediente el 3 de julio de 2015 en la sección Políticas Diferenciales de la Intendencia de Maldonado, donde le solicitaron una serie de documentos para agregar a los que ya habían entregado, por lo que esa sección lo ingresa al sistema el 3 de agosto de 2015. Eliana González, directora de esa área, le comunica telefónicamente a la encargada del instituto que ella eleva un informe favorable a la colaboración y lo envía a la sección Desarrollo e Integración Social, donde ingresa el 10 de agosto del 2015. Desarrollo e Integración Social, después del informe, lo envía, el 8 de setiembre, a la sección Descentralización, quien lo informa favorablemente y lo envía nuevamente a Políticas Diferenciales el 11 de setiembre de 2015”, explicó.

Para allá y para aquí

“Políticas Diferenciales informa que como no reciben colaboración de ningún Municipio de la zona lo envía nuevamente a Desarrollo e Integración Social el 15 de setiembre, en varias oportunidades se comunican con esa sección y le informan que estaba para la firma del director del área, el señor Eduardo Costa.

Al pasar un mes y no tener respuesta del área de Desarrollo e Integración Social, (los miembros de la ONG) solicitan una entrevista con el director Eduardo Costa, quien la concede para el día 23 de octubre a las 9:30. A la misma concurrieron madres de chicos con capacidades especiales, quienes concurren con sus hijos, e integrantes de la Comisión de familiares del Centro Sueños Reales”, refirió.

“En esa entrevista le plantearon al señor Eduardo Costa la necesidad de recibir colaboración económica, ya que, de no hacerse efectiva, este centro no podría seguir funcionando. Además le comunicaron que este centro de rehabilitación ecuestre fue declarado de interés departamental por el intendente de Maldonado en agosto de este año 2015. El director de Desarrollo e Integración Social, Eduardo Costa, se muestra muy positivo y le transmite que tiene voluntad de colaborar con el centro, pero que no puede decir con exactitud con cuánto dinero y que a la semana siguiente a la entrevista, 26 de octubre, obtendrían la respuesta”.

Sin embargo, el edil dijo que la ONG no obtuvo respuestas en el plazo indicado por ese director, por lo que se comunicó “con las secretarias, Lorena y Mónica, asesoras de esta división, quienes quedaron en darle una respuesta para la semana posterior, o sea del 3 al 6 de noviembre. Como no recibieron respuesta, el viernes 6 de noviembre vuelven a comunicarse con esta secretaria, Mónica, quien le informa que el expediente lo había enviado ese día a la Unidad de Coordinación de Políticas Sociales de la Intendencia y que el lunes 9 llamara a esa unidad y hablara con Mariela, la secretaria del Director de Unidad, el señor Menéndez, para consultar sobre el estado del expediente”, indicó.

De León se extendió luego en otros detalles de la enrevesada historia del expediente y su errático derrotero por las oficinas de la IDM. Finalmente, dijo, la ONG supo que la IDM no seguiría colaborando con su funcionamiento “por falta de presupuesto”.

“Esto significa que los integrantes del Centro Sueños Reales ‒sus alumnos, sus familiares y el equipo multidisciplinario que trabajó con tanto afecto y abnegación‒, que se ilusionaron frente a la información positiva que se les iba transmitiendo sobre el expediente, diciéndoles que siguieran adelante, ahora se encuentran con que tendrán que cerrar el centro”, protestó de León.

“Este Centro de Rehabilitación Ecuestre, que atiende a 26 niños en la Zona Oeste, que fue declarado de interés departamental por esta Junta y por el propio intendente, que viene trabajando desde hace un año y que obtuvo colaboración de la Intendencia en la gestión anterior por un período de cinco meses, a partir de julio no pudo seguir pagando los sueldos. Solo puede pagar los viáticos y la alimentación de los animales con la colaboración del BPS, que es solo la tercera parte del costo por alumno para dicha institución”, indicó.

El edil advirtió además que, “de no hacerse efectiva la colaboración de la Intendencia, el Centro de Rehabilitación Ecuestre no podrá seguir funcionando y tendrá que cerrar, quedando los 26 chicos sin sus sesiones y sin el tratamiento que allí venían realizando”.

Falta de respeto

“Quería transmitirles esto: estuvieron cuatro meses para decirles que no. Me parece una falta de respeto, una falta de sensibilidad. Todos sabemos que la Intendencia ‒la que pasó, la que viene y las que vendrán‒ colabora con la mayoría de las instituciones ‒lo dije una vez discutiendo: si no colaborara, cuanta organización hay en este departamento que cerraría sus persianas‒, pero la verdad es que me preocupa el tratamiento que tuvo esto, la contestación y el doble criterio”, señaló.

Asimismo, explicó que el “doble criterio” tiene que ver con “una resolución de la Intendencia, firmada por el secretario general, Diego Echeverría, el 7 de octubre, y por el intendente el 8 de octubre, donde se le otorga una colaboración de $330.000 a la ONG Esalcu Beraca. Yo no cuestiono el trabajo que hace Beraca, pero me parece que el tratamiento debe ser igual para cada institución. Quiero saber qué criterio se tiene para colaborar y por qué aparentemente algunas tienen coronita y otras no”, afirmó.

“Y voy a apelar a la sensibilidad del señor intendente, ingeniero Antía, para que revise este caso y que, por lo menos, le dé el oxígeno para terminar este año y después, en el Presupuesto, se discutirá cómo se colabora con todas las instituciones. Eso por un lado. Voy a pedir que estas palabras vayan directamente al señor intendente, que es el que corta el bacalao”, concluyó.

Contenido publicitario