policiasEn apenas una semana, la Policía de Maldonado logró cerrar dos bocas de venta de drogas ilícitas. En esta segunda oportunidad, el lugar quedó en evidencia después de que fuera visitado por malvivientes que intentaron robarse el dinero. El dueño del lugar hizo la denuncia y terminó detenido por su actividad ilícita

Todo comenzó días atrás, cuando alguien denunció al teléfono de emergencias que había ocurrido una rapiña en una finca ubicada en jurisdicción de la Seccional Primera.

Agentes de la Dirección de Investigaciones y de la Policía Científica se entrevistaron con el propietario de la finca, quien expresó que en momentos que se encontraba pernoctando, cuatro personas ingresaron a su vivienda, provocaron desórdenes, y le exigieron la entrega de su dinero mediante amenazas con un arma de fuego. Finalmente, se sustrajeron $18.000, un Lcd 40´ marca Samsung y una computadora Olidata.

Luego de exhaustivas investigaciones y análisis de inteligencia que demandaron horas de actividad al personal actuante, varias personas relacionadas con la víctima fueron indagadas y se pudo determinar que en ese domicilio funcionaba una boca de venta de estupefacientes.

El pasado martes la Policía realizó una inspección ocular en la finca mediante la debida autorización del propietario; como resultado la Policía se incautó de una balanza de precisión y de dos envoltorios pequeños con restos de sustancia blanca que se encontraban arrojados en el baño. Así es que la Justicia dispuso la detención del denunciante y de otras cinco personas en calidad de emplazadas. Este miércoles el magistrado actuante dispuso el procesamiento con prisión del masculino de iniciales R.A.G.M, de 44 años de edad, por la comisión de un delito Continuado de Suministro de Sustancia Estupefacientes. En tanto, la Policía continúa trabajando para esclarecer la rapiña y reunir nuevas declaraciones en torno a la comercialización de estupefacientes que realizaba el ahora imputado.

Otra rapiña aclarada

Los efectivos de la seccional sexta también aclararon otra rapiña que había sido denunciada en la madrugada del pasado martes 10 y había tenido lugar en inmediaciones del Camino Aparicio Saravia. Dos individuos abordaron al denunciante y amenazándolo con un arma de fuego le sustrajeron la moto Winner color roja de su propiedad. El damnificado aportó información del autor de los hechos. Horas después, efectivos del Cuerpo de Radio Patrulla realizaban recorridas por esa jurisdicción cuando detectaron que en la esquina de la calle 4 casi 7, se encontraba abandonada una moto de similares características a la denunciada.

Allí también se encontraba un individuo que fue visto momentos antes de ocurrida la rapiña en compañía del autor del hecho, por lo que fue conducido a la seccional e ingresó en calidad de detenido.

Más tarde, mediante la debida orden de allanamiento, se inspeccionaron dos fincas de la zona en procura de la detención del presunto autor. Los registros no arrojaron nada positivo, pero el requerido fue capturado luego, oculto en un vehículo fuera de circulación que estaba estacionado en la vía pública.

Finalizadas las actuaciones policiales, el titular de la Sede Penal de Segundo Turno dispuso el procesamiento con prisión de Ruben Fabián Clavijo Colman, de 24 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por la comisión de un delito de Rapiña Especialmente Agravado por haberse cometido con Pluriparticipación y con arma. Queda por decidir la suerte del segundo involucrado.

Arrebatadores

Las fuerzas del orden también aclararon dos arrebatos denunciados en los últimos días. Uno de ellos se registró el martes en la noche en el cruce de Michelini y Roosevelt en perjuicio de una señora que se encontraba en el estacionamiento del supermercado y cuando se disponía subir a su vehículo, fue abordada por un desconocido que le sustrajo el monedero que llevaba en su mano y se dio a la fuga hacia la calle Dodera.

Efectivos de la Base Sable se hicieron presentes en el lugar y hallaron un celular marca Verykool que el delincuente había dejado caer en su huida, por lo que lo identificaron en cuestión de minutos. Siendo las 1:10 horas del miércoles efectivos policiales transitaban por calle Batalla del Cerrito cuando avistaron a un conocido delincuente, y basados en la información obtenida, lo detuvieron en averiguaciones sobre el hecho en cuestión.

En el momento de la detención se le halló entre sus ropas, la suma de $ 360, una medalla con la imagen de una virgen y un desodorante, todos efectos hurtados a la mujer. En sus declaraciones, el sujeto confesó la autoría del arrebato y dijo que luego de consumado el ilícito se descartó del monedero y los documentos en un contenedor ubicado en Arturo Santana y Rincón. Allí fue todo recuperado y documentado por personal de Policía Científica.

La magistrada que actuó en el caso determinó el procesamiento y prisión de Roberto Omar Bluma Vázquez, poseedor de antecedentes penales, por la comisión de Un Delito de Hurto Especialmente Agravado.

En moto

El otro arrebatador detenido fue un joven carolino de 19 años que este miércoles a las ocho de la mañana robó la cartera a una señora que caminaba por Carlos Cal y Ramírez. La Policía salió en procura del ladrón, que viajaba en moto con un compinche, y no tardó en encontrarlo. Allí comenzó una persecución que culminó cuando los sujetos abandonaron el vehículo y huyeron corriendo a campo traviesa. Como la moto no era robada, la Policía identificó a su propietario, al que detuvo cuando regresaba a su casa. Se trataba de S.A.M.R., de 19 años de edad, que poco después fue sometido a la justicia.

La magistrada actuante dispuso su procesamiento sin prisión por un delito de Hurto Agravado “por ser la sustracción por despojo de las cosas que la víctima llevara consigo y haberse cometido el hecho con la intervención de dos personas “. Como medida sustitutiva, el joven deberá presentarseante las autoridades policiales de su domicilio tres veces por semana por un plazo de 90 días.

Contenido publicitario