PATRULLASDos jóvenes, de 18 y 20 años de edad, fueron procesados por la justicia después de que protagonizaran un accidente de tránsito y huyeran del lugar sin socorrer a las víctimas que, casualmente, eran agentes policiales.

El hecho se remonta a la madrugada del pasado domingo 31 de agosto. A eso de las 3.30 de la mañana, alguien llamó al servicio de emergencia 911 para informar que se había producido un choque en el cruce de las calles Francisco Lavalleja y Manuel Oribe. Allí una camioneta había embestido a un patrullero perteneciente a Seccional Sexta de Maldonado lesionando a dos efectivos

El móvil policial circulaba por Francisco Lavalleja y pretendió doblar a la izquierda por Manuel Oribe. Al realizar la maniobra apareció la camioneta. Tras el choque una persona se bajó, observó a los agentes lastimados y luego salió huyendo.
Los funcionarios policiales fueron asistidos por un móvil de emergencia; la acompañante resultó con fractura de tabique nasal.
Más tarde una ciudadana se presentó en la subcomisaría de San Rafael y radicó la denuncia del hurto de una camioneta marca Chana, color azul, que presentaba su paragolpe trasero abollado. Las averiguaciones practicadas establecieron que el vehículo hurtado era el que había participado en el accidente y sus tripulantes, una hombre y una mujer fueron detenidos.
Luego de elevadas las actuaciones policiales a la Sede Penal de Décimo Turno, la magistrada actuante dispuso el procesamiento sin prisión, bajo caución juratoria de Darío Waldemar Tolosa Mena, de 20 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por la presunta comisión de un delito de Omisión de Asistencia en Reiteración Real con un delito de Simulación de Delito.
La joven de 18 años que lo acompañaba, de iniciales Y.D.D.R., también fue procesada sin prisión bajo caución juratoria, por la presunta comisión de Un Delito de Omisión de Asistencia. Como medida sustitutiva deberá guardar arresto domiciliario nocturno por un lapso de 30 días.

Lesiones personales

Otro joven de 18 años fue procesado sin prisión por agredir a un individuo. La denuncia fue radicada verbalmente ante la Unidad Especializada en Violencia Doméstica de San Carlos el pasado domingo por un ciudadano mayor de edad, por agresiones, amenazas y daños contra su hijo.
El agresor, según se supo, tenía la prohibición de acercarse al domicilio del denunciante, pero a pesar de ello ése día ingresó a su casa sin autorización. El sujeto se hallaba fuera de sí, agredió físicamente al joven, profirió amenazas de muerte y al retirarse de la vivienda rompió un vidrio del vehículo del damnificado.

El agresor, identificado como iniciales D.F.P., de 18 años de edad, fue procesado sin prisión por un delito de Lesiones Personales.

Por hurto

Este lunes, en tanto, la jueza letrada en lo Penal de Segundo Turno de la ciudad de San Carlos dispuso el procesamiento sin prisión de M. A. B. D. por la comisión de “Hurto Especialmente Agravado por la penetración domiciliaria”. Como medida sustitutiva le impuso el arresto domiciliario en el horario nocturno de 20 a 7 por 60 días, mientras que otro sujeto relacionado con el hecho fue liberado.
Todo comenzó en horas de la noche del pasado domingo, cuando alguien denunció el hurto de una garrafa de 13 kg en la intersección de Continuación Avda. Rocha y la calle Lavalleja. En el lugar se constituyeron efectivos policiales en móviles de Radio Patrulla y de la Seccional Segunda, quienes detuvieron a M.A.B.D. de 18 años de edad, cuando caminaba cargando una garrafa al hombro. Otro sujeto fue visto huyendo del lugar.
Más tarde se registró la denuncia del hurto de la garrafa y, horas después, se supo que un sujeto intentó ingresar a una casa ubicada en la Avenida Rocha y Calle Ejido. El desconocido no logró su propósito porque el ocupante de la finca advirtió sus movimientos, por lo que huyó del lugar. Momentos después, los policías actuantes detuvieron a un individuo cuya descripción física coincidía con la de quien había intentado ingresar a esa vivienda.

Cayó el ladrón de Juegarte

La Policía de San Carlos logró detener este lunes a quien robó varios juegos y consolas de la muestra Juegarte que se desarrollaba en esa ciudad. Según informó FM Gente, se trataba de un joven que había sustraído algunos equipos cuyo costo rondaba los dos mil dólares. Ignorando el hecho, el muchacho llegó a vender algunos de los objetos en solo 100 pesos.

Para robar los equipos, que estaban en exhibición, el joven eludió una valla y una mesa en la que había personas disfrutando de los videojuegos. Esto permitió que se lo identificara rápidamente y que algunos concurrentes aportaran su nombre y dijeran donde se domiciliaba.
Los organizadores del evento recuperaron dos consolas que habían sido robadas sin los transformadores necesarios para funcionar con baterías. De todos modos el ladrón confesó a quienes había vendido lo robado.

Contenido publicitario