Cerema firmó un convenio con Asse y aseguraría su permanencia

Pocas horas después de que se firmara el acuerdo interinstitucional para brindar continuidad a Cerema, por el que la institución recibirá, en principio, 1.5 millones de pesos de ASSE, se conoció que la primera partida de dinero demorará varios días en llegar, por lo tanto no hay dinero para abonar los salarios del mes de mayo. Otras fuentes indicaron, además, que los funcionarios analizan tomar alguna medida en virtud de esta situación.

Como se había anunciado, este lunes se firmó el acuerdo interinstitucional en Asse y Cerema. ASSE anunció que aportaría 1.5 millones de pesos para asegurar su normal funcionamiento durante un año, aunque “la apuesta” es convertirlo en un centro regional de rehabilitación, se adelantó.

En la instancia. el presidente de Asse, Marcos Carámbula, dijo que la firma de este acuerdo “es un primer paso. Es el reconocimiento a la labor que viene desarrollando Cerema, que inclusive se está dando con pacientes de Asse”.

Informó que, en esta etapa, se trata de un aporte de 1,5 millones de pesos, que se va a volcar en dos tramos y destacó que el convenio prevé “la incorporación de un número mayor de pacientes de salud pública, de Asse, que puedan ser derivados desde nuestros centros, siempre con una perspectiva regional”.

Informó que el acuerdo es por un año y que habrá una Comisión de Seguimiento, con representantes de Asse y de Cerema, para ir evaluado su cumplimiento y asegurar la continuidad de ese centro. No obstante, señaló que la apuesta es para que Cerema “sea un proyecto regional” para atender a personas con discapacidad.

 Cheques

Sin embargo, menos de 24 horas después de firmado el acuerdo, se pudo establecer que la primera partida de dinero que reciba el centro demorará varias jornadas y que, nuevamente, no hay fondos para abonar el salario del personal este mes. Hasta ahora, mes a mes, el centro se financiaba con dinero aportado por la comuna, pero los cheques nunca han llegado de manera regular, dijeron fuentes allegados al tema. A causa de esa situación voceros del Frente Amplio dijeron que solicitarán que la IDM también firme un convenio para asegurar su colaboración con el centro.

Cerema fue construido y fundado durante la pasada administración comunal y funcionó cinco años mantenido principalmente por dineros de la Intendencia. La actual administración sostiene que el lugar debe ser sustentado también por las autoridades de Salud Pública por cuanto atiende pacientes de otros departamentos.

A todo esto, una fuente consultada por la emisora FM Gente, dijo que este martes fue comunicada la imposibilidad de pagar los sueldos y que al momento no se manejaban vías de salida ya que la Intendencia estaba al día con el pago de la partida que dispone mensualmente para el establecimiento.

De hecho, el último viernes antes de Semana de Turismo la IDM había adelantado una partida para que los trabajadores pudieran hacerse de sus haberes. Luego volvió a pagar otra partida para que el centro pudiera continuar funcionando.

 Adelante

Durante la firma del convenio cumplida el lunes, el director general de Vivienda, Desarrollo Barrial y Salud de la IDM, Alejandro Lussich, manifestó su “satisfacción” tras el acto. “No estamos más en soledad apoyando y respaldando a esta institución tan importante para Maldonado y para todo el país”, remarcó.

El jerarca se alegró porque, tras varios planteos, las nuevas autoridades de ASSE se hicieron eco de la “necesidad de preservar este centro, casi único en nuestro país. A partir de ahora hay que trabajar en nuevos convenios que permitan darle tranquilidad a la institución, a los pacientes y a los trabajadores. Y lograr que, en el futuro, el estado lo sustente de manera general”, junto con el aporte de las empresas privadas que derivan pacientes al centro.

Recordó que la IDM aporta “casi 300 mil pesos en efectivo, más los consumos de energía eléctrica y agua potable, más personal… Es un aporte, en total, de unos 700 mil pesos mensuales”.

Por su parte, Juan Lladó, integrante de la directiva de Cerema, dijo, que “arranca un nuevo camino; se va a conformar una comisión de trabajo con la gente de ASSE, donde vamos a definir el futuro de Cerema. Y ahí se va a ver la atención a la discapacidad a nivel nacional, porque Cerema es el primer centro de atención de tercer nivel que hay. Y quizás se precisen dos o tres más en el país. Así que somos como el faro que va alumbrando el camino”.

También dijo que “la Intendencia de Maldonado va seguir colaborando”. “El local es de la Intendencia, hay un convenio firmado por 20 años y no hay ningún inconveniente. Seguiremos trabajando con el gobierno nacional y con el departamental, porque esta es una obra que interesa a toda la comunidad”, indicó. Cerema atiende a unos 50 pacientes por mes y adelantó que, seguramente, ingresarán más en el futuro, dijo Lladó. El centro paga en salarios alrededor de 400 mil pesos mensuales.