cerema

La reunión realizada esta semana para analizar la viabilidad económica del Centro de Rehabilitación de Maldonado, Cerema, concluyó con buenos augurios. El director de la institución, Dr. Hugo Núñez, comentó ayer a FM Gente que el MSP, el MIDES y ASSE lograron un acuerdo para que siga funcionando. No obstante, aún no se especificó de dónde saldrá la financiación para mantener el centro abierto al público. Días atrás, el intendente Enrique Antía dijo que la comuna entregaba mensualmente una importante suma a la institución y que no estaba a su alcance seguir manteniéndola, por cuanto su tarea era resorte de otras reparticiones del estado.

La reunión tuvo lugar este miércoles en el Hospital de Maldonado y contó con la presencia del director de la Regional Este de ASSE Dr. José González, autoridades y profesionales de Cerema y el diputado frenteamplista por Maldonado Óscar de los Santos.
Después del encuentro, el doctor Hugo Núñez insistió en que el Cerema vive “una situación de incertidumbre” a pesar de que es el único que atiende en el país casos de discapacidad de alta complejidad. Actualmente atiende a entre 50 y 65 pacientes adultos o de la tercera edad, muchos de ellos lesionados en accidentes de tránsito.
Núez comentó además que la ONG ha atendido unos 2.800 pedidos llegados de todo el país. “Crece la demanda y crece el presupuesto”, destacó. Asimismo, dijo que, en su condición de asociación civil sin fines de lucro, Cerema “por sí sola, no puede afrontar el desafío financiero que significa tener las puertas abiertas”.

Convergencia

El jerarca también informó que había mantenido varias reuniones con jerarcas nacionales y departamentales y había hallado “una convergencia de deseos y de compromiso de trabajo para encontrar una solución, para que la institución sea mantenida en su función”.
“Las soluciones no pueden salir en una reunión de una hora. Es muy complejo. La situación es crítica, pero nos vamos conformes. Lo que podemos plantear como soluciones es el compromiso de ASSE, de Salud Pública, del Mides a través del Pronadis (Programa Nacional de Discapacidad) de trabajar en forma conjunta para articular la participación de los diferentes actores en beneficio de la atención de las personas con discapacidad de alta complejidad. Eso es lo que realmente estamos buscando. Es un problema que tiene el país, no es un problema que tiene solo Cerema”, señaló.
Núñez dijo que Cerema maneja un presupuesto “del entorno de los 950 mil pesos por mes”, pero no especificó cuánto falta cubrir ni a qué monto asciende el aporte que realiza la Intendencia de Maldonado, que además de aportar fondos colabora con recursos materiales y abona los sueldos de los funcionarios. Según Antía, la Idm desembolsa unos 850.000 pesos mensuales.

Contenido publicitario